miércoles, 23 de diciembre de 2015

23 de diciembre de 2030


¿Qué pasará en 2030? ¿Cómo serán los servicios sanitarios? La gente de Nesta (sí todavía no conoces sus proyectos, merece la pena que te pases por su web) ha hecho un ejercicio de salud-ficción y propone 3 historias con su visión del NHS en 2030. El informe completo está accesible en este enlace.

La historia de Bhakti es la que aparece en el dibujo. Una mujer de 50 años, con diabetes, y con una hija adolescente con problemas de discapacidad física que le ocupa casi todo el día. Dado que el seguimiento de su diabetes a veces se complica (la presión del día a día o los problemas de adherencia), Bhakti lleva un monitor de glucosa en la muñeca que toma muestras de forma periódica y las remite a su centro de salud. El sistema de análisis de datos ajusta y propone cambios a Bhakti (y se los notifica vía móvil), y si se detectan variaciones importantes, automáticamente se le propone una cita con su enfermera.

Otra historia es la de Allie, una niña de cinco años. Su padre (que se dedica a las tareas de su hogar y a cuidar a su hija) participa en un grupo local de apoyo y aprendizaje para padres. Gracias a las actividades del grupo, detecta que su hija tiene asma. Para reducir la contaminación del aire, realizan un análisis de los datos de los sensores de de contaminación que instala el NHS y además promueven una campaña de reducción del tráfico rodado. 

La última historia es la de Colin. Tiene 70 años, hace muy poco que falleció su mujer y su salud empieza a deteriorarse poco a poco. Dado que empieza a tener problemas cognitivos, Colin colabora con un centro de proteómica por lo que cada noche se toma una muestra de sangre cuyos resultados se remiten desde un equipo junto a su cama, y así cada mañana puede conocer el nivel de una determinada proteína que puede estar detrás de su deterioro cognitivo. Además, Colin visita periódicamente a su farmacéutico local para hacer otras pruebas. Con los datos diarios y las pruebas adicionales, Colin consigue participar en un estudio de investigación sobre alzheimer.



Sin duda, el poder de los datos, la monitorización mediante wearables y la capacidad de análisis de grandes volúmenes de datos, son algunos de los protagonistas de la sanidad en el 2030. Además, la coordinación plena entre servicios sociales y sanitarios será uno de los ejes de un nuevo modelo de sistema, más orientado a la salud y a la persona. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada