martes, 17 de junio de 2014

Para no olvidar: Carmen y Carlos (y algunas historias más)


La semana pasada hablamos de profesionalismo rancio, pero el tema se merece una segunda parte con un enfoque algo diferente que protagonizan algunos colegios, un sindicato y varias sociedades científicas. Y para acabar, una petición muy importante.

Empezamos con un representante sindical que, en pleno siglo XXI, dijo que "Sólo el médico está consagrado para la gestión clínica". Hablamos de despolitizar la gestión, pero algunos pretenden gremializarla o algo parecido. Solo unos pocos elegidos pueden... menos mal que la realidad demuestra que muchos profesionales no médicos dirigen unidades de gestión clínica sin ningún problema.

Si el colegio de médicos de Madrid tiene sus problemas, los colegios de enfermería no se quedan atrás. Juan Hernández nos cuenta diversas historias sobre algunas organizaciones colegiales que demuestran que de vez en cuando es imprescindible cambiar y empezar de cero. La historia de los tres expedientes del Colegio de Zaragoza a un enfermero que publicó algunos comentarios críticos en las redes roza la caza de brujas, y seguro que en el futuro es caso de estudio en algún master de ética y deontología.

En el terreno de formación, lógicamente cualquier persona puede contar lo que quiera donde le dejen. Para eso existen sitios como el Speakers' Corner de Hyde Park donde todos pueden ser ponentes... Pero que las sociedades científicas avalen determinados contenidos en sus congresos solo para contentar al patrocinador, creemos que está fuera de lugar. Se leen pocas quejas al respecto y por eso al año siguiente se repiten los patrocinadores y los contenidos, pero creemos que hay que decir ¡basta! A ver si damos un paso más... 

Acabamos con una petición casi a gritos: el indulto de Carmen y Carlos. Podéis conocer la historia y además participar en todas las acciones que se están llevando a cabo en este enlace en este blog que han creado para coordinar la campaña por el indulto. Podéis empezar firmando esta petición de Change.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada