domingo, 30 de diciembre de 2012

Domingo de hola y adiós: el resumen de los blogs


Muchos esperan un resumen del año en el último domingo del año, pero nos gusta ir a nuestra bola, así que no vamos a revisar los 50 resúmenes dominicales de 2012 para seleccionar el enlace favorito de cada mes. 2012 ha sido un año difícil, demasiado intenso en lo emocional y en lo social, con problemas y obstáculos en cada esquina, con personas que desaparecen y con ilusiones que (afortunadamente) se esfuman. 

Sin embargo, son muchos los blogs que han decidido plasmar por escrito su resumen de este año que ya acaba, y nada mejor que recurrir a su particular visión de todo lo que pudo ser y (no) fue 2012 para nuestra selección de hoy. Gracias a todos los blogueros y tuiteros y a los que decidís invertir una parte de vuestro tiempo en leer blogs, o redes sociales, o lo que sea (incluso libros, por supuesto).

Empezamos el último resumen (del año):

Pilar es enfermera y escribe un blog llamado La Pildorita 2.0 sobre enfermería, nuevas tecnologías y algunas cosas más. Ha escrito dos entradas para resumir lo mejor del año en la blogosfera sanitaria con el sonoro título "Grandes éxitos de otros", y es una buena forma de conocer su breve pero completa visión de este año que acaba.

Docencia Calvià también nos ha regalado dos entradas con su resumen "comercial" del año, centrado en sus mejores clientes y sus mejores productos

Hay blogs que usan el mes de diciembre para hacer un resumen algo más personal del año, y hablar de nuevos escenarios y de rumbos que cambian. Habrá muchos más, pero hemos elegido a dos blogueros a los que admiramos, como son Amalia Arce (La mamá pediatra) y a Carlos Oropesa (El Rincón de Sísifo).

Otro gran resumen del año lo presenta Google con su Zeitgeist, el informe que incluye lo más buscado del año en este buscador. Según leemos, en el resumen de 2012, el término que más ha crecido en las búsquedas ha sido "hemorroides". Las palabras de salud más buscadas han sido cáncer, diabetes y depresión. Eso sí, todos esos datos corresponden a Estados Unidos. 

Uno de los elementos clave del año en salud han sido las apps para móviles, que incluso fue el tema central de un tweetup que organizó wikisanidad. En imedicalapps han recogido en una entrada las aplicaciones móviles más innovadoras del año, ¿serán también las más útiles?

Hablar de salud a través del cine nos lleva, entre otros, al blog Pediatría Basada en pruebas. Sus entradas de un año de cine resumen muy bien la propuesta cinematográfica de 2012 vista con otros ojos.

Muchos blogs recuerdan que nos pasó en 2012 y otros intentan imaginar el futuro, que tampoco está mal. En el blog Hablando de marcas en salud cuentan, entre sonrisas y lagrimas, su propia visión de lo que tenemos a la vuelta de la esquina: 365 días enteros para disfrutar y sufrir.

Ya hemos hablado en diversas ocasiones del cambio de estrategia en la política sanitaria de la Comunidad de Madrid. Pese a la presión social y a la fuerza de muchos profesionales sanitarios que se unieron alrededor de la llamada #mareablanca, el pasado día 28 se aprobó la modificación legal que permite seguir privatizando (con pasos de gigante) del sistema sanitario. Entre las visiones que hemos leído recientemente, nos ha gustado la del blog Una voz en el desierto.

Bertalan Meskó es un médico bloguero muy conocido en el ámbito de la ehealth, con un blog casi de obligada lectura para estar al día en lo que se cuece alrededor de las nuevas tecnologías y la salud. Su post con lo mejor del año es una buena forma de revisar mes a mes las noticias y artículos más importantes que se publicaron en Scienceroll.

El título de la entrada de hoy es algo llamativo, pero es que estos días en los que cambiamos de año vienen acompañados invariablemente de esas dos palabras: hola y adiós. ¿Y la canción? Recurrimos a los clásicos, que no suelen fallar:


viernes, 28 de diciembre de 2012

Uniformados: la evidencia

El número navideño del British Medical Journal, con ese toque de humor serio que tanto gusta a los ingleses (y a nosotros), nos regala ideas como la que recoge el artículo "Is it time for an evidence based uniform for doctors?". El autor recoge toda la evidencia acerca de los uniformes más eficaces en el ámbito sanitario e intenta hacer una propuesta de uniforme definitivo que incorpore todas las características esenciales de comodidad, seguridad, etc.

La propuesta, al menos, cumple con las especificaciones técnicas en materia de seguridad del paciente y de prevención de infecciones, algo es algo:



jueves, 27 de diciembre de 2012

Los zombies y la transparencia


Hace un tiempo, el CDC nos sorprendió a todos con una campaña viral para difundir un mensaje sencillo: ante una emergencia, ten siempre un plan. Y para ello, usó el ejemplo del apocalipsis zombie, ya que si estamos preparados para una invasión de los zombies, estamos preparados para todo. 

Aquella campaña triunfó y de hecho ha sido lanzada de nuevo (acompañada de declaraciones que desmienten la existencia de zombies, que el público y los medios no saben distinguir la realidad de la ficción), ya que es una buena forma de explicar y difundir mensajes sencillos a la población joven, que suele "pasar" del mensaje tradicional. Sin embargo, en algún país se han tomado en serio la amenaza, o eso parece. Y todo con la transparencia de telón de fondo.

En Inglaterra existe la posibilidad de remitir a la administración una petición de Freedom of Information que obliga a una respuesta clara acerca de lo preguntado. Sin embargo, en algún caso se está llegando a límites no muy lógicos ya que según apunta esta noticia de The Telegraph, gracias a una petición de este tipo, se ha conocido que el gobierno británico cuenta con un plan específico ante una emergencia zombie. O al menos, debe tener algún plan "de amplio espectro" que se pueda aplicar a los zombies. Lo más llamativo es que la respuesta del Gobierno incluye bastantes detalles del plan como el responsable, la coordinación de las acciones a realizar, etc.

Peticiones similares se hicieron a los ayuntamientos de ciudades como Leicester (que admitió que no estaba "preparada") o Bristol (que asumió que tenía un plan para un caso así). Una muestra de que la transparencia, ejem, funciona... Y una muestra de que cualquier "tontería" sirve para llenar una página del periódico.

Nosotros nos quedamos con dos dudas finales:
- ¿Deberían filtrarse las peticiones "bizarras" y no responderlas? ¿Hay gente tan friki como para preguntar este tipo de cosas? ¿Sabemos usar las herramientas de transparencia cuando las tenemos?
- ¿Para qué quieren las autoridades británicas un plan de emergencias ante un ataque zombie? ¿No sería suficiente con haber respondido que no hay evidencia acerca de la existencia de los zombies?

Ah, esto no es una inocentada. Pero realmente lo parece...

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Confusión


Son tiempos de confusión, cantaba en 1989 la banda granadina 091. Y 23 años después, seguimos con la misma confusión, o quizás aumentada, ya que la confusión generada con un mensaje se puede multiplicar casi hasta el infinito gracias a la difusión de las redes sociales.

Un buen ejemplo es la difusión de información rigurosa acerca de la gestión sanitaria en España, y de las implicaciones (más allá de las ideológicas) de la gestión pública y la gestión privada de los servicios sanitarios. Y entre todos los análisis que hemos visto, nos ha llamado la atención uno que publica el blog Nada es Gratis, y que ya incluímos en el resumen dominical de hace unos días. Este blog ha decidido iniciar una serie de entradas sobre gestión sanitaria, y de hecho ya han lanzado el primero, que cuenta con la colaboración de Juan Oliva (Presidente de la Asociación de Economía de la Salud) con el título "Gestión pública o privada de servicios sanitarios (I): elementos para un debate informado".

Su lectura aporta algo de luz sobre la evidencia nacional (poca y de calidad desigual) e internacional sobre la bondad de los modelos sanitarios que se enfrentan estos días en cualquier foro (tipo boxeo): el público y el privado. Además lo hace desde una perspectiva objetiva, aportando elementos que hace falta incorporar al sistema sanitario (transparencia, ética, participación, etc) y prometiendo futuras entradas para ampliar la información sobre el tema. Además, incluye referencias y bibliografía muy interesante al respecto. Quizás muchos periodistas deban conocer este tipo de análisis para saber perfectamente en que campo de batalla se encuentran, y también muchos políticos deban leerlo para conocer algo más del mundo sanitario, que a veces parecen elefantes en una cacharrería.

Como dice Juan Oliva en el post:
La principal conclusión de la reciente experiencia británica, bandera en experimentos de colaboración público privada, es que la gestión privada de los servicios sanitarios no es necesariamente mejor que la gestión pública…ni al contrario. Factores tales como el entorno administrativo e institucional, la cultura de los centros, las condiciones de los contratos y la adecuada supervisión por parte del financiador de la calidad del servicio prestado son los elementos a tener en cuenta cuando se analizan estos casos. Alternativamente, fomentar la competencia entre centros (con independencia de la forma jurídica de gestión), sí puede ofrecer mejoras en sus resultados.

Y como conclusión, del mismo texto (recomendable al 100% por supuesto):
Un lema repetido hasta el absurdo en los últimos tiempos es que hay que tomar decisiones valientes. Y probablemente sea cierto. Pero no menos cierto es que ante todo deben primar las decisiones inteligentes e informadas previamente por el conocimiento científico y técnico disponible.
Finalmente, Xose Manuel Meijome ha publicado una interesante reflexión en su blog acerca de la confusión de los medios y las redes sociales sobre la sanidad pública. De hecho, su entrada nos ha servido de inspiración para el título de este post (¡gracias!).

 

lunes, 24 de diciembre de 2012

Luz de invierno


Para los días especiales, canciones especiales... Las épocas difíciles acaban siendo épocas de cambio y transformación. Eso sí, esperemos que sean siempre para mejor, que de malas acciones, malas ideas y cambios terribles tenemos llenas las portadas de los medios.

Felices fiestas para todos.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Domingo de blogs: entre el espanto y la ternura


La Navidad es más una época de disfrutar con la familia, de los reencuentros tipo "vuelve a casa" y de las tradiciones relacionadas con los regalos y los brindis, que una época de leer blogs de salud. Pero como la costumbre manda, hemos decidido seguir con el resumen incluso estos días, aunque en Navidad seremos más breves que de costumbre para que no acabéis saturados del mundo 2.0.

Empezamos por las despedidas. En el blog Caeteris Disparibus, hablan del adiós (tras mil entradas) del blog Sobrevivirrhhé de nuestro gran amigo Iñaki. En el mundo 2.0 todo pasa y todo queda, como decía la canción.

Muy curioso lo que cuentan en 33 Charts sobre el uso de redes sociales y su influencia en el proceso de selección de estudiantes para las escuelas de medicina en USA.

TicSalut ha publicado un documento que ya empieza a ser un clásico en el mundo de la salud: el mapa de tendencias. No os perdáis la última edición, con muchas referencias al campo de la salud 2.0, las apps móviles, inteligencia colectiva, etc.

Los cuidados de salud tienen un coste y como todos sabemos, su evolución es creciente. En este artículo de Forbes se comentan varios posts de Mark Perry acerca de la evolución de los precios de los servicios sanitarios entre 1958 y 2012. Lectura imprescindible para entender aquello de la enfermedad de los costes. Por cierto, y según el blog Economix del New York Times, el gasto sanitario sigue creciendo sin control, al menos en lo que respecta a Medicare.

Un blog serio como Nada es gratis, quizás el mejor blog de economía que hay en este país, ha decidido dedicar una serie de entradas a la gestión pública o privada de los servicios sanitarios. Ya han publicado el primer post, que firma Juan Oliva (AES).

¿Qué hace un directivo sanitario? En The Guardian publican una entrevista para saber algo más del día a día de una directora de recursos humanos de un trust del NHS. Una iniciativa curiosa e interesante, aunque a priori suene aburrida.

Quizás te suene lo que cuenta Carlos en su blog sobre rehabilitación, pero ¿y si te dijeran que no sirve de nada? En el blog Esto no tiene buena pinta se habla de fisioterapia y rehabilitación, de ineficiencia y de dinero tirado a la basura. Nuestra entrada favorita de la semana.

Acabamos hablando de liderazgo, uno de los problemas principales del sistema sanitario español. En Más Allá del Microscopio, Rafael recuerda que seguimos sin un rumbo claro, sin líderes en los puestos clave, sin decisiones racionales. Así es difícil avanzar o transformar, ¿verdad?

Acabamos con música, claro.

 

sábado, 22 de diciembre de 2012

Ryan Adams y Otto: historias de sábado


Empiezan a llegar los días de hacer balance del año, de pensar en las promesas y buenas intenciones del año que está a la vuelta de la esquina. Pero la sensación que tenemos es que 2012 ha sido un año poco equilibrado, más centrado en la forma que en el fondo, sin que lo hayamos saboreado como debemos. Es lo malo de la comunicación del siglo XXI, que de tanto resumir y hacer los mensajes tuiteables, que perdemos la esencia.

Por eso, os regalamos dos trocitos de esencia, para que nadie olvide que hay cosas sencillas e importantes, que duran más de diez segundos pero menos de diez minutos, que realmente nos ayudan a saborear este año, un año duro, pero un año al que hemos sobrevivido.

Empezamos con un libro especial. Nuestro gran amigo Antonio ha escrito un libro para niños que se titula "Otto se muda a Villacuadrado" junto a Helena Écija, que se encarga de las ilustraciones. Está en formato digital y realmente merece la pena (lo hemos comprado y leído, así que os podéis fiar). A vuestra disposición en ibookstore.

Y el segundo trocito, ya para acabar, es una canción de Ryan Adams, sencilla, de las que se quedan sonando cuando acaban. Perfecta para momentos de silencio, como todos los de 2012, que ha sido un año de silencios forzados, de desapariciones y de cambios inesperados. Feliz día

jueves, 20 de diciembre de 2012

Nuka nos ayuda a ser mejores


Los del New York Times son únicos, y son capaces de despertar de nuevo una de las historias del año: la entrega a una pequeña fundación sanitaria de Alaska llamada Southcentral del premio Malcolm Baldridge a la calidad (uno de los más importantes de USA). Un editorial con un título llamativo: A formula for Cutting Health Costs. Y una historia muy interesante de como es posible hacer las cosas bien.

La fundación ofrece asistencia sanitaria a unas 55.000 personas en el área de Anchorage, con atención primaria, un pequeño hospital y consultas externas. Las mejoras conseguidas por la fundación son muy llamativas: reducción del uso de urgencias en un 50%, reducción de ingresos hospitalarios en un 53%, un 65% las visitas al especialista y un 30% al médico de atención primaria. 

La atención al paciente es se basa en la humanización y la cortesía, casi al estilo del Mírame, Diferénciate. No hay apenas quejas y el ambiente de los centros es muy acogedor, para conseguir que la calidad percibida sea elevada. ¿Y qué hacen para que todo salga bien? Algunos de los elementos de mejora son:

  • Trabajo en equipo. En atención primaria, equipos multidisciplinares (médico, enfermera, administrativo, etc) para grupos de población de unas 1400 personas. Además, la enfermera hace un triaje telefónico previo para evitar que el acceso al médico sea directo para cualquier problema, ya que en muchos casos lo puede resolver otro profesional.
  • Datos, datos, datos. Todos los equipos saben que hacen, cuanto gastan y la comparación con otros equipos.
  • Los procesos se diseñan pensando en el paciente y no en el profesional o la institución.
  • El sistema plantea una comunicación directa y continua con los pacientes, más allá del servicio sanitario, buscando la participación comunitaria, la promoción de la salud, etc.


Mejoras sencillas y lógicas. Pero, ¿por qué cuesta tanto aplicar medidas aparentemente tan simples? Ah, respecto al título, al sistema de salud creado y gestionado por la fundación se le ha bautizado como Nuka. Os dejamos con un vídeo para saber más:


miércoles, 19 de diciembre de 2012

¿El altruismo es suficiente? El caso de la donación de sangre




Una de nuestras múltiples pasiones es el marketing social, es decir, la promoción y difusión de mensajes para el cambio de comportamiento de los individuos enfocados a una mejora de su bienestar. Ya hemos hablado de este tema en el blog en numerosas ocasiones y seguiremos haciéndolo ya que consideramos que el marketing social es un elemento básico de la promoción de la salud.

No obstante, en ocasiones ha recibido muchas críticas por intentar "manipular" la libre decisión del ciudadano, como puede ser con los nudges (imprescindible el post de Sergio Minué al respecto). ¿Es paternalista el Estado que intenta "conducir a sus ciudadanos a un consumo más racional de alimentos para evitar la obesidad? ¿O es una responsabilidad que no pueden dejar? En The Economist analizan el papel del Estado ante la obesidad y si debe o no debe inmiscuirse en las decisiones de cada persona.

Pero hoy no hablaremos de obesidad sino de donación de sangre, algo vital en el sistema sanitario. Y pese a que es sobradamente conocida su eficacia y su utilidad, y a que es imposible (por ahora) crear sangre de forma artificial, el número de donantes no aumenta año tras año. ¿Puede ayudar el marketing social a fidelizar a los donantes y a conseguir que los donantes recomienden la donación?

Gracias al típico momento de "búsqueda sin rumbo en la red", hemos llegado a un reciente artículo publicado en la Revista Europea de Dirección y Economía de la Empresa titulado "¿Cómo conseguir la repetición y prescripción de la donación de sangre entre los donantes actuales?". Una de las frases de la introducción que más nos ha llamado la atención es la que resume perfectamente el problema actual: "en la actualidad (...) el altruismo puro ya no es suficiente para garantizar un suministro seguro de sangre". De hecho, en España, las donaciones descendieron un 0'93% en 2011 respecto a 2010 con algunas diferencias autonómicas muy llamativas.

Las conclusiones del artículo se basan en una encuesta realizada a más de 700 donantes y permiten extraer algunas recomendaciones para conseguir tanto que el donante repita como que recomiende la donación de sangre:
1. La calidad percibida del proceso de donación es esencial para conseguir la satisfacción del donante. Por ello, el personal encargado del proceso de donación debe estar totalmente implicado en el proceso, siendo necesario para ello una formación contínua y unas habilidades de comunicación mínimas. Además, hay que cuidar todas las dimensiones de calidad del proceso.
2. Para evitar que los inhibidores internos impidan que el donante vuelva, hay que luchar para vencer dichos inhibidores. Principalmente se debe transmitir un mensaje claro de como influye el proceso de donación en el donante (y quitar miedos), así como mostrar claramente el beneficio social que produce la donación.
3. El lugar de la donación debe ser accesible, tanto en su ubicación (unidades móviles, acercarse a centros de trabajo o enseñanza, etc) como en el horario de donación (mañana y tarde, fines de semana o incluso festivos).
4. Debe existir una estrategia clara de comunicación con los donantes, tanto de fechas de donación como de cualquier tipo de evento que pueda interesar. Además, hay que establecer canales online de difusión para conseguir llegar al público más joven, usando para ello las redes sociales. Ejemplos en Twitter son @donantescordoba o @Madridonasangre, aunque hay muchos más (en esta reciente entrada de Hubspot se comentan algunas iniciativas de Red Cross).

Y para acabar, algunas reflexiones que nos han surgido mientras escribíamos esta entrada: ¿empiezan a existir demasiadas causas solidarias en las redes sociales y olvidamos las más antiguas o clásicas? ¿los ciudadanos pueden llegar a todo? ¿existe un altruismo por cercania (solo nos afecta lo que nos pilla más cerca)? Y para acabar, ¿quizás las campañas de más actualidad son las que más atraen al ciudadano? Un buen colofón es esta viñeta de 2008 que publicó ADN:





lunes, 17 de diciembre de 2012

Ideas para mejorar la experiencia del paciente


Uno de los dilemas constantes en los servicios sanitarios se centra en diferenciar la calidad técnica del proceso, de la calidad percibida por el paciente. De hecho, un paciente puede recibir un tratamiento óptimo en un entorno bastante desagradable, lo que implicaría probablemente una mala percepción por su parte.

Cada centro elige centrarse en un lado u otro de la balanza, o buscar el equilibrio. En Estados Unidos han presentado los resultados de una encuesta sobre los factores que más podrían mejorar la percepción del paciente del servicio recibido. Entre los factores más votados aparecen: 
- Ofrecer al paciente un resumen en papel de la visita o intervención, que incluya diagnóstico, recomendaciones, etc.
- Antes de prescribir medicación, ofrecer recomendaciones de cambio de comportamiento y de estilo de vida.
- Permitir el acceso vía móvil a los datos de salud del paciente.
- Recibir un mensaje en el móvil antes de la consulta para saber si el profesional será o no puntual.

Entre las prácticas mal vistas por el paciente, figuran:

- Que el profesional pase más tiempo con el ordenador que hablando con el paciente.

- Uno muy llamativo, y polémico, es que se cite al paciente con el médico y aparezca una "nurse practitioner". ¿Realmente es más satisfactorio para el paciente que le atienda un médico a que le atienda una enfermera? ¿Es extrapolable ese problema en España?

Podéis ver los datos de la encuesta, realizada en Estados Unidos, en este enlace. En España y atendiendo al estudio "Análisis y benchmarking del tratamiento de las reclamaciones y sugerencias en el Sistema Nacional de Salud", los motivos de reclamaciones más frecuentes son los siguientes, quizás sirvan como pista para mejorar.


Aunque sin duda, para saber como mejorar la experiencia del paciente, lo mejor es preguntar... al paciente, claro.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Domingo otoñal de playa y de resumen de la blogosfera



Luchando por adivinar que nos hace únicos, diferentes... reales al fin y al cabo.

Una selección breve, en una semana compleja. Estos son los enlaces que más nos han llamado la atención:

Uno de los temas de la semana, y del mes, y del otoño completo, es la marea blanca, ese sentimiento de rebeldía y rechazo a los planes y sinsentidos del gobierno madrileño. Esta semana se han publicado muchos textos, artículos y noticias acerca de las (nefastas) implicaciones de esos planes, tanto desde un punto de vista humano como científico, pero nos vamos a quedar con dos enlaces que lo resumen todo: uno es esta entrada del blog Una palabra tuya bastará para sanarme que habla de sensaciones, de unión y de lucha; el otro es un brillante post del blog Médico Crítico que recopila diversa información y artículos acerca de la privatización de servicios sanitarios.

Si tenemos que irnos a los orígenes de los sistemas sanitarios modernos, siempre surgen dos nombres: Bismarck y Beveridge. Precisamente, en diciembre se cumplen 70 años del primer informe Beveridge, uno de los documentos clave que no conviene olvidar y menos en estas fechas. En el blog Econsalut lo recuerdan y aportan algunos enlaces de interés.

Quedan pocas semanas para el examen MIR, miles de personas estudiando varias horas al día, que se juegan parte de su futuro casi a una sola carta. En Chile hay un examen parecido llamado Eunacom, que se realizó hace unos días y que ha sido objeto de un seguimiento exhaustivo en blogs y medios de comunicación por una supuesta filtración de las preguntas (12 concretamente). En el blog Matasanos lo explican y además aportan algunas pruebas de la citada filtración. En España son ya un clásico algunas filtraciones en exámenes de oposiciones pero no en el MIR, aunque no pondremos la mano en el fuego por si acaso.

Empezamos con algunas lecturas de cara a la Navidad, por si alguien quiere conciliar el turrón con las lecturas sesudas. La Cátedra José Felipe Bertrán de Gobierno y Liderazgo en la Administración Pública (perteneciente al IESE) ha publicado el informe "El papel estratégico de la dirección de personas en la administración pública española". Aunque no hay una referencia expresa al sector sanitario, es un buen punto de partida para saber algo más sobre recursos humanos en el sector público.

Dos libros más para leer, pero no tan sesudos, que hablan de sanidad, de médicos y de industria farmacéutica. Gracias al blog Reflexiones de un Pediatra Curtido, nos enteramos de la publicación del libro "Dioses de bata blanca" escrito por el oncólogo José Ramón Germà.  Por otra parte, y aunque el libro lleva ya un tiempo a la venta en Bubok, seguimos recomendando "KOL (lider de opinión)", escrito por Federico Relimpio (bloguero y médico).

Antes de las apps y de los smartphones, el uso de los mensajes de texto (SMS) supuso un avance casi mágico en la difusión de mensajes de salud y en la formación de profesionales y pacientes. De hecho, son muchos los estudios y casos de éxito que se pueden encontrar acerca del uso de SMS en campos muy diversos. En la web Mobihealthnews hacen un interesante análisis del papel de los mensajes de texto dentro del concepto "mobile health".

