martes, 14 de febrero de 2012

A la caza de la ¿mejor? dieta en internet

La revista Consumer, en su número de febrero de 2012, presenta un análisis de varias webs para perder peso, tras realizar un examen de su contenido y del procedimiento que utilizan para ofrecer la información. Las conclusiones son muy claras: poca fiabilidad de la información y muchos menús/dietas que no cumplen con criterios mínimos de calidad dietética.

Consumer registró en diez webs de adelgazamiento online a 4 mujeres con perfiles diferentes. Se analizó la información previa que se consultaba por la web, la información que se ofrecía al usuario, si el tratamiento se adaptaba a las necesidades de cada persona y finalmente si las dietas cumplían criterios y se adaptaban a las recomendaciones oficiales.

¿Debería ser la autoridad sanitaria la que se encargue de revisar este tipo de webs? ¿O hay que confiar en la inteligencia colectiva para que mediante el boca-oído dejen de consultarse? La valoración que ofrece el reportaje no necesita mucha explicación:


Aunque, si tan malas parecen ser, ¿a alguien le funcionan? ¿Existe un efecto placebo en algunas dietas? ¿Las más caras funcionan mejor? Para encontrar respuestas, nos dejamos llevar por la música.

3 comentarios:

  1. Está claro que prima la ley del mínimo esfuerzo... y lo que me llama la atención es que las personas estén dispuestas a pagar por dietas que la mayor parte de las veces no funcionan o ponen en riesgo la salud. Yo he perdido 14 kilos desde julio para acá, con esfuerzo, con limitaciones pero con dieta variada, sana y sin hambre. Barato, barato, barato...
    Creo que esto debería regularlo alguien y clasificar como «no saludables» las que no lo sean, que se avise a los usuarios y se impida la propaganda del que se forra a costa de la salud de los demás. Aunque si alguna gente fuma, toma drogas y conduce a 200 km/h por voluntad propia, las dietas y su riesgo son pecata minuta
    Besos miles

    ResponderEliminar
  2. Regular este tipo de webs es tan imposible como regular las que venden fármacos falsos. Y en cuanto a la inteligencia colectiva. Permiteme que discrepe. La gente quiere adelgazar y usar una 34 de talla sin esfuerzo. De ahí la proliferación de las dietas dukan y demás sandeces.
    5 comidas al día, ejercicio aeróbico son las únicas fuentes para perder peso en salud.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días
    Voy a empezar pidiendo perdón porque me temo que voy a llevar la contraria.
    Antes que nada enhorabuena Lola. Toda mi admiración.
    Perder peso y mantenerlo a medio y largo plazo por desgracia es algo muy difícil para la inmensa mayoría de las personas con sobrepeso, que más allá del esfuerzo conlleva una lucha continua contra señales (hormonas) procedentes de varios órganos, cerebro incluído, que en estas personas son diferentes respecto a personas con normopeso.
    http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0031089
    Llamarlo esfuerzo es poco, os lo aseguro.
    Cuando además, estamos en un medio en el que la comida de alta densidad calórica abunda, la "lucha" puede hacerse insostenible.
    Pienso que en el futuro en los casos en que las medidas higiénico-dietéticas no sean suficientes, la obesidad se tratará con fármacos como la hipertensión, como otra enfermedad crónica que es.
    Hay formas de perder peso en salud, con control médico, y deben tratar de reeducar para no volver a recuperar lo perdido. Ahí sí que la actividad física y comer equilibradamente tienen su papel, en mi opinión.

    ResponderEliminar