martes, 15 de marzo de 2016

(in)competencia: ¿cuestión de huevos... o de gallinas?


Cuando las bases del modelo de gestión y de recursos humanos son endebles o no están claras, la interpretación de la realidad se lleva a cabo con sentencias judiciales y pasa lo que pasa. Y estos días, las noticias sobre falta de competencia de la enfermería para dirigir unidades, están poniendo sobre la mesa estos problemas graves.

En Andalucía, las convocatorias para director de Unidad de Gestión Clínica (UGC) permiten que puedan participar para acceder a dicho puesto tanto los médicos como las enfermeras. ¿Y qué está pasando? Pues que algunos sindicatos están reclamando ante los tribunales estas convocatorias. La última sentencia, del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 6 de Sevilla, se refiere a la cobertura del puesto de Director de UGC de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Reina Sofía. La sentencia tiene algunas perlas que merece la pena comentar, y que además nos deberían hacer reflexionar un poco. O un mucho...

En primer lugar, el juez se basa en una sentencia previa similar de una jefatura de UGC en Granada, y señala expresamente que establecer como requisito para participar en la convocatoria de director que es necesario estar en posesión del título de diplomado en enfermería o licenciado en medicina "es contraria a derecho por infracción de los principios de mérito y capacidad, toda vez que, dadas las funciones a desarrollar en el puesto convocado, los Diplomados en Enfermería carecen de la competencia profesional adecuada para ello, no pudiendo delegarse lo que no se tiene".

El juez aclara este tema y dice que "asimilar a diplomados en enfermería con médicos no parece ni lógico ni razonable". Y no solo eso, pues afirma que no parece lógico ni razonable "que para algunas de las funciones a desarrollar en el puesto convocado (como, por ejemplo, la de "realizar, directamente o mediante delegación, la evaluación de las actividades desarrolladas por las personas adscritas a la UGC...", base 3.2) sean aptos los Diplomados en Enfermería (no pudiendo delegarse aquelllo de lo que a priori se carece)".

Y ya para acabar, en base a una sentencia del TSJ de Madrid respecto a las funciones de dirección de centros de salud, el juez rescata un fragmento de dicha sentencia para avalar su idea de que el jefe siempre tiene que ser un médico: "si el Director del Centro de Salud tiene atribuidas, entre otras, funciones de dirección del centro, de organización de los profesionales, de evaluación del desempeño y la propuesta de medidas de incentivación, es lógico que dicho cargo deba recaer en un licenciado sanitario, y dentro de un Centro de Salud en un licenciado en Medicina, ya que las atribuciones del Director del Centro de Salud no se concretan en una mera función de representación de un equipo de profesionales sanitarios, sino que se le asignan funciones que no pueden ser realizadas por un profesional sanitario que no ostente la condición de médico facultativo, al no reunir la capacidad, conocimientos y titulación suficiente para ello y en suma tal labor no puedo ser desempeñada por cualquier tipo de profesional sanitario, sino por aquellos que desde un punto de vista competencial y funcional, y atendiendo a criterios de conocimiento y titulación adecuados, estén debidamente preparados y habilitados para ello."

Así que, en resumen:
1. Las enfermeras no tienen la competencia necesaria para dirigir una UGC.
2. Las enfermeras no son aptas para evaluar las actividades del resto de profesionales de la UGC.
3. Las funciones de dirección de un centro de salud (y parece que, por extensión, de una UGC) solo pueden desempeñarlas los médicos, ya que exceden de la mera función de representación de profesionales.
4. Las enfermeras carecen de conocimiento y titulación adecuados para dirigir un centro (o una UGC). 

Lo más curioso de todo es que las afirmaciones del juez se hacen sin base legal ni reglamentaria, es decir, en los fundamentos jurídicos de la sentencia no se cita ninguna norma que avale dichas apreciaciones. Muy llamativo. Eso sí, como se entere el juez que hay gerentes que no son médicos...

16 comentarios:

  1. La primera instancia es lo que tiene... Espero, por lo menos, que la Junta de Andalucía amarre bien el recurso (no como en la Comunidad de Madrid, que fue de historieta gracias a la incompetencia de los recurrentes)

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, al CGE se le pasó el plazo y fue rechazada por "extemporánea"

    ResponderEliminar
  3. Los jueces también son humanos y saben "copiar y pegar". La diferencia es que en los trabajos académicos te suspenden y a este no.

    ResponderEliminar
  4. Los jueces también son humanos y saben "copiar y pegar". La diferencia es que en los trabajos académicos te suspenden y a este no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo curioso es que copia sin más, no aporta ninguna norma ni nada similar... muy curioso

      Eliminar
  5. Y el colegio de enfermería de Sevilla que estaba haciendo??, pero quién narices nos defiende?, quién narices no le dice al Juez que ya no existen diplomados?. Quién narices no le dice al Juez que la cosa es de gestionar y que yo entre otras capacidades(que se dirimirán con respecto a otros con entrevista por competencias o casos críticos o una de 360º) mi master de gestión me da un plus que a un médico que no lo tenga no le da, por tanto quién narices me defiende para no hacerle ver a un juez todas estas cosas?, por qué no están atentos colegio y CGE para defender a sus colegiados?......me sale bilis......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay jueces y jueces, pero con este hubo mala suerte... y seguramente el colegio estaba pensando en otras cosas. esto son minucias para ellos :P

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo. Menos intereses de sindicatos y colegios profesionales en quedarse con la formacion y la acreditacion de las enfermeras en la prescripcion y mas a lo q hay q estar:. A defender situaciones como esta q borran de un plumazo logros historicos q las enfermeras nos hemos ganado por nuestra capacidad gestora. Y si no, q compare el juez los resultados obtenidos en los contratos y acuerdos de gestion entre unidades liderados po medicos o enfermeros. Si no son iguales o mejores, entonces, tome la decision de que somos menos aptos. Cuando va a cambiar este pais. Mucho hablar de evaluar y tomar decisionrs en base a resultados y todo se queda en palabras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nadie piensa en avanzar y mejorar... hay otras prioridades

      Eliminar
  7. Me hace mucha gracia este tipo de afirmaciones cuando en otros países como Reino Unido la enfermería está a cargo de Equipos de Gestión de casos, de Unidades y llegan a ser directores de Hospital. No sé, a lo mejor en España lo de la titulitis está tan extendido que aquello llamado Méritos y Valía para el puesto no es tan necesario. Qué forma de malgastar el talento y menospreciar a los profesionales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los méritos sirven para ordenarte dentro de tu escalón pero saltar está mal visto.
      Gracias Sonia

      Eliminar
  8. Temo que es una cuestión cultural, y como tal difícil de cambiar, sobre todo cuando no existe un discurso bien armado para cambiarla.
    Culturalmente se equipara enfermeras con medichachas, o ayudantes menores del médico, sin formación, e incluso me atrevería a decir que no tiene competencia, habilidad técnica incluso social y moral para liderar equipos, y soluciones a un sistema sanitario gestionado por médicos que actualmente está en crisis.
    Quizás otros profesionales incluso no sanitarios si, pero las enfermeras no, sería incluso peligroso para el sistema...
    Como será la cultura reinante, que los principales representantes de la profesión no sólo admiten ese déficit sino que se apremian a negociar la acreditación de una formación extra... Para mejorar sus negocios... Claro..., pero lo que queda es eso, que los representantes admiten e insisten en que es una profesión MENOR.
    Mucho trabajo y tiemposnos queda para demostrar que está profesión tiene mucho y bueno que aportar al sistema y cambiar la imagen y cultura de nuestra profesión, pero me temo que primero debemos empezar por nosotros mismos, para ser medichachas no hace falta tanta carrera, tanta especialidad,...
    Y los jueces también están dentro de la sociedad y la cultura reinante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. efectivamente, la sentencia deja muy claro que no hay una norma que avale esa opinión, pero nuestra sociedad aún sigue pensando que el médico está por encima de todo y de todos.

      Eliminar
  9. Los estereotipos contra la Enfermería son muy abundantes; sin embargo, debemos luchar con fuerza contra ellos, utilizando los medios que cada uno de nosotros tiene a su alcance. Estos son los míos: http://envejeceractivos.com/enfermeria-una-profesion-para-el-cuidado/. Un cordial saludo de Concha Aparicio.

    ResponderEliminar
  10. Buenos días,

    Os escribimos desde Grupo Aranda Formación, un grupo de escuelas especializadas en formación. Primeramente os damos la enhorabuena por vuestra web ya que aportáis contenido muy interesante.

    Para todos lectores que siempre les ha llamado la atención el sector de la sanidad y les gustaría dedicarte a este ámbito desde un punto de vista profesional, les informamos que en nuestra Escuela de Sanidad ofertamos una gran variedad de cursos profesionales con salidas laborales reales relacionados con el sector sanitario.

    ¡Os invitamos a que nos visitéis y no perdáis la oportunidad de hacer lo que os gusta!

    Toda la información sobre nuestros cursos los podéis encontrar aquí http://arandaformacion.com/escuela-de-sanidad/

    Os mandamos un saludo y os animamos a continuar con esta labor informativa tan beneficiosa para todos los apasionados del mundo de la salud

    ResponderEliminar