lunes, 30 de junio de 2014

La gestión clínica lava más blanco (eso dicen)



Hace unos meses, José Antonio Plaza publicaba en su blog una entrada titulada "¿Hay que vincular gestión clínica con privatización?" sobre la relación entre la "nueva" gestión clínica y la privatización del sistema sanitario. ¿Es cierto este riesgo? ¿Hay alguna relación directa? Pues sinceramente no...

Quizás sea necesario tener claro a que se refiere la gestión clínica. Vicent Ortún tiene varios textos sobre el tema que conviene revisar, como este capítulo del libro "Gestión clínica y sanitaria" en el que dice lo siguiente:
"La gestión clínica trata simplemente de restaurar los niveles de salud de los pacientes, en la medida de lo posible, mediante acciones que conciernen a pacientes individuales o a grupos de pacientes (agrupados por patología o procedimiento compartido, por la unidad de asistencia...)"
"La finalidad última de la gestión clínica es la de implicar al profesional otorgándole una responsabilidad sanitaria y social acorde con la discrecionalidad de sus decisiones."
"la evolución de la parte más clínica de la gestión clínica puede considerarse satisfactoria (medicina basada en la evidencia, revisiones sistemáticas, estudios de adecuación, validación de medidas de calidad de vida relacionada con la salud, elaboración de guías de práctica clínica...) la parte no clínica de la gestión clínica –la de su encaje organizativo- experimenta dificultades mucho mayores"

Así, los elementos más importantes son: autonomía en la gestión, mejora de la efectividad, uso de evidencia para la toma de decisiones, atención centrada en el paciente. El problema es que tanto el primer factor como el último requieren de ciertas adaptaciones organizativas para conseguir la tan ansiada autonomía y para rediseñar los procesos de tal forma que sea el paciente el centro del sistema. Y curiosamente, la mayoría de los debates que se ponen en marcha se han centrado exclusivamente en la parte organizativa, intentando desgajar las áreas o unidades de gestión clínica del marco organizativo habitual, y obviando el resto de elementos.

Una de las dudas es si las unidades de gestión clínica deben tener personalidad jurídica propia, es decir, cooperativa de profesionales, sociedad limitada, etc. Un ejemplo que muchos miran son las entidades de base asociativa de Catalunya (EBA), que han tenido un éxito relativo dado que no se han generalizado ni en su territorio de origen ni en más sitios. Un modelo similar, con personalidad jurídica propia, fue el proyecto Xerte, que se quedó en el papel, basado en la autonomía total y muy centrado en los resultados en salud.

Respecto a los proveedores sanitarios, en el año 2001 el Insalud editó su guía "Gestión clínica en los centros del Insalud" con un contenido muy similar a lo que actualmente se está debatiendo. No sabemos si esto significa que llevamos 13 años hablando de lo mismo... La guía incluye un marco funciona y operativo para poner en marcha este tipo de unidades, y es bastante claro y completo.

Los modelos más avanzados en España, que en ningún caso plantean unidades con personalidad jurídica propia pero si avanzan en la autonomía de gestión habitual, son Asturias y Andalucia. En el caso de atención primaria, las unidades de gestión clínica no han permitido un avance real en la autonomía de los equipos ya que sin este nuevo marco ya existían unas bases claras de trabajo multidisciplinar y autónomo. De hecho, la propia definición de 1984 de equipo de atención primaria nos recuerda enormemente al actual modelo de gestión clínica.

Sin embargo, el modelo hospitalario mediante unidades interhospitales y multiservicios si han supuesto un avance radical, eliminando la tradicional división por especialidades médicas y consguiendo nuevas unidades que proporcionan una atención integral en un área concreta, eliminando los saltos y discontinuidades para el paciente.

¿Y todo esto tiene que ver con la privatización? Pues realmente no... La gestión clínica es un paso más en el desarrollo de un sistema sanitario de mayor calidad y más eficiente, pero no tiene ese objetivo ni a corto ni a largo plazo. De hecho, ya son muchos servicios de salud donde estas unidades existen y no se han asociado a propuestas de externalización ni nada parecido. Otra cosa es la confianza de los profesionales en los políticos, y los hechos de los últimos años, pero realmente el modelo de gestión clínica no es un sospechoso habitual.

Por cierto, si en los modelos de gestión clínica que se vayan presentando (que está de moda), no hablan apenas de atención centrada en el paciente o de cambio de procesos, algo falla. Para hacer lo mismo, de la misma forma, pero con otro nombre, no hace falta montar todo esto... 

domingo, 29 de junio de 2014

Cuatro estaciones en un resumen


Muchos pensando en la playa, otros de fin de semana de relax, algunos de día de piscina, y unos pocos trabajando. Seguro que lo que menos os apetece hoy es leer introducciones pseudofilosóficas, así que os la ahorramos.

Nuestro resumen viene cargado de buenas vibraciones. Aquí tenéis los enlaces que más nos han gustado esta semana. Gracias por estar ahí. Empezamos:

Empezamos con actualidad, es decir, hablando del Mundial. Gracias a twitter encontramos unos consejos en el blog de Red Cross sobre los cuidados necesarios para una herida por mordisco. Por si alguien se encuentra con un Suarez por la calle.

Lo bueno de las predicciones es que, aunque no acierten, nadie las recordará. En el mundo de la web 2.0 y la tecnología, es muy habitual encontrar informes y proyectos para intentar dibujar el futuro. En esta noticia de Medcity News nos hablan del uso en 2018 de los sistemas de monitorización a distancia. Eso sí, el enfoque del informe de Berg Insight que citan está más centrado en el negocio que en la salud.

La tecnología, la innovación y la creatividad consiguen que los sueños y las utopias se conviertan en realidad. En Bitelia nos hablan del proyecto Google Gesture, un proyecto de un grupo de estudiantes para transformar el lenguaje de señas en habla. Este proyecto ganó el concurso Future Lions, una iniciativa para encontrar nuevos usos a la tecnología actual.

Lo han intentado pero no han podido. La ciudad de Nueva York lanzó una norma que prohibe la venta de refrescos en envases de gran tamaño (vasos de más de 0'464 litros). Tras varios recursos y apelaciones, al final los tribunales han tumbado esta norma. Lo cuentan en El Mundo y en el New York Times.

Este vídeo forma parte de una campaña del año 2013 de la ONG Water is Life. Tuits del primer mundo leídos por personas de países desfavorecidos, para demostrar que quizás nuestros problemas cotidianos no son tan importantes como creemos.

