lunes, 6 de agosto de 2012

Bilirrubina eficiente



Uno de los valores en alza en épocas de crisis es la imaginación. Volver a darle la vuelta a los procesos o repensar la realidad son métodos que pueden ayudar a aportar algo más de eficiencia al sistema. Y hoy traemos un ejemplo al respecto.

El gasto en pruebas diagnósticas de laboratorio (bioquímica) es muy elevado en todos los centros sanitarios. Millones de euros, millones de determinaciones, pruebas complejas unidas a pruebas de rutina que muchas veces se solicitan por costumbre, y un coste unitario muy bajo pero muy elevado en su conjunto.

Un ejemplo de todo el camino que nos queda por recorrer lo encontramos en un reciente artículo publicado en la revista Journal of Clinical Pathology titulado "Diagnostic accuracy of icteric index to detect abnormal total bilirubin values" y firmado por profesionales de los hospitales de Sant Joan d'Alacant y La Fe. El estudio se basa en la correlación existente entre el índice ictérico y el valor aproximado de la bilirrubina. 

Los autores demuestran que existe una correlación que permite realizar la determinación de la bilirrubina exclusivamente a pacientes cuyo índice ictérico supere un determinado resultado que indica que existen valores anormales de bilirrubina. En resumen, de esta forma sólo haría falta hacer la prueba de la bilirrubina a pacientes con un índice ictérico que supere los valores preestablecidos.

¿Y cual es la diferencia con el método actual? La determinación de la bilirrubina tiene un coste, muy bajo, pero se realizan muchas pruebas al año. El índice ictérico es una prueba de control de calibración de la muestra que se realiza de forma gratuita en todos los equipos de análisis clínicos. Así, con una prueba gratuita, eliminamos la mayoría de las determinaciones de bilirrubina. Suena bien, ¿verdad?

Ahora sólo falta que en los laboratorios de bioquímica decidan hacer dicha sustitución y la eficiencia gane otra batalla. Aunque, ¿se producirá a medio plazo un efecto rebote y el índice ictérico empezará a tener un coste? ¿Qué apostamos?

Nota: nuestro agradecimiento a los autores, principalmente a Maite y María con las que hemos compartido hospital (además de ideas, proyectos y locuras) unos cuantos años.

12 comentarios:

  1. Anónimo6/8/12 08:23

    El coste por determinacion se basa normalmente en el precio de amortizacion del equipo, numero de muestras y reactivos. Precio por muestra= costes / numero de muestras. Asi que si bajamos el numero de muestras, a largo plazo te sube el precio por muestra.
    Yo en los laboratorios empezaria ahorrando por otros sitios...

    ResponderEliminar
  2. Miguel, muchas gracias por la entrada, es un honor aparecer en tu blog.
    El índice ictérico es una medida del "color amarillo" del suero que nos sirve para valorar las posibles interferencias en las determinaciones que se le realizan a un paciente. Este "color amarillo", correlaciona muy bien con la concentración de bilirrubina, y por tanto se puede utilizar para estratificar las muestras en bilirrubina normal o patológica y únicamente en estas últimas cuantificarla.
    El ahorro en número de pruebas (que no de muestras) en 2 años es de casi 95000, pero a mi personalmente lo que más me llama la atención es que en nuestra área realicemos esta cantidad de bilirrubinas. ¿Por qué se solicitan tantas?
    Medir el color del suero es el equivalente en este caso a realizar una buena exploración al paciente, fijarse en sus ojos, ver si tiene ictericia...Quizá no disponemos del tiempo suficiente, quizá la solicitud de pruebas este "viciada" por el tipo de formulario de solicitud (perfiles que contienen pruebas innecesarias...), solicitud por costumbre...
    El ahorro económico puede parecer ridiculo en este caso comparado con el gasto farmacéutico u otros servicios (aunque como dicen en mi pueblo "tota pedreta fa marge" ["toda piedra hace pared"]), pero cada vez se realizan pruebas más complejas y caras en las que resultará imprescindible adecuar la demanda.
    Un beso Miguel, te echamos mucho de menos por San Juan.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo: podriamos plantear otra forma de pago de reactivos y equipos, actualmente vivimos en una especie de dictadura de los grandes del sector.

    Maite: gracias por comentar y aclarar el concepto, ya que mis conocimientos del tema son básicos y la mayoría gracias a ti. Ya no se trata de ahorro en dinero (minimo) sino de mejoras, de hacer las cosas que hacen falta, de no duplicar pruebas.

    Gracias por pàsaros por aqui

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por la entrada.

    Y lo principal, desde mi punto de vista, lo que dice Maite: cuántos análisis se piden por sispecha clínica, orientados al análisis y no por "perfil" o p"protocolo"? No nos estamos acostumbrando a pedir "completos de la casa" en vez de intentar hacer buenas anamnesis y exploraciones? Cuantos análisis, RX, TC se piden "porsi"?

    Si clínicamente es mala práctica no orientarse, económicamente ya ni digamos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6/8/12 11:49

    Mientras no se ofrezca seguridad jurídica al médico que no pida una bilirrubina basándose en su exploración física no hay nada que hacer.

    Por otra parte la clave la apunta el primer comentario, el coste unitario depende del número de pruebas (porque lo más caro es la máquina-coste fijo no el reactivo-coste variable).

    Esto es especialmente cierto en pruebas sin coste variable (ej, un TAC). Ahí la única solución que se me ocurre sería no tener una máquina en cada centro (por ejemplo no tener un TAC en cada centro), el problema es que tienes que dar el servicio con el paciente físicamente allí y hay circunstancias en que necesitas el TAC urgente (no puedes desplazar al paciente).

    ResponderEliminar
  6. Tres tubos sin verle la cara al paciente. Os suena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el problema de las peticiones tipo hoja con cuadraditos... se hacían crucecitas sin más, y punto.
      Si no te importa, voy a borrar el resto de comentarios que ha salido repetido :)

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Ni siquiera se trata de no duplicar pruebas. Se trata de pedir sólo aquellas que aportan información "significativa" para la asistencia del paciente. Por ejemplo, hoy hemos detectado en una petición para confirmar/descartar un caso de parotiditis en un niño la solicitud de determinaciones serológicas frente a una docena de virus que así, a ojo, han costado unos 300 €. La información aportada, con valor puramente epidemiológico, puesto que no había tratamiento que aplicar, se podía haber conseguido por 15 €.

    Por otra parte, en laboratorios menos automatizados que el de Bioquímica (Microbiología o Anatomía Patológica, p. ej.) la disminución del número de muestras y determinaciones repercute directamente en la carga de trabajo del personal y en la calidad del mismo.

    ResponderEliminar