Watson puede ser el inicio de la revolución en la asistencia sanitaria, o eso parece a la vista de lo que leemos en los medios. Este superordenador de IBM está entrenado y preparado para ayudar al médico en el diagnóstico y tratamiento oncológico, y además en un tiempo record. En la web de noticias Information Week cuentan algo más de Watson, y también en Teknautas de la web El Confidencial.

El programa Atrapados en las redes de Ondacro entrevista a Luis Serrano, portavoz del 112 de la Comunidad de Madrid, que habla de redes sociales y emergencias, de comunicación de crisis, de la difusión de mensajes útiles en las redes y de bulos.

Y para acabar, un enlace de Rizomática sobre la falta de crítica en muchos de los contenidos que se difunden en redes sociales, más centrados en el halago gratuito que en la crítica intelectual. ¿Estamos centrándonos en la difusión de contenidos más que en el análisis de los mismos? No os perdáis la entrada "El debate en la mediocridad intelectual de los medios sociales".

Música para amenizar la lectura de hoy y para empezar a pensar en todo lo que tenemos por delante, que es mucho y bueno. Hoy os dejamos con Facto de la Fe y las Flores Azules con una canción que habla de playas de invierno...


viernes, 14 de diciembre de 2012

Aprendiendo sin excusas


Uno de los mayores cambios que ha provocado internet y las herramientas 2.0 es en el campo de la formación y el aprendizaje. Nadie se podía imaginar hace años que hubiera una universidad vía web (la UNED es un buen ejemplo de enseñanza no presencial, que se está adaptando al mundo 2.0) pero las plataformas online han cambiado radicalmente el concepto de formación a distancia con centros como la UOC, por ejemplo.

Internet ha conseguido que cualquiera pueda comprar un dominio, usar Moodle o Chamilo y crear su propia plataforma online de formación. De hecho, las universidades crearon sus propias plataformas para el seguimiento de los cursos y asignaturas de sus titulaciones y títulos oficiales y propios. Así, cualquier persona solicitaba la inscripción en un curso, se matriculaba y finalmente empezaba el curso tanto de forma presencial como online.

Pero el mundo de la enseñanza ha dado una vuelta de tuerca más. Primero fue el movimiento OCW (Open Course Ware), centrado en la publicación en una web abierta de los materiales de clase de las asignaturas universitarias, generalmente en formato pdf. Sin embargo, sólo se accedía a documentos, sin que pudiera haber ningún tipo de interacción con el profesor o los alumnos.

Desde hace poco tiempo, plataformas como Coursera (la más conocida de este tipo) han revolucionado el panorama de la formación. Se trata de una plataforma MOOC (Massive Open Online Course) y permite realizar un curso completo de una universidad, con un profesor que revisa los ejercicios y hace el seguimiento online de los alumnos. Se trata de cursos totalmente gratuitos, pero que no se certifican ni acreditan. Es decir, aprender por aprender, no por el título.

Los cursos suelen estar compuestos de videos con el profesor explicando cada tema, lecturas complementarias y ejercicios online, incluyen foros y espacios de intercambio de ideas. Además, suelen incluir trabajos finales que se realizan en grupo o de forma individual, como proyectos. Incluso algún profesor (muy entusiasta del modelo) realiza tutorias presenciales si viaja a otras ciudades, como cuenta José Servera en su blog.

En el campo de la salud, la gestión y la medicina, Coursera ofrece muchos cursos agrupados en varias categorías: Biology and life sciences, Business and Management, Health and Society and Medical Etics y Medicine. Entre las decenas de cursos, podemos destacar estos:
- Healthcare innovation and entrepreneurship, de la Universidad de Duke.
- Gamification, de la Universidad de Pennsylvania.
- Health for all through primary care, de la John Hopkins University.
- Health Informatics in the cloud, de Georgia Institute of Technology.
- Nutrition for health promotion and disease prevention, de la Universidad de California.
- A begginer's guide to irrational behavior, de la Universidad de Duke (dirigido por el mismísimo Dan Ariely).

Además de Coursera, hay otras webs similares como Wedubox (en castellano pero con pocos cursos), Edx o Udacity. Además, hay otras más conocidas con lecciones de temas tan diversos como matemáticas o economía como Khan Academy. Todas gratis, todas excelentes y la mayoría en inglés (era de esperar, ¿no?).

jueves, 13 de diciembre de 2012

La utilidad de los checklist



Si hablamos de checklist, muchos pensarán en Atul Gawande, el autor del famoso libro El efecto checklist. Sin embargo, su aplicación en el campo sanitario se debe principalmente al trabajo de Peter Pronovost, médico y profesor en la John Hopkins University School of Medicine. Su primer artículo, el que asoció el fenómeno checklist con las infecciones por cateter en la UCI se publicó en 2004 en Critical Care Medicine, estudiando diversas iniciativas de reducción de dichas infecciones en un solo centro. Posteriormente, en 2006 se publicaron los resultados de una intervención en 103 UCI's en el programa Michigan Keystone ICU que demostraron una reducción importante en las tasas de infección.

Tras aquellas intervenciones, y después de bastantes publicaciones sobre el uso de checklist (el quirúrgico, el de las UCI, etc), casi podríamos decir que es una de las herramientas de mejora más usadas en la actualidad. Apoyada por programas globales, el traslado del checklist desde la aviación hasta el mundo sanitario ha sido casi una moda en estos años.

Sin embargo, ¿son los checklist la solución definitiva para mejorar los procesos? ¿su implantación es suficiente para mejorar de forma directa? Lógicamente, no. En un artículo publicado en 2009 en The Lancet ("Reality check for checklists"), se analiza el papel de los checklists en el mundo sanitario de un modo algo crítico, y eso que uno de los firmantes es el propio Pronovost.

Los checklist son una gran herramienta para el seguimiento de tareas claras y estandarizadas, ayudan a reducir la variabilidad en procesos concretos y permiten mejorar la parte técnica de las tareas. Pero muchas veces, creemos que los problemas asistenciales se pueden solucionar con herramientas técnicas y no siempre es así.

Tal y como señala el texto: "The mistake of the “simple checklist” story is in the assumption that a technical solution (checklists) can solve an adaptive (sociocultural) problem", esto es, muchos de los errores que se producen tiene su origen en problemas derivados de la cultura, del trabajo en equipo y de la cultura de la organización. Sin atacar esos problemas, los checklist o listas de comprobación tendrán el mismo futuro que las guías de práctica y los protocolos, es decir, acabarán en una estantería o sólo se utilizarán para fundamentar ante el juez alguna decisión concreta. De hecho, siguen apareciendo múltiples problemas en su implantación.

El artículo recuerda el programa Keystone y habla de trabajo en equipo, de creación de redes de profesionales interesados en la mejora, de liderazgo y también de listas de comprobación (por supuesto). De hecho, los checklist no son las herramientas que más ayudan en la reducción de riesgos, y la clave de su verdadero éxito es que vayan acompañadas de otras medidas, de un trabajo exhaustivo de aprendizaje, de trabajo en equipo, etc. Si queremos efectos mágicos, no podemos confiar exclusivamente en este tipo de herramientas.

Para acabar, vamos a robar al artículo su frase final, que realmente lo dice todo:
The answer to the question of what a simple checklist can achieve is: on its own, not much.

Nota: si queréis saber algo más de seguridad del paciente, os recomendamos la lectura de los blogs Sano y Salvo y Cuadernillo d@ Enfermeir@. Ellos si que saben.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Cambios y miradas #diferencia_T #carnavalsalud


Hoy se cumple un año desde aquel primer día de Mírame, Diferénciate. Casi 16 meses desde aquella entrada inicial que marcó el punto de partida en el blog Cuidando. Nuestra intención es hablar de la iniciativa para responder a alguna de las tres preguntas que se proponen desde su web: 
¿Qué ha significado para tí esta iniciativa? ¿Crees que ha promovido cambios? ¿Consideras que proyectos de este tipo, nacidos en la redes, pueden incidir en el mundo analógico?

Nuestra opinión acerca de la iniciativa tiene el sesgo derivado de nuestra participación activa desde el primer día en su desarrollo, puesta en marcha, etc. Pero aún así, queremos hacer una serie de reflexiones sobre distintos aspectos, ya que este tipo de iniciativas son un aprendizaje en si mismas. Además, hemos tenido la suerte y la oportunidad de trabajar en un equipo con grandes profesionales (y amigos) lo que facilita el trabajo y hace que la cooperación sea más sencilla y potente.

El primer aspecto que queremos comentar es el uso de herramientas 2.0 para la elaboración y difusión de la iniciativa. Quizás ese sea el principal cambio con las iniciativas de hace 10 años: la facilidad para trabajar en equipo. Discutir ideas a través de skype, desarrollar textos en un documento de GDocs, dropbox, compartir imagenes en flickr, toma de decisiones rápida basada en whatsapp, recogida de opiniones en el blog, difusión rápida a través de redes sociales, etc. La capacidad y potencia de estas herramientas ha sido una de las fortalezas de la iniciativa y es casi la "culpable" de que la organización de los equipos de trabajo, las decisiones, el desarrollo de la propia iniciativa (textos, fotos, web, etc) pueda realizarse entre personas que no se han visto nunca, trabajando por un mismo objetivo, a distancia, conscientes de que nadie es más importante que nadie.

Por otra parte, se ha hecho un gran trabajo dirigido a "vender" la iniciativa, a comunicar lo que queremos conseguir, a explicar en que consiste esta idea, y para ello se han utilizado todos los medios a nuestro alcance. Concursos, entrevistas, premios, hashtags virales en twitter, vídeos, participación en jornadas, carteles, mapas de adhesiones, fotos, canciones, participación de famosos, etc. Todo vale y con todo se da un paso más. Esta apuesta clara por la comunicación ha sido uno de los grandes aciertos de la iniciativa.

La estructura de difusión que se utilizó partía de una web central (con wordpress) en la que se colgaban todos los documentos, se difundían todos los mensajes, se publicaban posts, avisos, etc. Toda la documentación para adhesiones, participación y otra información está disponible en la web. desde textos a carteles. Por otra parte, se ha intentado que toda la difusión en redes sociales (facebook y twitter principalmente) incluyera un enlace con la web para así evitar errores y problemas con los mensajes y su exactitud. Asimismo, se elaboró una presentación sencilla en powerpoint para que cualquier profesional pudiera realizar una sesión en su centro de trabajo presentando la iniciativa.

Finalmente, un elemento no tan visible pero muy importante ha sido el científico. Antes del lanzamiento oficial de la iniciativa se elaboró un estudio y una revisión bibliográfica sobre la cercanía y la humanización en la atención sanitaria, ya que se consideraba que el rigor y la evidencia debían impregnar los mensajes y los carteles de difusión. 

La experiencia de colaborar y trabajar en equipo ha sido muy estimulante. Desde el principio se planteó una división funcional del trabajo, con una persona responsable de cada área para intentar que siempre hubiera un interlocutor claro en cada tema. Quizás el mundo 2.0 es más amigo de la no-organización y de la toma de decisiones al estilo asambleario, pero en grupos grandes es fundamental contar con algunas personas que coordinen el trabajo y las ideas. 

Sin embargo, la parte de los cambios provocados por esta iniciativa en los profesionales y organizaciones es algo menos positiva. ¿Acaso con una iniciativa online podemos cambiar comportamientos? En el caso de Mírame, Diferénciate contamos con un problema añadido: no hay una evaluación clara sobre su impacto, principalmente porque su medición sería muy compleja y casi imposible. Pero podemos hacer algunas consideraciones al respecto:

- La difusión del mensaje no implica que el profesional que lo reciba cambie o adapte automáticamente su comportamiento. Por ello, este tipo de iniciativas (si realmente quieren conseguir el cambio) no deben quedarse en la difusión y dar un paso más.
- Una de las claves es unir una difusión global a través de redes sociales y la acción local, a través de organizaciones, profesionales, unidades asistenciales, etc. Quizás hay un exceso de confianza en la difusión de hábitos basada en la comunicación del mensaje y esto no siempre es así, ya que el cambio real no se consigue sólo con un impacto. El cambio en los profesionales tiene un componente de cercanía, de comunicación con los pares, de influencia del entorno de trabajo; y hasta ese nivel es muy difícil llegar a través de internet.
- Otro elemento que ha podido minar el desarrollo de la iniciativa es que el voluntarismo tiene fecha de caducidad. En un grupo tan numeroso como el de esta iniciativa, y teniendo en cuenta que todo se ha basado en la inteligencia colectiva y en el trabajo voluntario de todos los participantes, existe un momento en que la dedicación empieza a no ser la misma.  El cambio exige un trabajo a largo plazo y quizás la intensidad para un profesional que colabora de forma voluntaria y no retribuida no es constante, y por otra parte, no es posible exigir una dedicación mínima a alguien que colabora de forma voluntaria.
- Sobre el cambio de comportamiento y las herramientas online, os dejamos con dos presentaciones que hemos elaborado al respecto. La primera es sobre promoción de la salud 2.0 y la otra sobre osteoporosis y hábitos saludables.

En resumen, y respondiendo a las preguntas iniciales: 
- Para nosotros ha sido un honor y un autentico placer poder colaborar con Mírame, Diferénciate. El trabajo en equipo con profesionales como los que integran la iniciativa siempre enriquece (y más con un maestro de ceremonias como Serafín, que ha sdo un verdadero líder). Además, como ya hemos comentado, es una gran forma de aprender.
- Respecto a la promoción de cambios, quizás se haya conseguido recordar algo tan básico como la cercania en el trato al paciente, pero creemos que el cambio es más difícil. 
- Los proyectos colaborativos 2.0 pueden tener una incidencia moderada en el mundo analógico, pero si bien los medios de comunicación pueden hacerse eco, el cambio de comportamiento y de cultura de trabajo necesita de otras herramientas.

Nota final: gracias a todos los que habéis colaborado, participado o ayudado con la iniciativa Mírame, Diferénciate. Como decía Mafalda, si no fuera por todos, nadie sería nada.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Iniciativas colaborativas: más allá del mensaje



Una de las grandes fortalezas de internet es la posibilidad de crear y difundir iniciativas colaborativas, gracias a elementos como la inteligencia colectiva (todos juntos) y a las herramientas 2.0 (agilidad, facilidad, rápidez, bajo coste, etc). El reciente libro de Clay Shirky "Excedente Cognitivo" ayuda a saber el origen de ese afán altruista por colaborar y cocrear por parte de un grupo de gente, con un objetivo común y sin esperar nada a cambio. Lógicamente, el efecto de esa creación conjunta, mediante la coperación, es mucho mayor que la suma de los trabajos individuales.

En los últimos años hemos visto ejemplos muy interesantes en el campo de la salud: Gripe y Calma (septiembre de 2010), Mi Vida sin Ti (enero de 2011), Prescripción Prudente (diciembre de 2011), Atención Primaria: 12 meses, doce causas (enero a diciembre de 2011) o Mírame, Diferénciate (diciembre de 2011 a diciembre de 2012). Una de las constantes en todas esas iniciativas ha sido su falta de evaluación a posteriori, es decir, no ha habido estudios ni evaluaciones serias ni rigurosas para conocer el impacto real entre los profesionales o ciudadanos.

En algunos casos, el mero hecho de poder difundir una idea o un mensaje concreto era suficiente, pero otros pretendían ser el origen de un cambio cultural entre los profesionales, y eso es muy difícil de medir, por no decir que es imposible. Por supuesto, aislar el efecto de una iniciativa como Mírame, Diferénciate entre los profesionales y conocer si su conocimiento ha supuesto un cambio de comportamiento y si este ha sido duradero en el tiempo, es una tarea casi utópica. Entonces, ¿nos quedamos con la satisfacción del trabajo bien hecho pero sin saber si hemos alcanzado los objetivos propuestos?

Y por eso, estamos hoy aquí, pidiendo vuestra ayuda. Ya que no podemos hacer una evaluación como tal, al menos que todo el que tenga algo que decir, que lo comente en voz alta. ¿Son estas iniciativas necesarias? ¿Son útiles? ¿Sólo tienen difusión en los medios online y eso les resta potencia? ¿Son sólo una muestra de la capacidad de internet para trabajar en equipo pero también una muestra del fracaso de internet para difundir mensajes a largo plazo y que además cambien comportamientos?

La iniciativa Mírame, Diferénciate quiere saber si, un año después, somos diferentes o seguimos igual. Para ello, y si quieres responder a las preguntas que se plantean o sencillamente dar tu opinión sobre el significado de esta iniciativa, esperamos tu respuesta el próximo 12 de diciembre. Puedes publicarlo en tu propio blog (dentro de #carnavalsalud), o utilizar tu propia web corporativa o a través de twitter o del facebook de la iniciativa.

Para saber algo más, puedes leer esta entrada del blog de Mírame, Diferénciate. No olvides publicar tus ideas o reflexiones el próximo 12 de diciembre, y si lo difundes en redes sociales, añade las etiquetas #diferencia_T y #carnavalsalud.

 

domingo, 9 de diciembre de 2012

Domingo de peces: un resumen pasado por agua


Cuando todos hablan, cuando empieza a notarse el efecto gallinero, merece la pena sacar a pasear la parquedad y reservar las palabras para los momentos clave. Tras leer blogs, webs y twitter, aquí tenéis una selección muy personal de lo que más nos ha llamado la atención esta semana.

Gracias por seguir ahí. En esta época tan difícil es cuando más se valora que alguien "gaste" diez minutos de su domingo en un blog. Empezamos con nuestro resumen de la semana:

El hospital Galdakao-Usansolo (podéis seguirlo en twitterestá desarrollando un videojuego dirigido a formar y a concienciar a los profesionales en el uso del checklist quirúrgico. Aprender jugando es una buena forma de cambiar las cosas, ¿lograremos cambiar los hábitos así?

Noticias que pasan de lo llamativo a lo dramático en pocos días. Una historia que comienza con una enfermera que facilita información a la prensa sobre el estado de salud de Kate Middleton (princesa de Gales) pensando que al otro lado del teléfono estaba la propia Reina. Y una historia que acaba con la muerte de la enfermera dos días después.

Encontramos una noticia en El País acerca de la adjudicación del concurso de transporte sanitario de urgencia en Euskadi. La noticia se centra en que la empresa que ha ganado el concurso lo ha hecho por una diferencia mínima en la oferta económica, provocando que DYA y Cruz Roja, que llevaban años prestando dicho servicio, queden apartadas ahora. ¿Se debería tener en cuenta el factor social? ¿O seria el inicio de una normativa de contratación basada en la costumbre y la cercanía frente a la eficiencia? Dilemas difíciles para épocas convulsas.

En el mundo sanitario es muy habitual que los medios de comunicación basen sus noticias y titulares en la opinión de las organizaciones representativas y las sociedades científicas. Sin embargo, ¿Son siempre altruistas los intereses colectivos de las organizaciones? En Politikon comentan el tema a partir de unas declaraciones de la asociación de técnicos de hacienda. ¿Podemos extrapolarlo al mundo sanitario?

La realidad va y viene, lo que ahora está de moda, mañana es objeto de odio y rechazo. Algo parecido cuenta Rafa Cofiño en su blog Salud Comunitaria acerca de la prevención y la desprevención. Una de nuestras entradas favoritas de la semana.

José María Segovia de Arana, con la perspectiva que aporta haber sido uno de los creadores del actual sistema sanitario español, habla muy claro en una entrevista que publica El Mundo. ¿Una señal más de que nos hemos equivocado de rumbo? O mejor dicho, ¿de que algunos políticos están metiendo la pata e hipotecando aun mas el futuro del sistema?

La actual crisis y las tensiones que existen en algunos servicios de salud hace que olvidemos ciertos asuntos que llevan años sin resolverse, principalmente porque a casi nadie le interesa cambiarlos. En Tribulaciones de un Cirujano se habla de esos asuntos, relacionados principalmente con los avances tecnológicos y los nuevos medicamentos.

Aunque internet es un entorno sencillo y ágil para los clubes de lectura, no se ha producido un crecimiento masivo de este tipo de grupos informales de lectura y discusión. Algunos blogs han decidido usar esa formula para comentar los libros que leen, y se trata de una buena forma de difundir y dar a conocer libros interesantes. Un buen ejemplo es The Incidental Economist que actualmente esta en plena fase de lectura (y comentario) del reciente libro "The cost disease" de Baumol. En Better Health también comentan un libro (pero no capitulo a capitulo) que tiene muy buena pinta: Unaccountable, que habla de algo tan importante como la información y la transparencia en el marco de la atención sanitaria.

Hace unos dias se celebro en twitter un encuentro abierto para hablar de apps en el campo de la salud. En wikisanidad ya se ha publicado el resumen de todo lo que se comentó. Algunos blogs han aportado su visión de algunas ideas que surgieron en el tweetup como el de Miguel Angel Mayer o el de Xose Manuel Meijome.

En el blog Hablando de marcas en salud revisan el uso y abuso de la palabra innovación (y de otras frases "mantra") en muchos de los proyectos que nos rodean. Una buena forma de desmitificar algunas palabras que todos utilizamos y que siempre quedan bien (o eso creemos). Otro blog que se dedica a desmitificar un concepto muy habitual es Health is Social que se centra en el crowdsourcing.

Una canción de Dire Straits para acabar, la banda sonora perfecta para un domingo tan (el adjetivo es cosa vuestra) como este.


miércoles, 5 de diciembre de 2012

Taller de fracasos


El fracaso es la clave para el éxito, o al menos ese es el mantra de moda en el mundo del management y de la autoayuda,. ¿Es cierto del todo esa frase? Tener fracasos hace que aprendamos como no debemos hacer las cosas y, de hecho, difundir las cosas que se hacen mal (como en los talleres de fracasos) es un método muy interesante para tener claro que no siempre todo sale bien. Pero mejor que entremos en materia.

Lo primero, ¿es factible basar el aprendizaje sólo en los fracasos? Algunos piensan que aprender del fracaso está sobrevalorado, como dice Jason Fried en su blog 37 Signals, que reflexiona sobre la necesidad de pensar en el fracaso como en una forma de hacer las cosas mal, pero que no debe ser la guía única de la nueva estrategia o de la nueva forma de hacer las cosas. No obstante, en muchos entornos y grupos de trabajo, analizar un fracaso, localizar las causas del error y rediseñar el proceso para logar el éxito puede ser una gran herramienta de mejora y de aprendizaje grupal. Una magnífica exposición sobre el tema la hizo Rafa Pardo en su blog hace más de un año.

En 2004, Amy C. Edmondson (de la Harvard Business School) publicó en la revista Quality & safety in Health Care el artículo "Learning from failure in health care: frequent opportunities, pervasive barriers" en el que analizaba las posibilidades del aprendizaje basado en el fracaso y las barreras que dificultan su desarrollo en las organizaciones sanitarias. Los obstáculos a este tipo de aprendizaje que presenta el trabajo de Edmondson son: 
- El clima de trabajo en las organizaciones sanitarias inhibe las conversaciones interprofesionales basadas en las dudas, las preguntas y los desafios. Poca gente cuestiona en voz alta los actos propios y ajenos y eso oculta los posibles focos de error. De hecho no existe una cultura basada en asumir errores y comunicarlos.
- El diseño de trabajo actual en sanidad promueve mucho más la resolución rápida de los problemas que el análisis de sus causas.


Quizás precisamente por ese origen cultural de la aversión a que el error sea público y además debatido, y como paso previo al cambio, sea necesario implantar talleres de errores, sesiones de revisión de errores o incluso que los congresos incluyan (sin miedo) alguna sesión de comunicaciones de errores. Aprendizaje y cambio cultural, todo en uno.

Un buen ejemplo de aprendizaje basado en errores son los sistemas de notificación de eventos adversos que persiguen mejorar la seguridad del paciente en base a la experiencia real de los profesionales. Sin embargo, mientras no se implante una cultura de la seguridad real en el sistema sanitario, seguiremos teniendo tasas bajas de notificación. 

¿Empezamos con los talleres de fracasos? Seguro que alternarlos con los de éxitos o los de "venta de motos" viene bien para seguir con los pies en el suelo. Y además así vamos cambiando la cultura de la organización y así quizás algún día hablar de lo que hacemos mal sea la mejor forma de obtener feedback para mejorar.

Nota: otro día hablaremos del estilo directivo basado en la búsqueda de culpables y no en la solución de problemas o en la mejora.