miércoles, 11 de septiembre de 2013

Cajón de sastre #carnavalsalud


Esta vez el #carnavalsalud busca más la opinión personal que la evidencia, y eso enriquece mucho más los textos que estamos leyendo y que se recopilan en wikisanidad. Al final la duda es una: ¿mejor un perfil o dos? ¿uno personal y otro profesional o los dos en uno?

Muchos gurús (en Estados Unidos principalmente) han intentado poner puertas al campo, establecer pautas y guías y protocolos para separar perfectamente la parte profesional de la personal. Nosotros, principalmente a través de nuestra cuenta de twitter, mezclamos temas personales, aficiones, salud 2.0, gestión y un eterno etcetera. ¿Puede interferir una cosa con otra? Rosa Taberner lo contaba muy bien en su blog Dermapixel: "Yo no soy “sólo” dermatóloga, hay alguien detrás, y considero que mi yo-dermatológico puro sería un aburrimiento. Existen muchas cuentas de dermatólogos que sólo hablan de dermatología. Lo respeto. Es más, los admiro. Pero yo no puedo."

¿Entonces cual es el miedo de los que piden y exigen dos perfiles separados? En el campo de la salud, la influencia es un punto a tener en cuenta. Si un profesional al que siguen online todos sus pacientes, empieza a contar en su perfil de twitter sus hazañas nocturnas, sus excesos de fin de semana, etc. ¿puede el paciente malinterpretarlo y considerar que si su "guía de salud" lo hace es que se trata de un hábito a imitar? Todos recordamos aquellas fotos de voluntarios que en una misión humanitaria subían sus fotos de juergas a facebook, ¿mezcla de perfiles? ¿o sencillamente una mala configuración de su perfil de facebook?

Pero si nos situamos en el extremo, los profesionales deberían actuar con seudónimo en las redes para evitar que un paciente "e-alfabetizado" pueda asociar @drjuanpelaez con @jpelaez71 (y esas fotos tan tan parecidas). No es cuestión de llegar al absurdo, pero si queremos evitar que un paciente pueda encontrar (en twitter principalmente) la opinión de su profesional sanitario, sería cuestión de usar el candado, usar un nombre falso y no dar pistas (lo malo es que la gente es muy lista) o como dijo aquella política, cobrar por usar twitter (esto es con el modo irónico activado).

¿Cual es nuestra conclusión? Sobre Linkedin poco que decir, pero nadie cuenta su día a día más personal en esta red, que se centra en los aspectos puramente profesionales. Facebook aunque protagoniza algunos de los dilemas más comentados en las redes (¿aceptarías la petición de amistad de un paciente en tu cuenta personal de Facebook?), en España suele ser una red muy personal. Twitter es la red más usada, donde todo se mezcla, un cajón de sastre donde cabe todo, y por ello lo mejor es que cada uno la use como quiera. 

4 comentarios:

  1. Yo soy partidario de separar un poco las dos vidas. 2 perfiles un poco unidos ni uno hablar solo del trabajo ni otro solo de la juerga o asuntos sociales.

    ResponderEliminar
  2. Hola MA, sólo un "pero" al post. Golpes Bajos tenía que acompañar al post!
    https://www.youtube.com/watch?v=GVFLcz27XeM

    ResponderEliminar
  3. Que post tan interesante, realmente no conocía sobre esto.!

    ResponderEliminar
  4. Yo personalmente lo separaría, uno siempre hace una diferencia entre su vida profesional y personal, no sólo por intimidad sino también nos viene bien para desconectar.

    Un saludo

    ResponderEliminar