Scientia es uno de nuestros blogs favoritos de divulgación científica y esta semana ha publicado una entrada que no puede pasar desapercibida. En este caso analiza las nuevas "beauty drinks" y se pregunta, en voz alta, porque un organismo científico como el CSIC cae en la trampa de apoyar este tipo de bebidas poco basadas en la evidencia.

Nos ha encantado este post del blog Creative is Social acerca de la importancia de la tecnología en el cambio de comportamiento orientado a la pérdida de peso. ¿Pueden las tecnologías ayudar a perder peso?

Hace unos días publicamos una entrada sobre comunicación, confianza y trabajo en equipo que titulamos "Libertad sin ira". Nuestros amigos de Cuidando nos respondieron con una entrada, mucho mejor que la original, en la que cuentan su opinión y su punto de vista. Desde la trinchera del día a día...

Impresionante este post de Naukas sobre la famosa frase "a mi me funciona", explicada de forma muy práctica. 

Acabamos con noticias que no son ciertas, pero que sin duda podrían serlo. En el mundo de los vertidos ilegales procedentes de la industría farmacéutica, solo hay un vertido inocuo para el medio ambiente: el de los medicamentos homeopáticos. Lo encontramos en El Mundo Today: "Un vertido de productos homeopáticos se salda con cero consecuencias".

El problema de las canciones es que empezamos con una en la cabeza y acabamos con otra totalmente diferente. Es la magia de la melodía, que es fácil saltar de un lado a otro...

 

martes, 24 de junio de 2014

La lucha contra la obesidad y los #premiosATusalud: dando ejemplo


Hablar de obesidad en España es hablar de uno de los principales factores de riesgo para la salud. Eso es algo que todos tenemos claro. ¿Y como podemos luchar contra la obesidad? Las principales estrategias de educación y promoción de la salud dirigidas a prevenir la obesidad se centran en el ejercicio físico (abandono del sedentarismo) y la alimentación saludable.

Precisamente, y dada su importancia, ayer en los Premios A tu salud, se incluyó un premio a la lucha contra la obesidad. Estos premios los organiza el diario La Razón y a su ceremonia de entrega acudió la Ministra de Sanidad. ¿Y quien se llevó el premio? ¿El club del paseo por promover los paseos saludables? ¿Algún equipo de atención primaria por alguna campaña concreta contra la obesidad? ¿Las sociedades científicas? ¿El Programa Paciente Activo? ¿Los ayuntamientos que han creado las míticas rutas del colesterol?

Noooooooooooooooooo... Para dar ejemplo a la sociedad y proponer soluciones educativas contra la obesidad, el premio a la lucha contra la obesidad es para ¡¡¡Corporación Dermoestética!!! 


Es cierto que esta empresa tiene una línea contra la obesidad que incluye desde tratamientos quirúrgicos hasta nutrición y cuidado corporal, pero creemos que existen otras iniciativas, empresas y proyectos que se merecen mucho más el premio. La duda está clara: ¿cuales son los motivos para el premio? 

Después de este premio, y teniendo en cuenta que también se ha entregado un premio a Coca Cola por su congreso de hidratación (glups), creemos que es necesario promover unos galardones alternativos. Nuestra primera idea: 
- Premio a la transparencia y la participación ciudadana para el Colegio de Enfermería de Zaragoza.

¿Cual es tu premio?

Libertad sin ira


¿La cultura se transforma con el tiempo? Todos sabemos que algunos rasgos de la cultura de las organizaciones sanitarias necesitan un cambio, pero ¿el mero hecho de saberlo es suficiente para cambiar de rumbo? Curiosamente, volvemos al ámbito de la aviación de la mano de un artículo clásico publicado en el año 2000 en el British Medical Journal: "Error, stress, and teamwork in medicine and aviation: cross sectional surveys".

Un equipo de la universidad de Texas decidió comparar las actitudes en situaciones críticas y de gran presión entre profesionales de quirófano y UCI (1.033 entre médicos, enfermeras y residentes) y 30.000 pilotos y otros miembros de la tripulación. El artículo, de lectura rápida, merece mucho la pena pero nos vamos a quedar con algunos de los datos que ofrece.

¿Los miembros menos cualificados del equipo pueden cuestionar las decisiones por miembros de mayor rango jerárquico? El 97% de los pilotos dijo que sí, que debe existir libertad para cuestionar las decisiones sin ningún problema. Sólo el 57% de los cirujanos respondió afirmativamente. ¿La jerarquía implica silencio y confianza ciega en las decisiones de los jefes o miembros con más experiencia? ¿Es miedo, respeto o costumbre? ¿Incluso cuando se demuestra que esa falta de comunicación puede provocar un daño al paciente?

Unos cuantos años después, la realidad es algo diferente, pero todavía mejorable. Precisamente, en el 2009 se publicó el documento "Análisis de la cultura sobre seguridad del paciente en el ámbito hospitalario del Sistema Nacional de Salud Español" y se planteó una pregunta similar a la primera que hemos comentado, y estos fueron los resultados. Cuando se habla de libertad, solo el 34,6% responde que es posible cuestionar las decisiones o acciones de los superiores.



Entonces, ¿hemos cambiado? ¿O sigue habiendo una resistencia a hablar sin miedo en un equipo de trabajo? Tal y como decía aquel artículo que comentamos en 2010: "can your nurses stop a surgeon?".

Por cierto, otra de las preguntas del artículo del BMJ, que casi da para otro post, hablaba de la confianza en las propias habilidades en momentos de fatiga y cansancio. El 26% de los pilotos admitió que podían realizar sus tareas perfectamente cuando están fatigados, pero entre los cirujanos dicha afirmación fue compartida por el 70% de los encuestados. Interesante, sin duda...

domingo, 22 de junio de 2014

Domingos sin rumbo



Lo bueno de lo inesperado es que nos hace sentir vivos. Todo lo que se sale de lo previsible, lo que llega cuando menos se espera, lo que se escucha fuera del guión, es casi como un regalo... y nos ayuda a pensar que más allá del camino habitual, hay vida y color.

El verano tiene eso, que de repente nos quita la venda de los ojos (además del abrigo). Quizás el sol, las horas de luz, o sencillamente esas épocas de cambio (aunque sea sacar ropa de verano y guardar la de invierno) nos invitan a trazar nuevos rumbos y a recordar que, más allá de los prejuicios, las convenciones sociales, lo que se espera de nosotros o las tradiciones, cada uno dibuja su camino. Sin más.

