lunes, 24 de septiembre de 2012

Reflexión para pasar a la acción


Es época de reflexión y de llamadas a la acción en el sistema sanitario. Tras nuestras vacaciones, hemos encontrado tres interesantes entradas, adornadas con algunas conversaciones tuiteras, que resumen muy bien el actual ambiente de crispación y de deriva que sufre el sistema sanitario. Así que, tras dos domingos sin resumen, hoy una especie de compendio breve de lo que hemos encontrado por la red.

Empezamos con la Comisión Gestora, que analiza una reciente sentencia acerca de las funciones reales y las legales de la enfermería, y lanza el Cofia Day. Esta brillante iniciativa tiene un objetivo claro: dejar claro que la enfermería desarrolla muchas funciones que las que las oxidadas normas contemplan. ¿Por qué tanto tiempo sin adaptar la ley a la realidad? ¿Quien frena ese avance? Si ya hasta la RAE es más ágil...

Sin embargo, como comenta Iñaki en Sobrevivirrhhé, no podemos centrar las protestas en el profesional y en lo que necesita y exige. Las luchas entre colectivos profesionales no suelen conseguir mucho y, al final, la sociedad recuerda el enfrentamiento pero no el motivo. Por eso Iñaki pone en el centro de todo al paciente, que muchas veces, con tantos recortes, bajadas de sueldo, presiones y momentos difíciles, nos olvidamos que el paciente debe estar por encima de todo.

Para acabar con las reflexiones de hoy lunes, le toca el turno a Rafael Sánchez. En las últimas semanas, las protestas de los profesionales sanitarios se están centrando en los recortes y, principalmente, en las medidas de presión a utilizar. Se habla de huelga, de manifestaciones, pero se leen pocas propuestas. Como podemos leer en la entrada de Rafael en su blog Más allá del microscopio, muchas de las medidas que se barajan se hacen más por el mero hecho de molestar que para conseguir algo, y eso implica dar un giro de 360º para acabar en el mismo sitio. 

Los movimientos colaborativos alrededor de internet tiene algo muy a favor: la difusión, la viralidad y la facilidad para crecer. Pero no podemos ni debemos olvidar que debe tener una base potente de propuestas, de mejoras, de respuestas por si a alguien se le ocurre preguntar (y así evitar la vaguedad de las ideas como ocurrió en el movimiento 15M). Y ya puestos, que sean propuestas diferentes y más concretas que las típicas y tópicas que suelen lanzar algunas organizaciones representativas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada