miércoles, 11 de diciembre de 2013

Bulos de sangre: sobre la difusión de mensajes en internet



Hace unos días nos llegaba a través de whatsapp un mensaje con el siguiente texto:
"MENSAJE URGENTE DESDE EL HOSPITAL UNIVERSITARI I POLITÈCNIC LA FE DE VALENCIA Si conocéis a alguien que tuviera el grupo sanguíneo AB dispuesto a donar sangre, decidlo. En el Hospital Universitario La Fe de Valencia hay un niño de 10 años ingresado con LEUCEMIA que necesita urgentemente unos 12 donantes. Este grupo sanguíneo (AB) es bastante raro, de ahí el hecho de la falta de donantes. Los médicos anuncian que si los encontraran sería muy posible salvarla vida de este niño. Por favor, reenvía este correo a quien conozcas. El teléfono de la madre (María Ángeles 963802408)"

El mensaje ha debido tener éxito ya que hay muchas referencias al texto en google:
- Mensaje en el foro EnFemenino de noviembre de 2005 con los mismos datos. Curiosamente una de las respuestas señala que el grupo AB no es precisamente de los "raros".
- Mensaje en Foro Policía del 27/09/2010 con el texto. Para llamar la atención, se decía que era para el hijo de "un compañero" que eso siempre funciona.
- El propio Hospital La Fe desmiente el rumor en su web. No hay fecha pero aproximadamente fue en septiembre de 2010.
- Noticia en El Mundo del 15/11/2010 sobre ese mismo mensaje que se difundía a través de email. 
- En noviembre de 2012 volvió el mensaje a estar de moda como señala la noticia del periódico Levante-EMV.

¿Por qué tienen tanto éxito este tipo de mensajes? Es un ejemplo más del conocido "efecto víctima identificada" que siempre consigue más ayuda, colaboración y apoyo que un simple mensaje frío, cosa que se puede comprobar con un bulo que tiene más de 8 años de vida. Pero, ¿nadie se cuestiona su veracidad? El problema es que que muchas veces esa víctima identificada ni siquiera existe y sin embargo el mensaje se difunde sin comprobarlo.

¿Y como aprender a filtrar esos mensajes? ¿Haría falta un registro oficial de hoax o bulos para saber cuales son ciertos y cuales no? Repetir un mensaje hasta la saciedad no suele ser sinónimo de éxito, casi como contaba hace meses El Mundo Today acerca de los hashtags sobre salud.

Nota: la imagen es de la iniciativa Fotosdesalud.

7 comentarios:

  1. El grupo AB sí es de los raros (es el menos frecuente) pero... ¡¡es el receptor universal!! Vamos, que le puede donar cualquier hijo de vecino. El bulo era fácil de detectar esta vez :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a eso me refería... que no es difícil que alguien con AB pueda recibir sangre
      Gracias :)

      Eliminar
  2. Nos encanta creer en chorradas infundadas, y si son cutres, mal escritas y de remitente desconocido mejor. Lo que comentas del registro es una buenísima idea, un lugar donde ir a consultar en caso de dudas, aunque me temo que no evitaría la viralización del mensaje. Acabar con esos bulos suele conseguirse con el paso del tiempo, haciendo un trabajo de hormiguita, desmintiendo aquí y allá, ayudándose de "gente popular" para desmentirlos, etc,.. Educación de la buena hace falta para sembrar criterio!

    ResponderEliminar
  3. El "registro de hoaxes" ya lo tenemos en Google. Cuando tengo alguna duda con un mensaje me basta con copiar y pegar el texto en el buscador y al momento aparecen unas cuantas referencias al mismo. Pero parece que para mucha gente es más fácil reenviarlo directamente a todos sus contactos "por si acaso" sin pararse a pensar.

    ResponderEliminar
  4. Hola Miguel... yo sobre este tema he aprendido "a tortas" como, supongo, la mayoría.
    Recuerdo que hubo uno de coña que se distribuía por mail (hace 6 o 7 años) de "el pobre niño griego" que ya despertó mi curiosidad... El tiempo pasó los medios evolucionaron pero con whatsapp y twitter sigue ocurriendo lo mismo.
    A mí me gustó una entrada de @jesterhanny +Esther Gorjón Cadenas de mensajes solidarias Lo explica muy bien.

    ResponderEliminar
  5. Pues mi gran curiosidad en estos casos, que por cierto nunca he creído, es, qué sentido tiene o le ven el ir pasando el mensaje a todos los contactos que tengas, porque, pregunto ¿De ésa forma le donan sangre al niño?
    ¿Cuántos de todos esos humanitarios que pasan el mensaje son realmente donantes de sangre?
    Es la otra vía de lo que da de sí las nuevas tecnologías, o mejor dicho, el uso que se hace de ellas.

    Saludos Miguel Ángel,

    ResponderEliminar
  6. El problema surge cuando de verdad quieres ayudar a alguien cercano, lanzas la llamada y lo primero que te preguntan es: ¿Es eso cierto? ¿Cuál es la fuente? Lo comento porque a mi misma me ocurrió; Escribí una entrada en mi blog acerca de la necesidad que existe de encontrar donantes de médula ósea, a raíz de conocer el caso del sobrino de una amiga de la infancia (si alguien quiere leerlo puede hacerlo en http://muchomasquesalud.wordpress.com/2013/10/04/buscadoresdeangeles ), y siento decir que hubo mucha gente que creyó que era un bulo. Aunque también es cierto que parece ser que las donaciones de médula han aumentado tímidamente en el hospital de Cruces, los casos reales se ven perjudicados por aquellos que envían esos bulos... Que en realidad, ¿qué fin tienen? No me lo explico.

    ResponderEliminar