lunes, 25 de marzo de 2013

¿Quien se leería un reportaje de 36 páginas sobre sanidad?


Curiosa y casi clarividente la historia del reciente reportaje especial de 36 páginas de la revista Time sobre el gasto sanitario en USA y sus efectos en la salud de los estadounidenses. El título es llamativo ("Bitter Pill: Why medical bills are killing us") pero esa longitud no ayuda mucho a la hora de captar lectores. Y sin embargo, en esta época de brevedad de contenidos, una época repleta titulares y razonamientos de 140 caracteres, este reportaje ha logrado salir a la luz.

Y no sólo eso, en Politikon y en el New York Times nos cuentan que se trata de uno de los reportajes que más lectores online y más ventas ha producido en los últimos años. Un tema de interés, un reportaje completo y bien elaborado y zas... resulta que en ese caso el ciudadano sí que quiere saber más. Pues sí, un reportaje largo rodeado de nuevos medios (o los de siempre) centrados en contenidos breves e inmediatos, llama mucho la atención.

Un ejemplo de lo que cuenta el artículo lo tenemos en este ejemplo de tiras reactivas para glucosa, que se facturan al paciente a 18 euros cada una, cuando su coste es infinitamente menor:



La apuesta online de la revista Time permite completar el reportaje con comentarios de los lectores sobre facturas de servicios sanitarios (llevan más de 800), ejemplos concretos de facturas por procedimientos y reacciones sociales como debates en twitter o posts en blogs. Por cierto, si quieres leer un resumen del reportaje completo (que supera las 20.000 palabras), aquí tienes el abstract que publica Slate.

Foto extraída de la web de Time a partir de un reportaje de CNN.

1 comentario:

  1. Cierto lo brevedad capta más lectores, pero tratando de temas sobre sanidad en estos momentos, a nosotros como pacientes nos interesa todo. Viendo la situación nos interesa todo tipo de información, el miedo sobre que pasara con el sistema sanitario (recursos, recortes, costes económicos y recibir buen trato por parte del profesional) nos atemoriza……cada vez el paciente se acerca más a la palabra cliente.Desesperante????

    ResponderEliminar