Nuestro resumen de hoy ya huele a salitre, porque es verano. Y entre ola y ola, aquí tenéis nuestra selección de enlaces de hoy. Gracias a todos...

Intolerable se queda corto. Aunque la democracia y la transparencia deberían ser el eje del funcionamiento de muchas corporaciones como los colegios profesionales (y de hecho es lo habitual), en alguno siguen con estrategias de otras épocas. Y por eso queremos manifestar nuestro rechazo al acoso y derribo que está realizando el Colegio de Enfermería de Zaragoza sobre uno de sus colegiados por pedir información y por opinar en un grupo de facebook sobre las malas artes del Colegio. Os recomendamos la lectura de este post del Defensor de la Enfermera o este otro de Juan Hernández (en este se incluye copia de los tres expedientes iniciados contra el colegiado).

Tenía que ser Dani, nuestro experto (favorito) sobre diabetes tipo 1, el que hablara sobre los clichés de la diabetes en las series españolas de televisión. En este caso, analiza un capítulo de la reciente serie "El chiringuito de Pepe" y la verdad es que su post no tiene desperdicio.

La Commonwealth Fund ha publicado un informe en el que compara los sistemas sanitarios de diversos países y los ordena por varios parámetros como calidad, eficiencia, equidad, salud, etc. Estados Unidos sale bastante mal parada en el análisis, como era de esperar, pero es muy interesante analizar el resto de resultados. En el blog Healthcare Economist comentan el informe, que además está disponible online en este enlace.

Cada vez es más habitual recibir mails de revistas desconocidas pidiendo que revises un artículo, o incluso que escribas uno para publicarlo con ellos. En el blog Infectosos nos cuentan los tentáculos de este fraude, sus consecuencias y de que forma librarnos de sus mails.

Toda reforma o cambio en los procesos y en la organización de un sistema sanitario tiene algún coste, y de hecho el "coste cero" prácticamente no existe (aunque sea fácil dejarnos llevar por el deslumbramiento de lo gratis). En el blog Médico Crítico analizan una mejora en la atención del paciente urgente que se propone en el ámbito de la Junta de Andalucia y la necesidad de ir más allá del titular. 

Parece que uno de los temas del segundo semestre del año será Healthkit, la nueva app de Apple para datos de salud. Mike Sevilla, médico de familia y bloguero, explica su escepticismo sobre esta aplicación y sobre su poca utilidad (al menos por ahora).

Y si quieres leer algo más sobre apps en salud, dos sugerencias. La primera es casi un clásico, el resumen del encuentro en twitter que realizamos en noviembre de 2012 sobre acreditación y fiabilidad de apps móviles. La segunda es esta reciente entrada de Azucena Santillán (Enfermería basada en la evidencia), muy bien argumentada, sobre la necesidad de establecer algún sistema de control y revisión de apps para evitar que el paciente utilice apps que no sirven para nada. 

En el NHS, nuestro modelo a imitar (en muchos ámbitos de la política sanitaria), siguen con problemas. Las últimas noticias hablan de hospitales que entran en bancarrota, es decir, que no pueden seguir adelante por graves problemas financieros. ¿Problemas de liderazgo? ¿Mala gestión o exceso de gerentes y jefes? Este artículo de opinión publicado en el Daily Mail no deja títere con cabeza, y el título ya anticipa algo: "Muerte por burocracia".

A partir de una desafortunada declaración en una entrevista en El País, que levanta un muro entre la ciencia y la epidemiología, Óscar Zurriaga nos explica la metodología que hay detrás de cada estudio epidemiológico y el rigor que les acompaña en cada paso que dan. No os lo perdáis en su blog Epi y más.

Uno de los usos más habitual de las TIC es el de la consulta virtual. Por eso nos ha encantado encontrar este post en la web mobihealthnews que presenta 12 servicios diferentes para poner en marcha tu propia consulta virtual (más allá de skype, claro). 

Sólo con la frase "víctima de salud", esta entrada de José Manuel Brea en su blog Medicina y Melodía nos llamó la atención. Un texto sobre medicalización de la vida, sobre disease mongering y sobre los excesos sanitarios. Para leer y releer.

La banda Ok Go son expertos en hacer videoclips virales, con mil y un detalles que nos obligan a verlos una y otra vez. Si hace unos años protagonizaron aquel mítico baile en el gimnasio, esta vez juegan con ilusiones visuales, con colores y con cosas que no son lo que parecen. O sí...


viernes, 20 de junio de 2014

Mejorar el sistema sanitario con una nueva cultura


Ya estamos otra vez hablando de la cultura de una organización, un concepto teórico que pretende englobar esas normas no escritas, esas creencias y valores que todos los que trabajamos en una organización sanitaria compartimos. Claro que en nuestro caso, hay culturas y subculturas, ya que un hospital tiene su sistema de creencias y valores, pero puede que cada unidad tenga el suyo. Y todo esto consigue que la cultura en el sistema sanitario sea muy compleja de entender y de cambiar.

Uno de los grandes informes del año 2013, un texto poco leído fuera de su ámbito pero cuyos comentarios y conclusiones deberían ser objeto de análisis en muchos servicios de salud, es el informe Francis (el nombre original es "Final report of the Mid Staffordshire NHS Foundation Trust Public Inquiry", aunque se le ha bautizado con el nombre de la persona que coordinó su elaboración). Ya hablamos en su momento del informe y sus conclusiones.

La base del informe fue la elevada mortalidad que existía en dicho hospital. Y dicho dato frío, acompañado de cientos de historias personales asociadas, acabó protagonizando durante varios años muchas portadas en los medios de comunicación. El informe final incluía cientos de recomendaciones, pero hoy vamos a centrarnos en las relativas a la cultura de la organización. Para ello, nos basaremos en lo que cuentan Oakley y Mannion en un reciente artículo publicado en el BMJ titulado "Will prescriptions for cultural change improve the NHS?" y en el editorial de Tony Delamothe en la misma revista.

La Recomendación 2 señala que el NHS y todos sus trabajadores deben adoptar una cultura compartida en la que el paciente sea la prioridad, en todos los casos. Para ello, es necesario disponer de: un grupo de valores compartidos en todo el sistema, de un liderazgo en todos los niveles (la planta, el centro de salud, el ministerio, etc) que consiga implicar a todos los profesionales en esos valores, un sistema que reconozca valores como la transparencia y la honestidad, información completa, libre y de confianza acerca del cumplimiento de dichos valores y un barómetro para medir la cultura de todo el sistema.

La Recomendación 185 propone que la organización se centre en la cultura de los cuidados, principalmente entre el colectivo enfermero. Para ello, es necesario desarrollar y mejorar la formación, educación y desarrollo profesional de las enfermeras.

La Recomendación 198 se dirige a los proveedores (organizaciones sanitarias) para promover medidas de mejora de la cultura de trabajo con la ayuda de la experiencia y el feedback de los profesionales (principalmente de enfermería).

La Recomendación 290 se basa en la promoción de una cultura compartida de transparencia, basada en el análisis de los errores y en la publicidad de la información sobre la actividad.

¿Y por qué este mantra sobre la cultura y la atención centrada en el paciente? No se trata de algo nuevo, de hecho se ha repetido hasta el agotamiento, pero en plena época de gestión basada en objetivos, de incentivos y de cumplimiento de metas, podemos acabar convertidos en una caricatura de nosotros mismos, y pensar más en alcanzar la meta propuesta que en el propio paciente. Por eso, esta nueva cultura, que impregne todas las capas de la organización, debe estar presente y construirse de forma lenta pero segura. De hecho, The King's Fund publicó un informe sobre este tema que merece mucho la pena.

Pero hay muchos "peros" en esta nueva cultura:
- ¿Como podemos conseguir que los valores compartidos que emanan desde arriba lleguen a todos los niveles? ¿Incluso cuando se basan en las peticiones e ideas de los profesionales?
- ¿Como trasladar esa cultura corporativa y de grupo a la actuación individual de cada profesional?
- ¿Como conseguir dirigir la actividad individual sin obligar y sin culpar a nadie?

jueves, 19 de junio de 2014

Volando voy



Si bien el checklist es uno de los grandes avances en la mejora de la práctica asistencial (procedente del ámbito de la aviación), y de hecho ahora hay checklist para todo, no es oro todo lo que reluce. En diciembre de 2012 ya publicamos una entrada comentando un artículo de Peter Pronovost (y su equipo) titulado "Reality check for checklists", que intentaba desmitificar el uso de los checklists señalando que muchos errores que se producen en la asistencia sanitaria derivan de factores como la cultura de la organización o el trabajo en equipo.

Sin embargo,  las listas de comprobación se centran en la reducción de errores en tareas estandarizadas y en la reducción de la variabilidad en entornos de alta complejidad. Pero como dice el citado artículo, "the mistake of the “simple checklist” story is in the assumption that a technical solution (checklists) can solve an adaptive (sociocultural) problem".

Y con la típica serendipia, llega a nuestras manos un artículo del 2011 de la sección Head to Head del British Medical Journal que bajo el título "Have we gone too far in translating ideas from aviation to patient safety?" presenta dos opiniones muy interesantes sobre la validez o no de adoptar soluciones del mundo de la aviación para la mejora de la seguridad del paciente.

Los comentarios de James Rogers (especialista en anestesia y además instructor de vuelo) que cree que la aviación y la sanidad no tienen mucho que ver, se centran en el papel de la experiencia (los problemas en un avión ocurren con una proporción muy baja en relación a un quirófano) y en la diversidad de riesgos (el piloto siempre vuela en el mismo avión, la simulación es más sencilla y útil). 

La visión de David M Gaba (experto en simulación) se centra en la importancia de la simulación y en que en ambos casos se trata de entornos de gran rapidez y agilidad en la toma de decisiones.

La cuestión clara es que siempre es posible extraer enseñanzas validas de cualquier entorno. De hecho, aunque el checklist no sea la panacea, en algunos quirófanos el mero hecho de que todos los profesionales hablen e intercambien información sobre el paciente, revisando los aspectos básicos, es un gran avance. Pronovost lo resumió muy bien en el artículo:
"The answer to the question of what a simple checklist can achieve is: on its own, not much"
Y no, no hay guiño al cambio "real" de hoy, ni a la abdicación, ni ponemos un documental sobre la vida de los reyes ni nada parecido. Preferimos acabar con un vídeo clásico sobre checklist quirúrgico de la serie Urgencias (ER) con el famoso Dr. Benton como profesor:

martes, 17 de junio de 2014

Para no olvidar: Carmen y Carlos (y algunas historias más)


La semana pasada hablamos de profesionalismo rancio, pero el tema se merece una segunda parte con un enfoque algo diferente que protagonizan algunos colegios, un sindicato y varias sociedades científicas. Y para acabar, una petición muy importante.

Empezamos con un representante sindical que, en pleno siglo XXI, dijo que "Sólo el médico está consagrado para la gestión clínica". Hablamos de despolitizar la gestión, pero algunos pretenden gremializarla o algo parecido. Solo unos pocos elegidos pueden... menos mal que la realidad demuestra que muchos profesionales no médicos dirigen unidades de gestión clínica sin ningún problema.

Si el colegio de médicos de Madrid tiene sus problemas, los colegios de enfermería no se quedan atrás. Juan Hernández nos cuenta diversas historias sobre algunas organizaciones colegiales que demuestran que de vez en cuando es imprescindible cambiar y empezar de cero. La historia de los tres expedientes del Colegio de Zaragoza a un enfermero que publicó algunos comentarios críticos en las redes roza la caza de brujas, y seguro que en el futuro es caso de estudio en algún master de ética y deontología.

En el terreno de formación, lógicamente cualquier persona puede contar lo que quiera donde le dejen. Para eso existen sitios como el Speakers' Corner de Hyde Park donde todos pueden ser ponentes... Pero que las sociedades científicas avalen determinados contenidos en sus congresos solo para contentar al patrocinador, creemos que está fuera de lugar. Se leen pocas quejas al respecto y por eso al año siguiente se repiten los patrocinadores y los contenidos, pero creemos que hay que decir ¡basta! A ver si damos un paso más... 

Acabamos con una petición casi a gritos: el indulto de Carmen y Carlos. Podéis conocer la historia y además participar en todas las acciones que se están llevando a cabo en este enlace en este blog que han creado para coordinar la campaña por el indulto. Podéis empezar firmando esta petición de Change.org.

domingo, 15 de junio de 2014

Olor a (r)evolución: un resumen



Tras algunos días pensando sobre el futuro, sobre las líneas maestras que se escriben para diseñar la agenda del mundo sanitario de los próximos diez años, tenemos miedo. O cambiamos las premisas, las ideas y dejamos a un lado la endogamia, o dentro de un tiempo todo seguirá casi igual. Ha habido avances, las estructuras han cambiado, el marco se mueve ligeramente, pero la base es la misma, el modelo no se mueve ni por inercia.

