martes, 24 de junio de 2014

Libertad sin ira


¿La cultura se transforma con el tiempo? Todos sabemos que algunos rasgos de la cultura de las organizaciones sanitarias necesitan un cambio, pero ¿el mero hecho de saberlo es suficiente para cambiar de rumbo? Curiosamente, volvemos al ámbito de la aviación de la mano de un artículo clásico publicado en el año 2000 en el British Medical Journal: "Error, stress, and teamwork in medicine and aviation: cross sectional surveys".

Un equipo de la universidad de Texas decidió comparar las actitudes en situaciones críticas y de gran presión entre profesionales de quirófano y UCI (1.033 entre médicos, enfermeras y residentes) y 30.000 pilotos y otros miembros de la tripulación. El artículo, de lectura rápida, merece mucho la pena pero nos vamos a quedar con algunos de los datos que ofrece.

¿Los miembros menos cualificados del equipo pueden cuestionar las decisiones por miembros de mayor rango jerárquico? El 97% de los pilotos dijo que sí, que debe existir libertad para cuestionar las decisiones sin ningún problema. Sólo el 57% de los cirujanos respondió afirmativamente. ¿La jerarquía implica silencio y confianza ciega en las decisiones de los jefes o miembros con más experiencia? ¿Es miedo, respeto o costumbre? ¿Incluso cuando se demuestra que esa falta de comunicación puede provocar un daño al paciente?

Unos cuantos años después, la realidad es algo diferente, pero todavía mejorable. Precisamente, en el 2009 se publicó el documento "Análisis de la cultura sobre seguridad del paciente en el ámbito hospitalario del Sistema Nacional de Salud Español" y se planteó una pregunta similar a la primera que hemos comentado, y estos fueron los resultados. Cuando se habla de libertad, solo el 34,6% responde que es posible cuestionar las decisiones o acciones de los superiores.



Entonces, ¿hemos cambiado? ¿O sigue habiendo una resistencia a hablar sin miedo en un equipo de trabajo? Tal y como decía aquel artículo que comentamos en 2010: "can your nurses stop a surgeon?".

Por cierto, otra de las preguntas del artículo del BMJ, que casi da para otro post, hablaba de la confianza en las propias habilidades en momentos de fatiga y cansancio. El 26% de los pilotos admitió que podían realizar sus tareas perfectamente cuando están fatigados, pero entre los cirujanos dicha afirmación fue compartida por el 70% de los encuestados. Interesante, sin duda...

10 comentarios:

  1. Hay mucho miedo a que el jefe se crea un genio infalible; y muchos que realmente se lo creen. El clima de inseguridad laboral actual en España tampoco ayuda, pero socialmente este ha sido un país de caciques y lacayos hasta hace muy poco (y no estoy seguro de que haya dejado de serlo)

    ResponderEliminar
  2. Depende tanto de las personas...mucho más que del puesto ocupado.

    A nivel sanitario creo que cuando afecta a la salud inmediata -y grave- del paciente, nadie (o casi nadie) nos callamos.
    Si el asunto es de menor trascendencia es bastante más probable dejarlo pasar sin discutir.

    Yo he discutido con un médico una dosis de insulina a un paciente anestesiado...y sin embargo no me he metido con malos hábitos como dejar agujas puestas en plumas de insulina.
    por poner ejemplos concretos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fuera al reves que pasaría? Los asuntos de menor trascedencia que hace un celador o un auxiliar, son comentados y corregidos?

      Gracias Dani

      Eliminar
    2. Da miedo comentar nada a nadie (salvo riesgo vital, como dice Dani), porque no sabemos cómo va a recibirse. Si en el propio lenguaje va implícito que "criticar" siempre es algo negativo... No entendemos que también hay críticas elogiosas. Cuando un celador recibe un comentario es fácil que te responda que a él/ella "le manda su jefe" y no el enfermero o el médico. Yo lo he visto.

      Eliminar
  3. Hola Miguel. Ya sabes que "soy de quirófano" y estas cosas me llegan al alma. Tal y como dice Miguel, ¿hemos cambiado? ¿O sigue habiendo una resistencia a hablar sin miedo en un equipo de trabajo? . Hace tiempo publicábamos un post en Cuidando sobre un tema similar, y hacíamos referencia a un artículo de, De Pedro Gómez y Morales Asencio, sobre el importante papel que juegan las organizaciones sanitarias en la práctica basada en evidencias, donde el trabajo en equipo también es fundamental. Los autores nos hablaban de que “la comunicación, la cooperación, el mutuo respeto y la toma de decisiones se convierten en la base que genera una percepción de todos los miembros del equipo de que tienen un objetivo común”.
    Y ese es el problema (y que conste que no podemos generalizar): no nos comunicamos, no cooperamos, no nos respetamos y trabajamos juntos pero no en equipo. Expresar nuestras ideas y opiniones, tener confianza, retroalimentarnos... Toda estas cosas van más allá del "yo digo esto y tú lo haces" o "Aquí se hace lo que digo yo porque yo soy, yo tengo, yo hago...". Hoy, a 24 de Junio de 2014, algunos médicos siguen pensando que en salud, ellos mandan. Pero no solo lo piensan ellos, también los medios de comunicación y la sociedad en general.
    ¿Respeto o tradición? A lo mejor en este tema pasa como con las Evidencias... que toda la vida se ha hecho así. Aunque a estas alturas, muchos profesionales pensamos que otra forma de hacer las cosas es posible, tal y cómo nos dice el Plan de Salud de mi comunidad: el Sistema Sanitario debe constituirse como un espacio abierto y compartido, que facilite interrelaciones de profesionales y ciudadanos, y donde la toma de decisiones compartida sea una realidad.
    Gracias por el post.
    Pd. Te lo he "robado" y he querido compartirlo en Cuidando... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He intentado comentar en tu blog pero no me sale el cuadro de texto para escribir. la verdad es que necesitaba tu opinión que tu lo vives casi día a día. Cuando empecé a escribirlo pensé que todo sería diferente a fecha de hoy, pero lamentablemente todo sigue igual. En eso y en otras muchas cosas...

      No se si es clasismo o que, pero al final el que lo paga es el paciente.
      Gracias amigo

      Eliminar
    2. Así es Miguel, desgraciadamente todo sigue igual... lo del clasismo, valga la redundancia... "es un clásico" también en estos temas.

      Pd. Arreglado lo del cuatro de texto. Todo tuyo.

      Eliminar
  4. Hola; te agradezco las referencias, sabes que es un tema que me apasiona.

    En el libro que ya te referí de Suzanne Gordon "Beyond the checklist" comenta (conjuntamente con el comandante Sugarbaker) 'todo lo demás' que, en la aviación, está detrás del éxito del checklist en la aviación...

    Para mí plantear que hacer una observación sobre seguridad (por ejemplo "van 4 horas de intervención ¿le ponemos otra dosis de ATB?") como "cuestionar" es un error de base... y ese tipo de observaciones constituyen la columna vertebral del papel de la enfermería en la #SegPac ... y hasta ahí no hay discusión (por lo que a mí corcierne...) los problemas están cuando 'nos metemos' para decir "Si el paciente es visto en su habitación por xx e yy se podría ir de alta hoy" y evitarle los riesgos del ingreso.... pero sigo confiando en que sea la lógica de las necesidades la que nos lleve a procesos de organización enfocados en el paciente (y su seguridad).

    Volviendo al "Copckit" vengo observando que muchos de nuestros problemas de coordinación "nacen de raíz" porque ya aprendemos y 'entrenamos' por separado... y, lo peor, no creo que sólo una formación conjunta pueda resolver estas cuestiones... ni eso ni 'presionar' para que se realicen sesiones conjuntas (no sólo interprofesionales sino también interniveles...) pero sí crearían un clima de comunicación positivo... que es en lo que más fallamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema de cultura... de olvidar que somos parte de un proceso y no el proceso entero. Olvidamos que detras de nosotros actua otra persona y que dependemos de lo que hacen otros. Es así de sencillo y asi de complejo..

      Lo del alta es un caso muy habitual. Nadie se responsabiliza, nadie se moja y el paciente lo paga todo. Una pena Salva, una pena...

      Quizás haya que resucitar un nuevo diferenciate, no?

      Eliminar