viernes, 8 de noviembre de 2013

Digestión clínica


Son muchos años ya con la gestión clínica como mantra de mejora. Muchos años con ideas, pero sin valor (o ganas) para ponerlas en marcha. Rafael Sánchez lo cuenta muy bien en esta reciente entrada de su blog.

La mejor guía en castellano sobre gestión clínica elaborada por un servicio de salud tiene doce años de vida (es del año 2001), la elaboró el Insalud y cuenta paso a paso como crear unidades de gestión clínica. ¿Qué ha pasado en estos doce años? Lo primero es que el Insalud desapareció, y la competencia estatal de coordinación del sistema sanitario se suavizó. Lógicamente si el Insalud gestionaba casi un 40% de la actividad asistencial del país, era fácil tomar medidas a nivel macro.

¿Qué pasó para no ponerlo en marcha en todos estos años? La gestión clínica es buena desde la perspectiva teórica y suena bien en un discurso pero no se ha incluido en las prioridades de las consejerías (salvo en Andalucia y Asturias que si se han lanzado de una forma más activa). Además existe miedo y desconfianza entre los profesionales, en parte por no ver las cosas claras, y en parte por el temor a ciertos cambios en su relación profesional (lo de siempre, vamos).

Jordi Varela aporta algunas experiencias locales de éxito en su blog, aunque la difusión a toda una gran organización es más difícil. ¿Fallamos en la difusión de este tipo de modelos? ¿Se puede difundir de arriba abajo sin más o hace falta la participación y colaboración del profesional? ¿Lo hemos explicado bien? Y como dice Rafael en su post, ¿alguien se cree que esto va a salir bien? Si lo planteamos de otra forma, quizás sí...

1 comentario: