jueves, 27 de noviembre de 2014

El wearable y la historia clínica


Cada vez son más los usuarios que utilizan dispositivos wearables de medición (tracking), del tipo Fitbit, JawBone o Nike Fuel. Unas herramientas que miden datos relacionados con la salud, como la actividad (distancia recorrida), el sueño, etc.

Una reciente encuesta de Practice Fusion, comentada en Forbes, muestra que son muy pocos los pacientes que preguntan a sus médicos de familia por la utilidad de los datos procedentes de los dispositivos de tracking como Fitbit. Así, sólo el 15% de los médicos encuestados indicó que alguna vez habían sido preguntados por la posibilidad de incorporar los datos procedentes de ese seguimiento a su historia de salud.




Sin embargo, atendiendo al estudio que realizó Pew Internet, el porcentaje de personas que hace un seguimiento de su ejercicio, peso, sueño, actividad o dieta es muy elevado (un 69% de los encuestados). Sin embargo, sólo el 21% indicó que usaba una herramienta tecnológica para ese seguimiento, ya que la mayoría usaba su propia memoria o un simple papel.

Hay muchas razones y muy variadas para explicar el resultado de la encuesta de Practice Fusion: ¿El uso de los wearables es menor del esperado? ¿El paciente no asocia estos dispositivos con su estado de salud? ¿Pueden los sistemas actuales de historia clínica pueden incorporar estos datos? Por otra parte, ¿percibe el paciente que esos datos pueden ser útiles para su profesional sanitario? Y la pregunta clave: ¿los pacientes que más visitan al médico de familia son los que más usan estos dispositivos?

Todo llegará, pero por ahora...


4 comentarios:

  1. Interesante reflexión, Miguel.
    En mi opinión, se está "desperdiciando" muchísima información relevante para nuestra salud. La integración con nuestras historias clínicas podría llegar a ser útil si se usan técnicas de "big data" para procesarla.
    La interoperabilidad con estos dispositivos no debería ser complicada... son las empresas las primeras interesadas en ello... ¿lo estarían nuestros servicios de salud?
    Una posible puerta de entrada a estos datos podrían ser las historias personales de salud. Un portal en el que lo ciudadanos podrían volcar su información de salud obtenida por varios dispositivos (cada vez son más), donde podrían consultarla junto con el resto de información de su salud y, de paso, podría ser aprovechada por sus profesionales sanitarios (con técnicas de minería de datos y sistemas de alertas).
    Creo que a estos dispositivos tienen bastante más potencial del aprovechado hasta el momento.

    Demos un poco de tiempo y sigamos soñando despiertos... que terminará llegando :)

    Gracias por la entrada, MAestro.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días
    Son muchos los poseedores de ese tipo de wearables, y bastantes también los que pasados unos meses los dejan en el cajón, y no siempre porque lo han cambiado por otro más moderno como dice Julio Mayol.
    No estoy tan segura como Fran de que se esté desperdiciando mucha información realmente relevante, aunque sin duda las técnicas de minería de datos y sistemas de alerta podrían detectar ese elevado porcentaje de hipertensos no diagnosticados e incluso en un número muchísimo menor alteraciones del ritmo cardíaco relevantes, con dispositivos como nuubo.
    ¿Es lo mejor saber, siempre? Como el PSA Por Si Acaso.
    ¿Y el sobrediagnóstico? ¿Y la prevención cuaternaria? ¿Y el sobreautodiagnóstico (este palabro me lo acabo de inventar)?
    Otra utilización sería evitar la necesidad de muestreo en estudios epidemiológicos. Óscar Zurriaga me resondió que aumentaría la calidad.
    Registrar datos aporta diferentes ventajas dependiendo de su uso individual o colectivo.
    Personalmente espero más del nivel individual pero no necesariamente como información de salud, sino como instrumento para manejar una enfermedad o condición desfavorable establecida.
    Gracias :)
    Blanca Usoz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por alusiones ;)
      El dato aportado voluntariamente lleva implícito un sesgo (de selección), pero si la proporción de personas que aporta ese dato es muy elevada (69% se dice en el post) se minimiza.
      Soy un firme creyente (en este momento tengo que calificarlo todavía con esa palabra) de las posibilidades de utilización de estos datos para el estudio, investigación y vigilancia y ya hemos hecho alguna cosa con los datos del @clubdelpaseo (aunque hasta ahora todavía sin publicar).

      Eliminar
  3. Entiendo tu punto de vista, Blanca.
    Será cuestión de ver cómo evoluciona y hacer un buen uso de lo que obtengamos.
    El tiempo dirá y nosotros estaremos ahí para probarlo y contarlo ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar