jueves, 23 de abril de 2015

Apps buscan evidencia


El 14 de abril debería ser el día de las apps móviles de salud. Que dos revistas prestigiosas publiquen el mismo día dos artículos sobre este tema es bastante sospechoso, quizás una conjura (o una e-conjura). Pero lógicamente, no vamos a reflexionar sobre el origen de esta coincidencia, y nos vamos a centrar en el turrón (como dirían los chicos de La Factoría Cuidando).

El British Medical Journal (BMJ) ha creado un debate en su sección Head to Head con un título muy directo y claro: "Can healthy people benefit from apps?". El editor de la web iMedicalApps, Iltifat Husain, es el que se encarga de la respuesta afirmativa. Los ejemplos que utiliza se basan en aplicaciones de pérdida de peso y de monitorización de actividad física. Además, señala que no hay evidencia de que el uso de apps sea perjudicial para el paciente (aunque falta investigar mucho), y lanza un mensaje de advertencia ante la falta de control a la hora de lanzar nuevas apps de salud al mercado, sin revisión ni evaluación de ningún tipo.

Uno de los mensajes finales quizás sea demasiado optimista ("If we wait for scientific studies to prove the benefit of apps, we’re going to get left behind—not only by our patients who are already using them but also by the industry dictating which tools people should use.") pero realmente hay que dar algún paso adelante para utilizar de forma adecuada este arsenal de aplicaciones, evaluando para seleccionar las mejores y difundiendo más información entre los profesionales.

La respuesta negativa la firma un conocido articulista del BMJ, el médico escocés Des Spence. Su primera frase es toda una declaración de intenciones: demasiadas apps, inofensivas pero inútiles. Su primer miedo es que las apps no evaluadas puedan provocar autodiagnósticos erróneos y ansiedad en los pacientes. Otro riesgo es que progresivamente estamos asumiendo que nuestro cuerpo es una máquina ("Also, society increasingly considers the body as a simple machine: take the advice, take the pills, go for check-ups; and now, presumably, constantly monitor ourselves with these new apps."), sin más. Tanta medición y seguimiento de cada uno de nuestros pasos quizás nos impida vivir la vida. 

Ambas reflexiones son muy interesantes y aportan bibliografía, así que lo mejor es que les echéis un vistazo. Pero JAMA también ha sacado un artículo breve sobre el exceso de aplicaciones, con el título "Is there an app to solve app overload?". En primer lugar, aporta esta sencilla gráfica sobre la utilidad principal de un buen número de apps de salud (hay más, seguro). 



Además de alertar sobre el exceso de aplicaciones, la inmensa mayoría sin evidencia ni nada que las respalde, se centra en hablar de BlueStar. Esta aplicación va dirigida a personas con diabetes tipo 2, requiere prescripción médica y además tiene el visto bueno de la FDA. La autora cita varias revisiones de apps (tanto en diabetes como en hipertensión) y siempre encuentra los mismos problemas: dudas sobre su efectividad, dudas sobre la corrección de los datos que ofrece, y riesgos acerca de la confidencialidad y protección de los datos.

Quizás sea el momento de empezar a difundir y conocer el listado de apps autorizadas por la FDA, los fundamentos de la autorización, etc. El listado está disponible en la web de la FDA y es de acceso libre. En Estados Unidos lo tienen fácil, pero ¿es la solución?

10 comentarios:

  1. Gracias Miguel por esta entrada yo llevo tiempo dándole vueltas a estas cosas... el otro día se lo escribí a Moni Ventoso en FB a raíz de una de esas jornadas de Loas eternas a las apps en las que se enaltece la negación de los problemas (uno de ellos la falta de evidencia).

    En fin, creo que habrá que arremangarse para generarla nosotros mismos... además las apps para enfermería tienen una ventaja: Son de libre prescripción ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, algo habrá que hacer. De momento mareamos la perdiz y poco más.
      Gracias por pasarte :)

      Eliminar
  2. Hola Miguel! Hoy, además de felicitarte por tu entrada (como siempre...) sobre un tema de total actualidad, quiero felicitarte por la elección musical. Aunque me gusta más la otra versión que tienen del mismo tema, el LP (sí, LP, que es como lo compré hace ya demasiados años) es de lo mejorcito que hhay.Ahora mismo voy a rescatarlo.....
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquel disco me marcó, me lo sabia de memoria. Se qe esta versión es más larga y más rara, pero me encanta también. mi favorita de ese disco: A life of Sundays

      Eliminar
  3. Yo creo que el tiempo, también templará un poco el tema de las apps. Tanto porque el conocimiento de ellas les irá dando validez o echando a la papelera, como porque se generará un código universalmente aceptado sobre cómo validarlas.
    Y si no tienen evidencia, pero una o un campo en concreto nos interesa, también podemos hacer un estudio. Si, claro, en base a qué. Eso es un tema que anda por las mesas, las charlas y las barras de pan, digo bar.

    ResponderEliminar
  4. tambien probaria con http://www.neobux. com/?r=Pinheyros y con http://www.clixsense. com/?6050915, http://www.es-facil. com/activar.php?codigo=142701002222766, siempre pagan por ver anuncios en internet
    juntalos donde dice (.) com

    ResponderEliminar
  5. aca puede comprar celulares replikas mando a todo mundo replika telefonlar

    ResponderEliminar
  6. Hola Miguel, felicidades por la entrada!

    A mí este tema también lleva preocupándome bastante tiempo ¿son realmente útiles las app de salud que están en el mercado? ¿es lo que los pacientes o profesionales necesitan?¿mejoran realmente los resultados en salud, el conocimiento de los pacientes/profesionales o la comunicación? ¿hay evidencia de que esto ocurra?.

    No sé si conocéis que la Universidad Miguel Hernandez de Elche, llevo a cabo hace un par de años un estudio de investigación para evaluar la validez de una app dirigida a gestionar la medicación de pacientes mayores y polimedicado mediante un ensayo controlado aleatorizado. Los resultados mostraron que puede reducirse hasta un 40% de los errores de medicación y que mejora la adherencia a los tratamientos. Os dejo el enlace al artículo: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24705022

    Quizás me equivoque, pero creo que estudios de este tipo podrían replicarse para validar la utilidad de las aplicaciones. El problema es si estamos dispuestos a que se demuestre que la mayoría de las aplicaciones no son eficaces....Hay os dejo mi reflexión

    Un abrazo y mil gracias Miguel por compartir tanto conocimiento con los demás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pastora. El problema de esos estudios es que solo validan una app, no todas. Pedir un estudio similar implicaría, como comentas, que muchas apps tendrían que salir, y quizás eso no guste mucho.

      Gracias por la referencia, conozco a muchos de los autores además.
      Saludos

      Eliminar
  7. en iyi medikal ürünlerburada.
    usted puede comprar todo aca

    ResponderEliminar