miércoles, 3 de abril de 2013

Economía y evidencia: el (lamentable) triunfo de lo innecesario


Uno de los objetivos de la economía como ciencia social es "satisfacer las necesidades humanas mediante los recursos (que se consideran escasos)", y si lo dice la wikipedia seguro que es un concepto bastante asentado en el saber popular. Sin embargo, cuando hablamos de recursos sanitarios y de la salud de los individuos, tanto desde una perspectiva individual como colectiva, asociar recursos (dinero, principalmente) con salud no suele estar muy bien visto.

Sin embargo, estamos en un entorno en el que es imprescindible que los profesionales sanitarios sepan que se mueven en un mundo de necesidades infinitas y recursos finitos. Un mundo en el que siempre es posible gastar un euro más... Vicente Ortún es economista y, entre otros temas, ha escrito mucho (y muy bien) sobre economía para profesionales del mundo de la salud. Son muy conocidas y citadas sus "Tres cosas que un clínico debe saber de economía" que publicó en 1997 en la revista Dimensión Humana:
1. Que la eficiencia es la marca del virtuosismo en Medicina, pero que el camino a la eficiencia pasa por la efectividad. 
2. Que la ética médica exige la consideración del coste de oportunidad en las decisiones diagnósticas y terapéuticas. 

3. Que las utilidades relevantes son las del paciente.
Sin embargo, en otros textos posteriores, el mismo autor ha desarrollado algunas premisas adicionales muy a tener en cuenta en esa relación necesaria entre economía, salud y sanidad. Hay dos que nos interesa destacar especialmente:
  • Considerar los costes no es inmoral. Lo contrario, tal vez.
  • El beneficio social resulta poco atractivo para el individuo.

¿Y por qué toda esta parrafada sobre economía y salud? Primero porque son conceptos que conviene tener siempre a mano. Y por otra parte, por un reciente artículo publicado en JAMA que nos ha llamado la atención: "Educating physicians about responsible management of finite resources". Incluye datos tan duros como que el 30% del gasto sanitario es evitable si se realiza una gestión más eficiente de los recursos, muchas veces por culpa del diseño de los procesos, por falta de información o por costumbres arraigadas en las organizaciones. 

No vamos a hablar de la importancia de la economía en la formación sanitaria pero quizás sería interesante dotar al profesional de una visión crítica, de duda permanente, de revisión constante de los procedimientos y de aplicación periódica de la evidencia disponible. Es vergonzoso que tengamos que recordar en pleno año 2013 la importancia de medidas como el lavado de manos o el checklist quirúrgico, debido a que su uso sigue siendo escaso. Pero es igual de vergonzoso que webs como Choosing Wisely o Do not do (del NICE) tengan que recordar a todos que determinadas prácticas no benefician al paciente y, en algún caso, le perjudican. Y aún así, se siguen llevando a cabo.

¿Es economía y por ello no importa? No, es eficiencia y salud. Es imprescindible empezar a  dejar de hacer lo que no aporta nada al paciente, y si la excusa para convencer es la sostenibilidad del sistema sanitario o la reducción del gasto sanitario, pues perfecto. Al final hasta la evidencia necesita marketing...


5 comentarios:

  1. Hola Miguel Ángel.

    Como bien dices, tener unas nociones de economía es un "must" para cualquier clínico, le guste o no. Voy a tratar de dejar mi punto de vista (particular, y muy sesgado por mi práctica clínica) de una forma más o menos clara:

    Se nota mucho el "a salto de mata" que tienen (o tenemos) muchos al tratar o valorar pacientes, y así nos luce el pelo(pongo un ejemplo que me pilla de cerca, pero la situación es extrapolable a otros campos, creo):

    Si un paciente lleva 3 semanas de baja, le has puesto dos tratamientos farmacológicos (de esos que las guías clínicas dicen que no tienes que poner), le has hecho dos pruebas de imagen (de esas que dicen las guías clínicas que no hacen falta), y sigues sin tener claro lo que le pasa, no lo mandes al fisio "a ver que pasa". O lo tienes claro, y el paciente es para fisio, y lo derivas de primeras, o haces las cosas con un poco de criterio previo. Pero no se trata de ir agotando posibilidades tal cual van llegando. Que es lo que se suele hacer (y eso se nota a final de mes), por no hablar de que el paciente no es tonto y se acaba dando cuenta.

    Si a uno le da por sumar (algo que no sea el número de bajas de este mes) empieza a asustarse de la cantidad de dinero que está tirando por el water. Entiendo que suene muy "barrer para casa", pero es muy habitual que en la primera o segunda sesión de fisioterapia el paciente te diga "estoy muchísimo mejor, ¿Por qué no me han mandado aquí antes?". Es algo que escuchamos a diario. Y de la misma manera que es tirar el dinero mantener gente en RHb cuyo proceso se encuentra estabilizado o no colabora, es tirar el dinero no utilizar tratamientos baratos y no invasivos como estos.

    Lo que pasa (me da la impresión) es que al pensar en "economía", los sanitarios pensamos en cosas abstractas, y no en casos concretos con nombre y apellidos, o incluso podemos tener miedo de que nos acusen de "recortar". Nada más lejos de la realidad.

    Y ya que estoy, os dejo un par de enlaces relacionados que son de lectura obligatoria:

    Treating You Better for Less (New York Times)

    http://www.nytimes.com/2012/06/03/opinion/sunday/treating-you-better-for-less.html

    To cut isn’t always to cure: knee surgery, health care, and our love affair with the scalpel (Dr. Jen Gunter)

    http://t.co/9W7wizx7BK

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habra que hacer un estudio (sería sencillo que está todo medido) del coste que tienen los tratamientos y medicamentos que se pautan y no estan basados en la evidencia y ademas no le aportan nada... sería muy llamativo. Empezamos?

      Eliminar
  2. Sería un buen golpe. Y hablo por los míos. Que nos llevamos la palma

    ResponderEliminar
  3. Es una cuestión de actitud, de querer hacer las cosas bien, de querer trabajar, de no ver mi actividad como compartimento estanco que en nada afecta a la salud o a la economía. Simplemente querer hacer mejor nuestro trabajo. No es ahorrar por ahorrar, en no despilfarrar porque sí...

    En mi casa trato de ser eficiente y lo veo como una parte más del hacer las cosas bien.

    Ah! y no solo medicamentos o intervenciones, hay muchos gastos que están duplicados o son irrelevantes clínicamente, guardias prescindibles, tareas que no se hacen porque no corresponde a un determinado colectivo,...

    ResponderEliminar
  4. Do you want some viagra? Enter here; we have Viagra to the best prices in the global market.

    ResponderEliminar