martes, 20 de marzo de 2012

Escuchar y tratar con la webcam: un caso (casi) real


¿Os imagináis una terapia psicológica online? Pues una buena forma de saber algo más de ese tipo de terapia es con una serie de televisión que protagoniza Lisa Kudrow (más conocida por su papel de Phoebe en Friends). La serie, llamada Web Therapy, y basada en una serie online del mismo título, se centra en una psicóloga algo peculiar que cree que las terapias habituales de 50 minutos no aportan mucho al paciente. Por ello, crea una consulta online con terapias de 3 minutos de duración para que así nadie pierda el tiempo (algo que no parece muy profesional, ejem ejem).

Lo más llamativo de la serie es el formato (basada en la pantalla del Mac de la protagonista, con las dos ventanas abiertas, la del paciente y la de la terapeuta) y los problemas que implica este tipo de terapia (principalmente de comunicación, y algunos de tecnología). Una serie diferente que se puede seguir en castellano en Canal + (se empezó a emitir en febrero de 2012), aunque también podéis ver los capítulos de la serie online original. 

Os dejamos con una de las terapias que aparecen en el primer capítulo (sin spoilers, por supuesto). Un claro ejemplo de nuevas tecnologías orientadas al paciente, ¿no?

11 comentarios:

  1. Expectante estoy ante las respuestas a este post.

    ResponderEliminar
  2. Igual si ella se calla, el paciente podrá hablar jajajajaja Tiene muy buena pinta, yo no me lo pierdo. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de los "problemas" de la prota: que son 3 minutos y siempre habla ella. No se como tiene clientes!

      Eliminar
  3. LO de las sesiones breves lo inventó Lacan que tenia la consulta y su escalera llena de pacientes y e sun poco lo mismo que hacen los medicos de otras especialidades. Entrevistas breves y frecuentes, cuando el paciente no aporta suficiente material Lacan lo despedía, pues es bien sabido que para el inconsciente no existe el tiempo, pero eso si: les cobraba igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lacan era listo, jajajaja. ¿Y se siguen mucho sus teorias?

      Eliminar
  4. Pues a mi no me desagrada el modelo... lo breve si breve dos veces bueno. A veces hablamos más de la cuenta :-)

    ResponderEliminar
  5. ¿Y el hecho de que sea por videconferencia? Ella le pone el tono cómico, pero si lo vemos desde el dramático de las situaciones reales?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es mi gran duda: ¿que ocurre cuando se trata de una situación dificil? ¿El paciente se siente bien hablando a su webcam?

      Eliminar
  6. nunca he intentado terapia por videoconferencia, pero si he tenido muchas conversaciones por Skype; FaceTime, etc. y no se si el "canal" reúne las condiciones adecuadas para tener una sesión.

    Creo que la decisión de "videoconferencia o presencial" dependerá en gran medida del enfoque que se utilice, puesto que serán las premisas metodológicas de dicho enfoque las que determinen si justifica el uso de esta vía o no. Todo tiene sus pros y contras, y creo que la decisión tiene que responder "¿lo que yo pretendo hacer en una sesión presencial, y lo que intento alcanzar con mi cliente, es posible hacerlo on-line?".

    En lo personal, estoy formándome en Problem Solving Estratégico (Escuela de Arezzo) donde la comunicación persuasiva es primordial, y no estoy seguro que se pueda hacer lo que se requiere (en tono, entonación, lenguaje corporal, prosémica, etc...) via webcam. Imaginemos que en el momento en que debes hacer una sentencia super importante, se te congela la imagen, o el sonido se distorsiona. El efecto se vería increiblemente disminuido

    Pero estoy abierto a que me prueben equivocado....quien sabe los avances en videoconferencia o los avances en los modelos de intervención....

    Saludos...
    D

    ResponderEliminar
  7. Es evidente que el sistema no vale para todo y que tiene muchas dificultades que salvar pero también ventajas: comodidad, disponibilidad, acceso a especialistas en zonas desfavorecidas, mayor capacidad de elección del paciente, más vías de facturación para el terapeuta.

    Los profesionales que lo practican están contentos, los que no lo hacen son súper escépticos, con mayúsculas. ¿Qué opinarán todas las nuevas generaciones digitales que tienen en internet a una de sus grandes vías de comunicación?

    ResponderEliminar