lunes, 1 de septiembre de 2014

De lo bueno, lo mejor



De los creadores de "El placebo caro tiene más efecto que el placebo barato" llega "a mayor precio, mejores cuidados sanitarios". Claro que, con un mercado sanitario en el que una apendicectomía puede costarle al paciente entre 1529 dólares y 182955 dólares (sí, sí, son seis cifras), es lógico que el ciudadano busque alguna diferencia que justifique esos importes.



El estudio original ha sido elaborado por The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research que lo ha publicado en su web, por si alguien quiere echarle un vistazo (la verdad es que hay datos muy interesantes). En relación a la conclusión del estudio, Brad Wright (profesor de la Universidad de Iowa) publicó un post en el blog de Kevin MD planteando preguntas como esta:
At what point does the additional cost simply become a meaningless signal, unrelated to additional gains in quality, and representing excessively wasteful health care spending?
Sobre la relación entre coste (y precio) y calidad en los hospitales estadounidenses, os recomendamos algunas lecturas como
+ "Decreasing Hospital Costs While Maintaining Quality Can It Be Done?", publicado en 2010 en JAMA Internal Medicine. Dado que la percepción es que los mejores cuidados cuestan más, este artículo analiza si es posible reducir el coste de los servicios manteniendo la calidad.
+ "The Precarious Pricing System For Hospital Services" publicado en 2006 en Health Affairs. 
+ Dando un paso más, y de cara a conocer la relación entre gasto sanitario y resultados en salud, calidad asistencial y satisfacción del paciente, hay una serie de artículos publicados en Annals of Internal Medicine que son ya un clásico en la materia. El título es "The Implications of Regional Variations in Medicare Spending" y aquí tenéis las dos partes: "Part 1: The Content, Quality, and Accessibility of Care" y "Part 2: Health Outcomes and Satisfaction with Care".

4 comentarios:

  1. Hola miguel; supongo que lo conoces pero me extraña que no añadas el usuario de twitter @CostofCare y su web.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me pasó! Gracias por recordarmelo :)

      Eliminar
  2. Gran post, Miguel Ángel. Por lo general, desde la más o menos cómoda posición de nuestros sistemas sanitarios (aunque cada vez menos) públicos, de cobertura (casi) universal y (casi) gratuitos, somos bastante poco conscientes de lo que supone hacer frente a los costes de la asistencia sanitaria y el impacto que conlleva asumir las facturas de cualquier simple proceso desde una perspectiva y con una visión mercantilizada y comercial, como un bien de consumo más. Esto puede darnos una idea de lo que de verdad ha supuesto la Obamacare para muchos millones de estadounidenses... en Regimen Sanitatis 2.0 recogí el testimonio de primera mano de un médico: "Lo que cuesta una apendicitis": http://www.regimen-sanitatis.com/2013/09/lo-que-cuesta-una-apendicitis.html
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No me acordaba de tu post Rodrigo! Gracias por recordarlo y por reflexionar sobre el tema. En el mundo sanitario hablar de dinero está mal visto, pero la vertiente económica es necesaria y hay que ponerla siempre sobre la mesa. Nos guste o no...

    Saludos

    ResponderEliminar