El tema de moda cambia y creemos que con eso avanzamos. De la calidad a los crónicos, de las listas de espera a la atención primaria, del gerencialismo a la gestión clínica... pero cuando rascas, compruebas que en muchos casos nadie se mueve. Será cuestión de buscar las excepciones, estudiarlas y aprender, o incluso coger el barco, quitar todo lo que sobra y diseñar un nuevo modelo, casi desde cero. 

Vivimos en un entorno en el que se tolera lo inapropiado, en el que el corporativismo lucha contra el trabajo en equipo, en el que los gremios siguen peleando por apartar a la competencia, por si acaso. La humildad, el error, el aprendizaje constante, la innovación y la evidencia (al menos en gestión) deberían ayudarnos a ver las cosas de otro modo, pero el viaje hay que hacerlo sin alforjas, sin privilegios, sin "que cambien todos que después voy yo".

Empezamos, con olor a evolución, por ahora. Este es nuestro resumen semanal, gracias a todos por seguir ahí.

Los grandes vuelven a acercarse a la salud, y más concretamente al mundo de los datos generados por el propio usuario (tracking). Por un lado, Apple ha presentado Healthkit, una aplicación para recopilar nuestra información de salud así como datos de otras apps. Google está preparando algo muy parecido, llamado "Google Fit". Hay pocos datos pero la tendencia está clara: los datos de salud importan mucho.

Nos ha gustado mucho el concepto de sedentarismo directivo, que nos cuenta Santi Tornel y que es perfectamente aplicable al mundo sanitario. Como cuenta Santi en esta entrada: "Una mentalidad sedentaria que se concreta en inercias organizativas y personales contra las que no siempre es fácil luchar y que provocan que a esos directivos les cueste horrores funcionar en un escenario complejo y ambiguo donde no pueden tenerlo controlado".

En el sistema sanitario público, el modo de selección de personal más habitual es la oposición, que recibe tantas alabanzas como críticas. ¿Es el mejor medio de selección? ¿Sirve para elegir a los mejores? Para ayudar a reflexionar sobre este tema, nada como leer este texto de Politikon que lo analiza desde una perspectiva crítica.

¿Son seguras las webs de valoración de profesionales? En este artículo de The Atlantic analizan los riesgos de este tipo de webs y sus implicaciones para pacientes y también para los propios profesionales.

Ahora que estamos en pleno Mundial de fútbol, nos ha llamado la atención esta entrada de Tiago Villanueva en el blog del BMJ sobre la relación entre consumo de alcohol y campeonatos de fútbol. Además, hace unos días el propio BMJ publicó este comentario de Jonathan Gornall sobre el mismo tema.

La Sala de lectura de Rincón de Sísifo nos presenta tres interesantes iniciativas sobre opendata en el ámbito farmacéutico. Una buena forma de conocer lo que se hace en otros países. ¿Lograremos algo parecido en España? 

El pasado día 11 de junio se celebró el día mundial del cáncer de próstata. Nuestra amiga Tere ha publicado una entrada en su blog Carpe Diem difundiendo las actividades que se están desarrollando. 

Una historia breve sobre la relación médico-paciente, sobre diferencias y sobre comunicación. Se trata de la entrada "Yes, doctor" que publica Bryan Vartabedian en su blog 33 charts.

Sistemas automáticos de ayuda en la toma de decisiones clínicas, telemonitorización, el famoso Watson de IBM... lo lógico es que muchos se hagan la pregunta: ¿llegará el día en que un ordenador sustituya a un médico? Lógicamente estamos exagerando un poco, pero este artículo publicado en el Wall Street Journal debería ayudarnos a reflexionar un poco sobre el tema.

¿Se darán cuenta algún día en los laboratorios farmacéuticos de la importancia de poder diferenciar cada medicamento por su envase? Ejemplos como los que cuenta este post de El Parte de Confirmación o los que recopila la fantástica iniciativa #stoperroresmed deberían servir para tomar alguna decisión al respecto.

Por fin... en breve se acabarán los viajes al registro de los padres para inscribir el nacimiento de un hijo. Hace unos días se aprobó el proyecto de ley que establece que será el hospital donde haya nacido el responsable de tramitar la inscripción registral del nacimiento. Si se trata de un parto en casa, se mantendrá el trámite actual. Podéis leer más en esta noticia de El País.

Los ingleses nos siguen sorprendiendo. Hace poco el NICE publicó el borrador de su guía sobre el uso de estatinas, cuyo texto ha provocado una gran controversia entre los profesionales. Uno de los textos en contra, firmado por diversos profesionales (entre ellos el presidente del Colegio de Médicos), reflexiona sobre ciertos riesgos que pueden causar las recomendaciones de dicha guía. Lo más llamativo es que el propio NICE ha publicado una copia de la carta en su web y ha respondido en abierto, cosa que se agradece. 

Hoy teníamos dos canciones, y aunque pongamos una de Pecker que nos encanta, os dejamos la otra que también merece la pena... "un reloj se transforma en cangrejo".

viernes, 13 de junio de 2014

Profesionalismo rancio


La endogamia es quizás uno de los elementos definitorios de la cultura de muchas organizaciones sanitarias. Esa actitud de rechazo a los miembros de fuera, de protección frente a amenazas externas, consigue que la costumbre y la inercia sea una constante. Casi parece que la famosa historia de los monos y los plátanos está basada en hechos reales.

Un buen ejemplo se observa en las críticas y el reconocimiento de errores. Es habitual que las críticas se hagan a la hora del café o en privado, pero nunca en público. ¿Por qué? Por miedo, para evitar amenazas, problemas, represalias, etc. ¿Y qué se defiende con tanto interés? Generalmente no son problemas graves, pero cuando la zona de confort lleva veinte años cocinándose, cualquier leve amenaza del exterior es percibida como una agresión.

Se puede pensar que estamos exagerando, que esto ya no ocurre en pleno siglo XXI en un entorno tan profesional y tan avanzado como el nuestro, pero las cosas no son como pensamos. Y si no, que se lo pregunten a Miriam, una residente de pediatría del Hospital La Paz. En febrero publicó una entrada en su blog Futura doctora... Dra Nova contando sus impresiones sobre la residencia en su hospital, una información que muchos estudiantes agradecen. Y Miriam contó su opinión, incluyendo lo que más le gustaba y lo que menos. Sin criticar a nadie, sin acusar a nadie y con todo el respeto del mundo, algo que es fácil de ver en sus más de 300 entradas publicadas.

El pasado jueves, Miriam decidió hacer una pausa. Y todo porque un servicio concreto se sintió ofendido por sus palabras. Lógicamente, os invitamos a leer la entrada original y comprobar si hay ánimo de ofensa, cosa que nosotros no hemos visto tras leer cinco o seis veces el texto completo. Parece ser que en algunos entornos prima más la sumisión que cualquier otra cosa, y en cuanto alguien habla en voz alta o se sale de los límites, surgen los problemas.

Esta historia demuestra una cosa: la profesionalidad de Miriam. El resto de la historia deja entrever ciertos rasgos de profesionalismo rancio, del que presiona para evitar las críticas, del que prefiere que nadie se salga del rebaño, del que quiere que la ropa sucia se lave dentro de casa. Y como decía Miriam en su blog hace casi 4 años:
Porque cuando las críticas son constructivas hay que aprender a aceptarlas… porque aunque duelan hay que buscar el mensaje positivo; porque cuando las cosas molestan hay que intentar hablar y arreglarlo; porque las opiniones son “eso”, opiniones, y hay que respetarlas todas. Porque es bueno cometer errores y aprender de ellos; porque es sabio rectificar. Porque “el consejo” a veces se confunde con “el ataque”.
Esperemos que la historia tenga un buen final.

miércoles, 11 de junio de 2014

Calidad y cantidad: ¿una relación necesaria?



Cuando hablamos de profesiones con un componente técnico importante, la experiencia es imprescindible para poder alcanzar el éxito. En el mundo sanitario, un gran ejemplo son las intervenciones quirúrgicas complejas como en los trasplantes. De hecho, en noviembre de 2013 saltó la noticia de que la Organización Nacional de Trasplantes se había planteado eliminar las unidades de trasplante cardiaco que no alcanzaran 15 intervenciones al año.

Sobre el tema hablamos en saludconcosas, poniendo énfasis en la necesidad de centralizar lo complejo para que así la experiencia y la cantidad ayudara a maximizar la calidad técnica. Sergio Minué también analizó la noticia, recordando que:
La necesidad de tratar un número mínimo de casos de una determinada condición para garantizar la competencia en su manejo, se conoce desde hace mucho tiempo. En un artículo clásico, que sigue plenamente vigente, publicado en Medicina Clínica en 1996, Ortún y Gérvas señalaban que el médico “necesita una frecuencia mínima de aparición de un problema determinado para mantener la capacidad de tratarlo”.
Casualmente, y ya para cerrar el tema, en uno de los últimos números del BMJ se publica un artículo firmado por un grupo de investigadores canadiense titulado "Relation between surgeon volume and risk of complications after total hip arthroplasty: propensity score matched cohort study". El artículo se basa en el análisis de 37881 pacientes que fueron operados de artroplastia de cadera entre 2002 y 2009, con un seguimiento posterior de 2 años. El objetivo del artículo era saber si hay relación entre las complicaciones postquirúrgicas y la experiencia del cirujano que realizó la intervención. 

La conclusión es clara: los pacientes cuya intervención fue realizada por profesionales que en año anterior hicieron menos de 35 intervenciones del mismo tipo tuvieron más revisiones y y dislocaciones. En este gráfico es fácil de ver:


El tema incluso ha protagonizado un editorial en la misma revista, comentando esa relación entre volumen de actividad y calidad asistencial. Este tipo de hallazgos avalan la necesidad de concentrar ciertas especialidades complejas o procesos con bajo número de pacientes en un sólo centro sanitario para que así haya el volumen suficiente. Además, refuerza la necesidad de garantizar una experiencia mínima para evitar ciertas complicaciones.

¿Sería necesaria una certificación periódica para realizar determinados procedimientos? ¿Debe el paciente preguntar a su cirujano ortopédico cuantas intervenciones realizó el año anterior? Para leer algo más, os recomendamos esta revisión sistemática y el reciente post de Javier Herrera "La curva de aprendizaje de los procedimientos quirúrgicos complejos" en su blog Tribulaciones de un Cirujano. La relación entre cantidad y volumen también se puede observar a nivel hospitalario, como comenta este artículo del NEJM.

martes, 10 de junio de 2014

Cuando la desmotivación entra por la puerta


Según un reciente estudio de Gallup centrado en los trabajadores estadounidenses, un 30% está comprometido con su trabajo, un 50% le da igual y un 20% se sienten muy descontentos. Este último grupo, según señala el estudio, influye negativamente en sus compañeros y muchas veces "expulsan" a los clientes. ¿Y por qué este grupo no cambia? Generalmente por falta de liderazgo.

Puede ser por no tener una estrategia clara, por no saber escuchar a los trabajadores o por malas políticas de incentivación, pero el resultado está sobre la mesa. ¿Qué porcentaje de trabajadores desmotivados hay en tu organización? Curiosamente, entre las reclamaciones que se presentan en hospitales y centros de salud, un buen número se deben al trato personal. Esta es la tabla de reclamaciones más frecuentes del informe "Análisis y benchmarking del tratamiento de las reclamaciones y sugerencias en el Sistema Nacional de Salud":


¿Hay una correlación entre dichas reclamaciones y los trabajadores desmotivados? Siguiendo este estudio realizado en el NHS, hay una relación clara entre la motivación del profesional y la experiencia del paciente. Si en estos años de crisis, recortes y reducción salarial, ¿hay más reclamaciones derivadas de la desmotivación? ¿Es admisible, como ocurre en atención primaria, que el segundo motivo de las quejas sea el trato personal?

Nota final que no tiene nada que ver con la desmotivación: la gente del Hospital de Cruces ha conseguido que su proyecto "Mano a mano con el paciente renal" haya llegado a la final del Premio Internacional de Buenas Prácticas EFQM. Ahora llega la fase de votación, y aunque hay otros proyectos, creemos que Cruces se lo merece. Podéis votar en este enlace.

domingo, 8 de junio de 2014

Pescando blogs en el mar de la tranquilidad


Hay conversaciones que marcan, que ayudan a cambiar de ciclo, que transforman una realidad en otra completamente diferente. ¿Tenemos tantas realidades como estados de ánimo? ¿Somos siempre los mismos y nos adaptamos al entorno? La adaptación es esencial, pero lo que realmente debemos cuidar es el campamento base, con nuestras ideas, nuestro estilo y nuestra esencia.

Esta semana, salpicada de problemas, mejoras y muchas ilusiones, hemos seleccionado estos enlaces para vosotros. Y no, no hablaremos de la monarquía, preferimos otros temas. Empezamos:

Si hay mercado, hay empresas. Y si no lo hay, se crea... Algo parecido ocurre con el mundo de los suplementos nutricionales para niños (los míticos batidos). Para saber algo más desde una perspectiva critica, nada como leer esta entrada del blog El nutricionista de la general.

Nos encanta desmitificar ciertos temas.  Primero porque aprendemos mucho y además porque ciertos dogmas necesitan a veces un lavado de cara. En este caso, el famoso concepto del "nativo digital" que no es tanto como creemos. Enrique Dans revisa este tema y nos demuestra que las cosas no son como pensamos. 



En el resumen del domingo pasado, hablamos de un titular de Redacción Médica tras un congreso médico: "Enfermería no puede liderar la gestión clínica". De todas las reacciones que ha motivado la noticia, nuestra favorita la publica el blog La Comisión Gestora bajo el título "Un tonto a las 3".

Aunque la evidencia está ahí, muchas veces se olvida en el día a día. Para evitar ese olvido, hace unos años se pusieron de moda las iniciativas con recomendaciones del tipo "choosing wisely" o "do not do". Gracias al blog de Jordi Varela, hemos conocido la web DIANAS que recopila y clasifica todas las recomendaciones. 

Ya está disponible en abierto en la web de Gaceta Sanitaria el "Informe Sespas 2014", centrado en el impacto de la crisis en la salud. Temas como privatización y crisis, efectos en la alimentación o salud mental y crisis económica firmados por grandes autores del mundo de la salud, la economía, la política sanitaria, etc. Merece mucho la pena...

Una vuelta de tuerca más a la telemedicina. ¿Cuales son las preferencias de los pacientes? ¿Sabemos escucharles y adaptar los proyectos a sus necesidades? En este post del blog CyberTherapy and Rehabilitation nos hablan de un reciente estudio sobre el diseño de proyectos enfocados al cuidado de pacientes con diabetes.

No hay 3 sin 4, y la jornada Vídeos y salud es un buen ejemplo. En octubre se celebra en Barcelona la cuarta edición de esta jornada tan especial centrada en la comunicación audiovisual en el ámbito de la salud. Inscripción libre y gratuita, ¿contamos contigo?

En septiembre de 2013, el Royal College of Physicians publicó uno de los informes más interesantes de estos años: "Future Hospital". El objetivo era definir como deberían ser los hospitales dentro de un tiempo, con un eje muy claro: la atención centrada en el paciente. Algunos hospitales están empezando a tomar nota de las conclusiones del informe, y sobre este proceso de reinvención habla un artículo de Health Leaders.

A veces, gracias a la serendipia, llegas a un post de hace algunas semanas que te hace reflexionar sobre algún tema. Esta vez, hemos acabado en el blog de nuestra gran amiga Mónica Moro, en un post que habla de la necesidad de compartir y de la importancia de diferenciarse con el cambio. Lo mejor es que lo leas: "Estruja estruja que algo sale". 

Y si hablamos de mar de la tranquilidad, automáticamente nos acordamos de esta canción de Iván Ferreiro. Feliz domingo y gracias por estar siempre ahí.

viernes, 6 de junio de 2014

Open data: pasa el tiempo y...


En diciembre de 2012, conocimos (gracias al blog de Rafa Bravo) un proyecto llamado Prescribing Analytics que nos llamó poderosamente la atención. Se basaba en utilizar los datos de prescripción de estatinas en Inglaterra en los centros de atención primaria y plasmarlos en un mapa, mostrando así la variabilidad territorial en el uso de estos medicamentos. 

Recientemente se ha presentado un mapa similar basado en el consumo de antidepresivos también en Inglaterra a través del proyecto Quality Watch, promovido por The Health Foundation y Nuffield Trust. Podéis ver la imagen al inicio de la entrada. Pero, ¿y los datos? ¿de donde salen?

En el ámbito del NHS, tienen la suerte de contar con una web dedicada a publicar los datos de prescripción en atención primaria desglosado por centro a través del Health & Social Care Information Centre. La publicación de los datos cuenta con tres características esenciales:
  • Acceso libre, al más puro estilo open data. Cualquier persona puede descargarlos.
  • Rapidez en la publicación. Los últimos datos publicados son de febrero de 2014.
  • Sin datos personales ni de profesionales ni de pacientes.
¿Estamos en el buen camino en España? Siendo sinceros, no. Ni datos actualizados, ni datos desglosados, ni nada... Y los pocos que hay, proceden de alguna consultora que parece tener la exclusiva. Pero todo llegará y tendremos datos públicos en poco tiempo, ¿verdad? ¿verdad? ¿verdad?

miércoles, 4 de junio de 2014

¿El principio del fin del marketing pseudocientífico?



Si nos paseamos un día al azar por cualquier medio de comunicación (televisión, internet, radio, prensa, etc.) nos encontramos con decenas de anuncios muy llamativos pero con un problema clave: proponen un beneficio saludable y una mejora en la salud sin que haya evidencia que lo avale. En resumen, ejemplos claros de la llamada publicidad engañosa.

Pero curiosamente, muchos de esos anuncios siguen adelante, sin que nadie los prohiba, sin que nadie sancione a las empresas. De hecho en un artículo publicado en 2011 y firmado por dos profesores de la Universidad Rey Juan Carlos I que analiza 430 cuñas publicitarias de salud en radio, muestra que el 15'81% de las cuñas incluían reclamos engañosos.

Hasta ahora, el control de la publicidad sobre salud aparece en el Real Decreto 1907/1996, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria, que desarrolla algunos artículos de la Ley General de Sanidad y la Ley 29/2006. Hay también una regulación comunitaria sobre publicidad de alimentos que tengan efectos en la salud. Sin embargo, ninguna norma con rango de ley califica a la publicidad engañosa en el caso de pseudoproductos sanitarios como acto ilícito, y siempre en las leyes vigentes se deja muy claro que hay que acudir a los reglamentos y reales decretos.

Por fin, parece que la publicidad en materia de salud (más allá de los medicamentos y los productos sanitarios "oficiales") va a tener una ley que diga las cosas claras. ¿Afectará por fin a alimentos funcionales y otros productos parecidos? Y todo gracias al reciente anteproyecto de ley del código mercantil que dice lo siguiente:

Se considera que constituyen actos de engaño desleales en cualquier circunstancia los actos siguientes realizados en las relaciones con los consumidores:
q) Proclamar falsamente que un bien o servicio puede curar enfermedades, disfunciones o malformaciones.

¿Será el principio del fin de muchos anuncios que casi venden milagros? ¿De ciertos productos de alimentación que lo curan todo? ¿De casos como los que cita este post de Scientia? Tiempo al tiempo...

martes, 3 de junio de 2014

Siempre hay un camino #A1000Manos


Hoy dos grandes amigos (Rut Roncal e Iñaki) nos invitan a hablar de felicidad a través de su iniciativa #A1000Manos. Dado que solemos hablar de sanidad, hemos decidido recordar una historia real sobre felicidad en el ámbito laboral.

Hace ya varios años, en un hospital cercano al mar, un gran profesional decidió poner una iniciativa centrada en demostrar la importancia de la felicidad en el trabajo. Explicó el proyecto, pidió ayuda a todo el mundo, y pese a que algunos lo tildaron de loco, llegó el primer día de esa semana mágica, llena de actividades, centrada en demostrar algo tan sencillo: que en el trabajo era posible ser feliz. 

Aunque la idea no era nueva, ya que hay encuestas, charlas TED, y muchos libros sobre el tema, hay un abismo entre verla en el papel (o en la pantalla), y transformarla en algo tangible que se pone realmente en marcha. Por eso aquel proyecto fue tan especial (y sigue siéndolo).

Quizás la mayor enseñanza de aquel proyecto (que hoy sigue vigente) es precisamente la necesidad de transformar los impulsos y las ilusiones en algo real y de saltar las barreras que nos ponemos para hacer algo en lo que creemos. Y si además lo acompañamos de pasión, mucho mejor, ya que la apatía no suele ser una buena amiga. Aquel proceso de puesta en marcha logró saltar muchas barreras, pero vivirlo de cerca fue una gran forma de sentir esa felicidad.

Creer en algo, transmitirlo con pasión y buscar compañeros de viaje para un proyecto (inicialmente) loco, es quizás una experiencia fascinante. Una forma de ser feliz... ¿cuando empezamos?


domingo, 1 de junio de 2014

¿Cuándo llega el verano? El resumen de la semana


Ha pasado una semana desde la jornada electoral del día 25, siete días para entender y digerir por parte de muchos políticos que una buena parte de la ciudadanía necesita y exige un cambio. Pero seguramente, ese cambio no afecta sólo a los políticos, quizás también deban dar una vuelta a sus planteamientos muchos medios de comunicación, muchas empresas y organizaciones, muchos grupos de presión acostumbrados a las debilidades de un sistema que les hace fuertes...

¿Es el fin del principio? ¿Llega una época de cambio? ¿Afectará al sistema sanitario que conocemos? Quizás hasta que no lleguen los próximos procesos electorales no lo sabremos, pero seguro que en unos meses empezamos a ver cambios significativos en muchos ámbitos. Incluso puede que dichos cambios afecten a los congresos, y evitemos sorpresas como estas.

Y mientras todo pasa, nosotros seguimos caminando, lanzando preguntas, participando en proyectos e iniciativas y aprendiendo con (y de) todos vosotros. Y el verano llega lento pero seguro... Empezamos nuestro resumen de hoy:

El famoso empowerment (empoderamiento en la desafortunada traducción al castellano) de los pacientes está más de moda que nunca, pero su generalización es más lenta de lo que pensamos. Si el papel de las organizaciones sanitarias es facilitar ese aprendizaje por parte de los pacientes y la toma de decisiones compartidas con los profesionales, quizás haya que grabar a fuego los consejos para sistemas sanitarios que incluye este artículo de The Guardian. Somos muy fans del último consejo: escuchar al paciente.

¿Pagar por cambiar? Un debate clásico de Saludconcosas que protagoniza una entrada del blog del Grupo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud del PAPPS (Semfyc), y todo por una reciente revisión sobre el tema que han elaborado en la Universidad de Newcastle (publicado en Plos One). ¿Son útiles estos incentivos económicos? ¿Son éticos?

Un reciente artículo publicado en The Journal of American Osteophatic Association con el título "Wikipedia vs Peer-Reviewed Medical Literature for Information About the 10 Most Costly Medical Conditions" vuelve a sacar a la luz el alto número de errores de la wikipedia en temas de salud. ¿Nos daremos cuenta algún día que si la wikipedia contiene errores, la solución está en nuestras manos? Muchos medios se han hecho eco de las conclusiones del artículo, como The Independent.

Mientras no arreglemos las luchas gremiales en el mundo sanitario, no conseguiremos avanzar y madurar. Y precisamente los que más fomentan esas luchas son los entes representativos (como colegios y sindicatos). Un ejemplo reciente lo tenemos con el titular de esta noticia de Redacción Médica, "Enfermería no puede liderar la gestión clínica", que firma un alto cargo de un conocido sindicato médico. Cada loco con su tema, y a defender el chiringuito y la parcela de poder... Curiosamente, hace pocos días José Luis de la Serna se preguntaba en El Mundo por el papel de la enfermera en nuestro sistema sanitario.

Si conoces la metodología Grade, y te preocupa el proceso de creación, actualización y difusión de guías de práctica clínica, quizás te sea de utilidad el proyecto MAGIC. Herramientas, recursos y también una aplicación de ayuda. Nos lo cuentan en el blog de Guiasalud.

En los equipos, es esencial contar con un Pepito Grillo. Y en el ámbito sanitario es casi imprescindible. Si tienes dudas, seguro que esta entrada del blog Enfermera 2.0 te convence, y además la historia que cuenta es tan parecida a la realidad...

Uno de los grandes obstáculos para mejorar la atención primaria es el tiempo. En este artículo, publicado en Health Works, lo definen como el principal impedimento para ser un buen profesional, y quizás tengan razón.

Si hablamos de atención al ciudadano en el sistema público y de marketing de servicios, Alberto Ortiz de Zárate (@alorza) es una lectura obligada. Precisamente, hace unos días publicó en su blog unas líneas muy interesantes sobre la necesidad de estar cerca del ciudadano por todos los medios posibles (multicanalidad). Ah, y no os perdáis la presentación.

Cada día más datos, muchos de ellos generados por los propios pacientes: una tendencia imparable. Quizás en España aún tardemos algunos años en dar un paso de gigante en relación al big data, pero en otros países es algo muy habitual como en Estados Unidos. Precisamente por eso, en mobihealthnews publican un reportaje muy recomendable titulado "How patient generated health data is evolving into one of healthcare’s biggest trends". Muy recomendable.

Ayer nos vino a la cabeza una melodía que se apoderó del proceso de escritura de esta entrada y que se ha ganado a pulso protagonizar el momento musical de hoy... "old pirates, yes, they rob I, Sold I to the merchant ships".