viernes, 8 de enero de 2016

La gran ciudad y la satisfacción del paciente


Leyendo y husmeando en la red (como no), nos hemos tropezado con un concepto bastante llamativo en el campo de la calidad percibida y la experiencia del paciente que se ha bautizado como "efecto Londres". Todo empieza con un artículo en BMJ Open se hace preguntas en voz alta sobre un dato muy llamativo: en una encuesta a pacientes con cáncer (Cancer Patient Experience Survey) realizada a pacientes tratados en centros del NHS se detecta que los peores resultados se concentran en Londres.

¿Son los pacientes urbanos más quisquillosos? ¿O acaso la atención sanitaria es diferente en los hospitales de la capital? ¿Expectativas? ¿Mayor información? ¿Trato menos humano? El reciente informe sobre experiencia del paciente del King's Fund dedica un apartado a este tema, aunque sigue sin conocerse de forma exacta el motivo, o eso dicen.

Pero, ¿ocurre exclusivamente en pacientes oncológicos? Un estudio publicado en BMC Family Practice en el año 2010 basado en una encuesta sobre el acceso en pacientes de atención primaria detectó un resultado similar: "Respondents in London were the least satisfied and had the worst experiences on almost all dimensions of access". Además, los centros más pequeños tenían también mejores resultados que los grandes. ¿Afectan las grandes urbes a la experiencia del paciente y a la calidad del servicio?

Podríamos dar un paso más y preguntarnos si la comparación entre el entorno rural y el urbano afecta a la calidad percibida por el paciente. Un grupo de investigadores canadienses publicó en 2010 en la revista Canadian Journal of Rural Medicine un artículo sobre la "rural-urban paradox", que detectó mejores resultados en términos de experiencia del paciente en los centros de salud rurales frente a los urbanos. En España, esa mayor satisfacción en los centros de salud rurales también se ha descrito en este artículo publicado en 2010 en la revista Atención Primaria.

¿Qué factores pueden explicar este efecto? ¿Acaso las grandes zonas urbanas han dejado atrás la cercanía y la familiaridad del medio rural o las ciudades pequeñas? Sea lo que sea, no podemos olvidar nunca que, al final, todo afecta a al salud.

1 comentario:

  1. A tu pregunta en TW sobre si este fenómeno ocurrirá en España, no conozco estudios que lo recojan, pero apostaría a que en Atención Primaria sí que sucede. En el entorno rural se favorecen una relaciones más intensas y por tanto una mayor identificación y satisfacción, en este caso con el personal sanitario. La figura del médico del pueblo sigue teniendo mucho peso en nuestra sociedad y, medio en broma medio en serio, se podría medir esta satisfacción comparando los regalos de agradecimiento que recibe un médico rural frente a uno urbano.
    Donde tendría más dudas es en la atención especializada, porque la variable geográfica puede ser relevante si alguna de las otras variables que inciden en la satisfacción falla. Por ejemplo, si la calidad humana de la atención o el resultado en la salud del paciente fallan, entonces el paciente puede ver agravada su percepción con el hecho de que ha tenido que desplazarse muchos kilómetros para recibir una atención poco satisfactoria.
    Pero como ya apuntas al final del post, quizá todo se reduce a un problema de cercanía y humanización.
    Al hilo de este tema en TW, una emrpesa de análisis turísticos está elaborando un estudio sobre turismo sanitario y dicen que han encontrado matices sobre este tema que abres: https://twitter.com/MeridianoZeroMk/with_replies

    ResponderEliminar