lunes, 23 de diciembre de 2013

Gestión y atención primaria: cordura por favor


El otro día tuvimos la suerte de participar en la II Jornada de Gestión en Atención Primaria que organizaba la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria, y que se celebró en el Hospital del Vinalopó.

Nuestra mesa contó con la participación de dos grandes profesionales del mundo de la gestión, que además son excelentes blogueros: Iñaki González y Jordi Varela. Iñaki habló de la importancia de las personas en la gestión y Jordi de coordinación, de procesos y de TIC (aquí tenéis su presentación). Nuestro tema era precisamente hablar de gestión sanitaria, de la perspectiva del gestor, y decidimos usar algunos ejemplos musicales. 

El punto de partida fue el concepto de liderazgo abierto de Charlene Li, centrado en el proceso de transformación del liderazgo a través de la tecnología social. Por ello, seleccionamos 7 cualidades que debe tener un gestor/directivo/jefe/coordinador para hacer una buena gestión:

- Escucha. La capacidad de la web 2.0 para escuchar otras voces más allá de las habituales es algo que un gestor debe tener siempre en cuenta. Si la escucha sigue la cadena jerárquica, se pierde mucha información. Como ejemplo, utilizamos la portada del primer disco de The Doors sin Jim Morrison, que se llamó precisamente "Other voices". 

- Cercanía. La dispersión de la atención primaria, al menos de sus instalaciones, debe superarse con cercanía. Es la única forma de conocer los objetivos de cada profesional y de cada unidad, y quizás así podamos encontrar algún nexo con los objetivos corporativos. Esta vez acudimos al primer disco de Jero Romero y a su canción "Nadie te ha tocado", que incluye en su letra una frase que plasma muy bien lo que implica la cercanía: "falta que tu quieras lo que quiero yo".

- Porque lo hacemos. Es casi una obligación para el gestor: explicar las razones de cada decisión. Es el primer paso de una gestión basada en la transparencia, y su ejemplo musical nos los acercó Joaquín Sabina con aquel disco en directo titulado precisamente "Nos sobran los motivos", que además es el título de una conocida canción de su disco "19 días y 500 noches".

- Equipo. Precisamente atención primaria basa su existencia en el concepto de equipo, pero algo falla. Equipos con poca cohesión, poca comunicación interna, y como señalan acertadamente Meneu y Peiró "se insiste en llamar equipo a agregados de profesionales cuyos integrantes no han elegido serlo,  sino que han sido agraciados en una especie de lotería babilónica con matrimonios profesionales casi vitalicios concertados mediante arcanos baremos revelados por los sabios de la tribu". Y así, llegará un día en que nos daremos cuenta que el equipo es la base, y cantaremos aquello de "Donde estabas entonces cuando tanto te necesité". 

- Confianza. Y además que sea bidireccional, o mejor dicho, multidireccional. El final ya lo conocemos, y tiene forma de canción. El tema lo popularizó Elvis Presley ("Suspicious minds") pero lo compuso originalmente Mark James, y nuestra frase favorita es: "no podemos seguir juntos si desconfiamos mutuamente". 

- Sin fronteras, sin miedo. Una llamada al desarrollo de nuestras habilidades y nuestras capacidades, o al menos de lo que cada profesional puede hacer. Funciones del médico de familia a la enfermera, al administrativo, mayor apoyo del fisioterapeuta en la resolución de patología leve, y muchas más cosas. Nancy Sinatra ya lo cantaba hace décadas: "these boots are made for walking".

- Actitud. El profesional debe aceptar que muchas de las posibilidades de cambio en la consulta y en el centro dependen de cada uno y del equipo. ¿Por qué hay médicos con 45 pacientes al día y otros con 25? ¿Depende del entorno o cada profesional puede gestionar realmente su día a día? Que cada día sea diferente no depende del director o del político de turno, y con ganas y algunas herramientas sencillas podemos conseguir cambiarlo. Y como ejemplo musical, una canción de los Nine Inch Nails con un título que lo dice todo: "Every day is exactly the same". 


7 comentarios:

  1. Te falta una canción, la cohesión de http://youtu.be/EHV0zs0kVGg

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el post y la relación con las canciones, lo hace muy ilustrativo.

    Hay algunos de los puntos de los que no deja de resultarme sorprendente que haya sitios (me gustaría pensar que son los que menos, pero no tengo ni repajolera idea y casi me da miedo preguntar, jejeje) donde parezca ignorarse su importancia, y se ve que en según qué sitios hacen falta llamadas de atención como la del congreso al que hace referencia y este post. A ver si Nancy Sinatra inspira el "tirar p'alante" :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay múltiples factores que logran que algunos de estos puntos no sean protagonistas... Te cito algunos: lideres sin experiencia o sin ganas, equipo desmotivado, equipo que realmente no es un equipo, luchas de poder (no perder privilegios) y algunas cosas más.
      Habrá que escuchar más música :)

      Gracias!

      Eliminar
  3. Estimado Miguel Ángel, te sigo y te admiro como profesional. Hablas de cordura y de equipos formados por la suerte divina, hablas de cercanía, transparencia y de aptitudes y todo esto me suena a música celestial, pero, donde están las oportunidades para profesionales como yo?, para los que apostamos por la gestión basada en la docencia, en evidencia y sobre todo en personas?, las que queremos gestionar basándonos en estas competencias y no podemos llevarlo a cabo, a pesar de que estemos en continúa formación, donde está la oportunidad de ocupar un cargo de gestión si no es a "dedocracia" o porque sea personal de confianza?. En este País el acceso a estos puestos es realmente difícil, porque carecemos de vías legales para alcanzarlos (oposiciones, concursos de plazas,etc). Y además no sólo me he encontrado con grandes muros para desarrollar mi labor de gestión en el ámbito sanitario, si no que me he encontrado con grandes barreras para formarme en gestión, ya que uno de los requisitos es ocupar un cargo de gestión, y entonces...yo me pregunto..., si hoy en día sólo los mejores formados y los más implicados conseguirán sus objetivos profesionales, por qué no nos dejan formarnos para ello (bueno, hay otra opción para formarte en gestión sanitaria, la de tener un alto poder adquisitivo para pagar las cifras desorbitadas de los estudios superiores) esta opción la descarto por no poseer dicho poder económico. Estoy en el segundo año del Máster en Gestión de Servicios de Enfermería, soy docente y gestiono una consulta privada, pero todo esto no son requisitos suficientes para ser admitida en ciertos programas de formación y por supuesto en puestos de trabajo relacionados con la gestión enfermera, es por ello que he decidido presentarme al EIR, para hacer comunitaria, ya que es dentro de la enfermería lo más parecido a gestionar, ya que gestionas tu propia consulta y puedes promover programas de salud y educación para la salud, es la única vía que creo que pueda acercarme más al mundo laboral de la gestión. El saber no ocupa lugar, pero me gustaría que como en otros países existiera la especialidad de enfermería de gestión y administración, para ir directa al "grano" y no divagar en los caminos que me llevan hasta la meta.

    ResponderEliminar
  4. Nuestra sanidad necesita un cambio organizacional y para ello necesita personal que se implique en dicho cambio, profesionales que estamos dispuestos a ser motores del cambio, porque somos capaces a través de la formación llevar a cabo una gestión de enfermería innovadora, ese es mi proyecto y así lo intento contar en mi blog gestionasalud2000.wordpress.com, mi pequeño rincón desde donde poco a poco iré presetando mi visión sobre gestión enfermera, ya que he de reconocer que hasta no hace mucho tiempo, esta "desviación mía" sobre gestión la tenía oculta por miedo a no ser entendida, ya que en nuestras organizaciones sanitarias los gestores son vistos como jefes totalmente desconectados de la realidad de la enfermería asistencial y en muchas ocasiones es verdad, pero en muchas otras no es así, yo quiero ser de esa generación que practica la escucha activa, que gestiona de forma lineal, que se equivoca pero reconoce sus errores, quiero ser de los profesionales que utiliza el consenso, de los que aprenden de cada uno de sus compañeros, de los que se toman un café a medias para solucionar un conflicto, quiero ser Gestora, y ahora me viene a mi a la cabeza una canción de Concha Velasco.....Mamá quiero ser artista!!! Voy a seguir luchando, estudiando, interactúando y aprendiendo de todos vosotros, para llevar a cabo unas palabras que @RafaDiaz1 me hizo llegar vía tweet.... "El Cambio individual provoca cambio grupal"
    Querido Miguel Ángel, te hablo con cierta cercanía porque las redes nos hacen compartir ideas y formas de trabajar con las cuales me identifico, y las siento como mías, no se si abuso de tu confianza si te pregunto cual es tu opinión sobre todo el "royo" que te he contado?, tu que tienes tanta experiencia en este ámbito de la gestión sanitaria, conoces alguna vía o forma de acceso a puestos de gestión sanitaria?, crees que tenemos salidas laborales en este ámbito y cómo debemos hacerlo?
    Agradecerte por adelantado el tiempo utilizado en leer este comentario y animarte a que sigas escribiendo y transmitiéndonos que hay otra forma de gestionar, basada en personas y con resultados no sólo eficaces, sino eficientes, los cuales repercuten directamente sobre la calidad asistencial que es recibida por nuestro paciente, que al fin y al cabo es nuestra razón de ser dentro de nuestras organizaciones sanitarias.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vanessa. El que comentas es un tema difícil, sin una solución clara. Se habla mucho de profesionalizar la gestión, que accedan los más preparados, pero al final (en la mayoría de los casos) no suelen ser ocupados por los profesionales adecuados. Y en enfermería creo que es peor aún...

      Las enfermeras tenéis una carrera profesional muy concentrada: enfermera de base, supervisora, subdirectora o directora. El salto es de vértigo y apenas hay puestos intermedios que permitan el desarrollo de profesionales formados en gestión o con iniciativa en el desarrollo de planes, estrategias, etc.

      Además, el concepto gestión en el sector sanitario es algo extraño. Hablamos de liderazgo, de estrategia, de motivación pero el día a día se centra en apagar fuegos, resolver problemas, hacer turnos y aplicar estrategias de otros. Y eso no es gestión en si, pero a veces o no hay ganas o no hay formación para hacer las cosas de otra forma.

      Coincido contigo en el aspecto del cambio individual y grupal, pero es necesario que cambien los de arriba y adapten los procedimientos para que se elijan a los mejores directivos. Todo llegará...

      Gracias a ti por pasarte por aquí y escribir.
      Saludos

      Eliminar