miércoles, 16 de abril de 2014

Soluciones fáciles, soluciones imposibles


Las soluciones sencillas son las más difíciles de poner en marcha. Y quizás por eso, son las que se dejan a un lado y se olvidan con el paso del tiempo. Y ponemos parches, y nos inventamos estrategias de mejora que pasan de puntillas por los problemas de siempre. Y todo sigue igual, con la inercia como impulsor esencial del futuro.

En el año 2010, en el ámbito del NHS se editó un libro blanco titulado "Equity and excellence: liberating the NHS" que incluía las líneas básicas de reforma que iban a ponerse en marcha. Poco tiempo después, The King's Fund realizó una encuesta a 500 médicos de atención primaria y 500 especialistas hospitalarios para conocer su opinión respecto de dicha reforma. Para la encuesta, utilizaron los médicos dados de alta en la plataforma doctors.net.uk

Una de las preguntas se centraba en conocer la forma de obtener mejoras en la eficiencia en el sistema sanitario. Y las dos respuestas que obtuvieron mayor apoyo fueron: colaboración entre profesionales y coordinación entre organizaciones.



¿Y por qué si es tan sencillo no se pone en marcha? Hay muchos motivos, pero podemos destacar: los diferentes objetivos de cada organización (nadie quiere ceder), las expectativas de los grupos profesionales (complicadas de unir), el miedo a la pérdida de poder, la ausencia de una estrategia conjunta centrada en los resultados en salud, la pobre visión de políticos y directivos, etc. Muchas veces ni siquiera sabemos que piensan los profesionales del centro de al lado... 

Conseguir que los profesionales colaboren en los procesos asistenciales, pensando en el paciente; y trabajar para que las organizaciones trabajen de forma coordinada (principalmente hospitales con centros de salud) son dos de las claves esenciales para mejorar el sistema sanitario y conseguir una atención centrada en el paciente. Sin embargo, ambos elementos dependen mucho de la actitud de cada profesional y de la cultura de las organizaciones. El mensaje está claro: juntos es mejor. Ahora solo hace falta pasar a la acción... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada