jueves, 17 de diciembre de 2015

Cuando el informe de alta es un mapa mental


La comunicación entre atención primaria y especializada es una de las claves para el éxito de la coordinación y la continuidad asistencial. La historia clínica compartida o el acceso por los profesionales de un nivel a la información del otro nivel (sí, queda fatal hablar de niveles, pero la fragmentación sigue siendo tan habitual...) han ayudado bastante, pero queda mucho por hacer. 

Las altas hospitalarias suelen ir acompañadas, al menos en algunos sistemas sanitarios, de una carta o informe de alta que el especialista remite el médico de familia del paciente. Diagnóstico, cuidados recibidos, medicación, tratamiento, etc... ¿Cabe alguna mejora en este proceso? Pues parece que sí, como nos cuentan en este artículo publicado en la revista BMJ Innovations ("Easy View Care Maps as an alternative to the traditional specialist to GP clinic letter").

El cambio propuesto es transformar la carta o el informe en un mapa mental, que denominan "Easy View Care Map" y que supone aplicar la sencillez y potencia de los mapas mentales a la comunicación entre profesionales. Además, se elimina el proceso de escritura o transcripción de un informe completo, y simplifica la lectura. 


Además del ahorro en tiempo y dinero, según los autores del artículo, los médicos de familia aceptaron ampliamente el cambio y un 90% manifestó que la información recibida era la necesaria. ¿Una frikada o un cambio necesario? Las nuevas formas de representación de la información son necesarias, y proyectos así puede que muestren el camino a seguir.

3 comentarios:

  1. Personalmente me parece muy interesante. Cuando en una consulta recibes a más de 20 pacientes en una mañana, ordenar la información de forma simple y de facilitada lectura es sin duda necesario.
    Eso sí, en un mundo digital lo suyo sería que al escribir la historia de forma convencional se fuera rellenando el "mapa mental" de forma automática. Otra cosa es deshumanizar del todo la Medicina y la información escrita en una historia clínica a menudo tiene lecturas "entre líneas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El artículo habla precisamente de automatizar la creación del mapa (habla de un ahorro de tiempo ya que no se dicta o escribe el informe, y el mapa se hace "casi" de forma automática). Aunque claro, esto puede servir para procesos más o menos estandarizados, y en pacientes más complejos hay que aportar un toque diferente y más completo quizás.

      Gracias Mas!

      Eliminar
  2. Como sistema de comunicación entre profesionales y gerencias, parece útil, práctico y simple.
    Pero...
    ¿vale para el paciente?
    ¿están todos los profesionales listos para asumir la novedad?
    Interesante y controvertida información

    ResponderEliminar