martes, 11 de agosto de 2015

La tecnología no sirve para nada (sin una estrategia)


La tecnología es la actual niña mimada, o al menos, todos los poderosos la alaban de forma poética y utópica. Todo son TIC, sin más, y creemos que con una app, un wearable o una aplicación que recopile todos los datos de nuestra organización, vamos a resolver todos los problemas del mundo. Pero cuando miramos a nuestro alrededor, pocos pasos de gigante se observan, o mejor dicho, entre pocos y ninguno... En el blog del Nuffield Trust se preguntaban hace unos días si realmente la tecnología iba a ser la punta de lanza para mejorar la eficiencia del sistema sanitario, incorporando tres recomendaciones sencillas pero necesarias.

La primera es quizás la clave, y muchas organizaciones siguen cayendo en el error: las organizaciones sanitarias necesitan una estrategia de transformación basada en la tecnología, no un simple programa de tecnología. Algo parecido señala el reciente informe del MIT Sloan Review, cuyo título es toda una declaración de principios: la estrategia, y no la tecnología, dirige la transformación digital.



La segunda también tiene su interés. Pese a que la inteligencia colectiva y la colaboración forme parte del presente, eso no quiere decir que todo sea gratis. La usabilidad tiene un coste, dinamizar comunidades o portales tiene su coste, y por supuesto, adaptar los procesos a estas novedades también tiene su coste. Y como dice la segunda recomendación del Nuffield Trust: antes de la eficiencia, está la inversión.

La tercera recomendación se centra en la capacidad organizativa de análisis y de predicción. Tener los datos y las herramientas de análisis pueden servir para adaptar los servicios sanitarios, para conseguir el mayor beneficio y ser realmente eficientes. Tener los datos y seguir igual, no es la mejor solución.

1 comentario:

  1. Miguel, muchas gracias por esta interesante reflexión y por el informe para consulta del MIT Sloan Review. Sin duda, la tecnología sin objetivo, estrategia, recursos y análisis nos deja exactamente en el mismo lugar en el que nos encontramos. Esperamos que las recomendaciones a las que haces referencia nos ayuden a avanzar para diseñar una estrategia que nos lleve a una verdadera transformación digital. Saludos.

    ResponderEliminar