jueves, 10 de septiembre de 2015

Google, salud e información: ¿palos de ciego?


Google parece que no acierta con su estrategia en temas de salud. Primero fue Google Health, una especie de carpeta personal de salud que no llegó a cuajar. Tras unos años jugando con aquel proyecto, Google decidió abandonarlo. En aquel momento, Microsoft Health Vault ganó la partida. Los tiempos estaban cambiando y los wearables, le genómica, los datos y el Quantified Self hicieron su aparición. Y lógicamente el mercado debía adaptarse a las nuevas necesidades de los usuarios y las organizaciones sanitarias.

Una de las líneas de trabajo ha sido la de ofrecer herramientas de análisis de big data para investigadores. Google lanzó en 2014 para ello Google Genomics, enfocada a almacenar, procesar, analizar y compartir grandes volúmenes de datos. Apple tiene un servicio parecido pero mucho más colaborativo y abierto, creado en 2015: Research Kit. Para ello, han creado un software open source que permite analizar y recopilar datos de usuarios de cara a realizar ensayos y estudios. 



Pero hay mucho más. Google decidió dar pasos de gigante y lanzó su propia empresa de investigación e innovación en salud: Calico. Su objetivo es, ni más ni menos, aumentar la esperanza de vida humana. De hecho, este lanzamiento motivó un llamativo titular en la revista Time: "Can Google solve death?". Sin embargo, el excesivo misterio que rodea a esta compañía no la ha favorecido precisamente. De momento, se conocen algunas de sus líneas de investigaciones y que ha firmado acuerdo con diversas empresas del sector sanitario y farmacéutico. ¿Será una pieza clave en el futuro? Nadie lo sabe, seguramente ni siquiera su CEO Arthur Levinson. 

Por supuesto, Google también se ha subido al carro de los wearables. Así, se han difundido imágenes de una pulsera para seguimiento de constantes (como una Fitbit o un Apple Watch pero más centrado en la salud), o unas lentes de contacto que permiten medir el nivel de glucosa. El problema del mercado de los wearables es la gran competencia que existe, muchas empresas lanzando apps, dispositivos y otros productos. ¿Podrá Google competir en este mercado?

Menos mal que Google se ha dado cuenta de cual es su fortaleza principal: las búsquedas. Y también tenemos novedades en relación a la búsqueda de información sobre salud en el buscador Google: por fin aparece información fiable de forma destacada. Las novedades de Google son el llamado Knowledge Graph que incluye información destacada en forma de resumen. 

La información destacada facilita al usuario la búsqueda de información fiable sobre un síntoma o una patología. Actualmente tienen catalogadas más de 900 enfermedades, pero los resúmenes solo se ofrecen en el buscador Google US (sólo para Estados Unidos), aunque señalan que están en plena fase de adaptación y traducción. Además permite la descarga de la información en formato pdf.

El origen de esta información es el llamado Knowledge Graph, que se creó para resumir las búsquedas de salud y ofrecer una información fiable, relevante y basada en la evidencia. De hecho, un grupo de expertos (con la colaboración de la Mayo Clinic) es el encargado de revisar la información para evitar que se cuelen las clásicas magufadas. 

Sin embargo, las primeras voces críticas sobre Knowledge Graph ya han aparecido. El origen es la relevancia y fiabilidad de la información, tal y como cuentan en este artículo de PsychCentral. Para ello, algunos expertos han revisado la definición de "depresión" y han encontrado varios errores, que fueron reportados a Google para que cambiara el texto de esa información destacada. 

Ahora las clásicas búsquedas en nuestro ordenador, tendrán otra apariencia cuando se trate de salud. Aquí tenéis un ejemplo, esperamos que pronto llegue a España. Seguro que cuando en Google se den cuenta que muchos profesionales y pacientes utilizan el buscador como primera fuente de información, seguirán trabajando en mejorar los resultados y en revisar la información relevante que se ofrece. Hay mucho por hacer, y quizás este campo sea tan importante (o más) que el de los wearables. 


Quizás los "palos de ciego" de Google formen parte de su estrategia, pero o espabila o la competencia le comerá el mercado (sin ir más lejos, ayer Apple lanzó Airstrip para su reloj). El tiempo se encargará de poner a todos en su sitio... 

2 comentarios: