lunes, 9 de septiembre de 2013

Recomendando las mejores apps: un caso real



Hace casi un año, wikisanidad realizó un encuentro online para hablar sobre apps de salud. El objetivo principal: debatir sobre la fiabilidad de las apps y sobre el tipo de acreditación que se necesita para filtrar las apps existentes. Os recomendamos leer de nuevo el resumen de aquel encuentro en twitter porque sigue estando totalmente vigente.

Las ideas que se intercambiaron en el encuentro coinciden con el artículo que se ha publicado en la revista BMJ, en la sección Head to Head, con el título "Should the FDA regulate mobile medical apps?". La opinión a favor la firma Bradley Merrill Thompson y la opinión en contra a la regulación la firma Ira Brodsky.

Una de las alternativas que se barajó fue la de crear un "directorio con las apps útiles" y precisamente el NHS lanzó hace unos meses su biblioteca de apps "Health Apps Library". Las apps son revisadas por el propio NHS, con un proceso de 5 pasos: el desarrollador envía la app para su revisión, el equipo comprueba el funcionamiento de la app, el equipo clínico revisa su utilidad para el paciente y el profesional, se acepta o rechaza y, finalmente, se hace un proceso de evaluación continua basado en la opinión de los usuarios a través de la web.

Os dejamos con un ejemplo de evaluación: Diabetes Risk Checker.



Para acabar, os dejamos con un vídeo de presentación de la biblioteca de apps.

 

6 comentarios:

  1. Sí pero el problema es el de siempre. Si no hay una regulación que directamente prohiba las apps no autorizadas, y eso es difícil de implementar, un "recomendado por NHS" puede quedarse en un brindis al sol con muy poca utilidad.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo con Alain Ochoa. Pero será mejor un recomendado por NHS que nada.

    ResponderEliminar
  3. Poco ha variado mi opinión desde aquel encuentro de twitter, sigo pensando que son necesarias si no suponen una barrera de entrada sino un filtro de calidad. Y esta calidad debe ser proporcionada por el visto bueno de equipos multidisciplinares. Ahora, ¿quién está dispuesto a pagar esto? El beneficio es global pero el "gasto" es local... ¿sería sostenible el sistema? Si la financiación se basa en lo que paguen los desarrolladores tendremos una aproximación demasiado cercana al mundo de las ISOs, con sus virtudes y defectos...

    ResponderEliminar
  4. El problema es el de siempre "el dinero" pues siempre se podrá ejercer más o menos presión para que la aplicación sea o no recomendada en función del peso de la empresa desarrolladora.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días
    El blog de @farmalista, sobre el tema
    http://farmalista.es/apps-de-salud-no-es-oro-todo-lo-que-reluce/
    Blanca Usoz

    ResponderEliminar
  6. Celebro tanto la iniciativa del NHS con su Apps Health Library como la del distintivo AppSaludable de http://www.calidadappsalud.com/distintivo-appsaludable/.
    Gracias Blanca¡ me encanta Salud con Cosas¡¡

    ResponderEliminar