miércoles, 17 de julio de 2013

Mezclas imposibles: endogamia, residentes y NBA


En octubre de 2011 publicamos una entrada titulada "El caso del nuevo miembro del equipo" en el que se planteaba un caso real acerca de la contratación de un pediatra para un servicio hospitalario de pediatría. La duda surgía porque existían dos candidatos: el residente del propio servicio o un residente de otro hospital. El conflicto subyacente se basaba en la posible endogamia de los grupos estables a largo plazo, entendida como "actitud social de rechazo a la incorporación de miembros ajenos al propio grupo o institución". Muchos opinaron en aquella entrada que era mejor permitir el acceso a un especialista formado en otro hospital, pero surgieron múltiples dudas.

Precisamente, en el artículo de 2011 de Peiró, Artells y Meneu titulado "Identificación y priorización de actuaciones de mejora de la eficiencia en el Sistema Nacional de Salud" sobre posibles actuaciones para la mejora de la eficiencia del sistema nacional de salud,aparece en el número 105 la siguiente:
"Combatir la endogamia, la falta de movilidad profesional, las nuevas barreras entre comunidades autónomas, y los «800» mercados médicos de España, «prohibiendo que un MIR se quede en su hospital, no contratando a nadie en su pueblo y premiando a la gente que se mueve»".

El estudio le asigna una prioridad global de 5 sobre 10 pero una factibilidad de 3 sobre 10 (por la dificultad para su puesta en marcha). Además, en cuanto al posible impacto económico, la puntuación asignada por los expertos es de 5 sobre 10.

Vicente Ortún y María Callejón, en el libro "La renovación de la atención primaria desde la consulta" analizan el problema proponiendo una medida drástica para acabar con la endogamia:
La endogamia tiene fácil remedio prohibiendo durante unos años la contratación de los MIR formados en el hospital (o de los doctorados de una universidad), lo cual facilitaría una mejor asignación del talento, así como un mayor mestizaje cultural, como el que históricamente hemos conocido: España ha sido un país de migraciones internas y externas y solo en los últimos 30 años, como consecuencia del neoproteccionismo autonómico, la rigidez del mercado de la vivienda y la consolidación del estado del bienestar, los profesionales han perdido movilidad: nacen, crecen,se reproducen y mueren en el mismo lugar.
El modelo propuesto recuerda brevemente al reparto de jugadores de baloncesto novatos en la NBA (draft), ya que para evitar el poder de los equipos con un alto nivel de ingresos y así conseguir que todos los equipos tengan las mismas oportunidades, es el equipo que peor ha quedado en la clasificación el que mayor probabilidad tiene de ser el primero en elegir.

¿Qué problemas puede causar la endogamia en la incorporación de nuevos profesionales a un centro sanitario? generalmente, son profesionales que conocen el funcionamiento del centro a la perfección, pero justo ese factor es el que impide que se desarrollen nuevos procesos o se realicen cambios. ¿Es necesario promover el cambio interno e integrar elementos internos con otros externos? 

7 comentarios:

  1. Seguro que algún hospital tanqueaba para quedar de los últimos y elegir mejores MIR ;-)

    Los MIR, o incluso adjuntos, vuelven mucho mejor "hechos" tras estancias en otros hospitales.
    No todo lo que vemos/hacemos es lo mejor.

    Más que endogamia lo veo como excesivo continuismo, y no sólo de nuevas contrataciones...ya lo hablabas el otro día con lo de la resistencia a los cambios.

    la analogía del draft es muy buena...si incluso hay tope salarial ¿no?

    Los Lakers sería el H.La Fe
    Los Celtics el Clinico de Valencia
    Oklahoma el Clínico de Alicante

    ResponderEliminar
  2. Cuando te incorporas a un servicio, independientemente de que te hayas formado en el o no, lo haces para cubrir un hueco o por una necesidad para la que probablemente se precisa una formación específica. Habitualmente como interino y con una inestabilidad laboral. Considero muy difícil que puedas realizar innovaciones que no estén apoyadas por el servicio o la dirección.

    Suele ser un momento de importante trabajo asistencial como interino. Habitualmente el más frágil de todos.

    No creo que colocarte donde no te hayas formado pueda solucionar la ineficiencia del sistema en personal o el inmovilismo. Pudiendo crear otras problemáticas más graves.

    Me parece muy complejo este problema y muy interesante el debate.

    ResponderEliminar
  3. El sistema está viciado y hay que mejorarlo. Veo bien que gente de unos hospitales, terminen trabajando en otros, puesto que pueden ayudar a mejorar los servicios con nuevas formas de trabajo, siempre y cuando el adjunto de turno quiera mejorar el servicio. Por otro lado, también entiendo a la gente que quiere quedarse cerca de casa.

    http://todoenfermeriasalud.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. A mí, en concreto, me hubieran hecho polvo. Con dos hijos ya escolarizados y mi marido fijo, hubiera tenido que dejar de ejercer mi profesión. Creo que es absurdo lo de PROHIBIR contratar a gente formada en el servicio. Las islas nos quedaríamos sin personal.

    ResponderEliminar
  5. Juan Quinana20/7/13 08:18

    No encontraremos la solución perfecta.
    Si bien en la NBA empiezan los equipos más modestos a elegir, el objetivo del elegido es llegar a los grandes (PGasol: de los Grizzlies a los Lakers. Pero si la ÑBA fuera mejor que la americana, aun lo tendríamos por aquí).
    En Sanidad, la persona busca estar cerca de casa o en un centro "con nombre" o donde le dejan. Casi siempre en ese orden.
    Totalmente de acuerdo que la llegada de un nuevo miembro es un revulsivo positivo. Delicado por lo que puede revolucionar, pero positivo al final.
    Es un debate entre "lo mejor para el sistema" y " lo mejor para la persona". Pocas veces confluyen.

    ResponderEliminar
  6. Tengo mis dudas de que lo no bueno para la persona, pueda ser lo bueno para el sistema (trae la inestabilidad en los puestos, traslados, burnout, etc.).
    La innovación y cambio debe potenciarse en las personas que trabajan en los servicios y los propios residentes. Hay un potencial enorme desaprovechado. No creo en los Mesías.

    ResponderEliminar
  7. Problema 1. Aquí no hay una liga, sino 18. Problema 2. Impedir la conciliación familiar no mejora el sistema. Problema 3. No hay incentivos para salir y "ver mundo". Problema 4. Falta de transparencia en la oferta laboral (vacantes ocultas, etc.) debido a intereses "privados" (caciquismo, vaya).

    Un modelo de "incentivación" en la AGE es ofertar mejores plazas (Jefaturas de Servicio o complementos superiores) en los sitios menos apetecibles (periferia) y plazas peores (puestos base y complementos bajos) en los lugares con más competencia (ciudades grandes). Lo de tener todo a la vez es complicado, pero tú decides a qué das más valor.

    ResponderEliminar