viernes, 12 de agosto de 2016

Y mientras tanto la vida sigue


Parece que nada cambie... Los problemas y las áreas de mejora en las organizaciones sanitarias se repiten y además perduran en el tiempo, y seguramente si preguntas a los trabajadores y gestores de una organización sanitaria, serán capaces de dibujar el mapa de problemas con total exactitud. Pero en muchos sitios todo seguirá igual: muchas cosas se harán bien y otras no tanto... 

Y saldrán notas de prensa glosando que todo se hace bien (esa noticia típica de que un hospital es excelente porque hace algo que realmente hacen casi todos los hospitales, tal vez el problema sea de agilidad periodística en emitir la nota de prensa o de saber "vender" la nota al medio de comunicación), y el directivo será aclamado como el mejor del país porque... pues, ejem, nadie lo sabe. 

Y claro, cuando después lees los informes sobre hospitales ingleses que publica el órgano de regulación e inspección de servicios sanitarios (bendita transparencia), te das cuenta que en todas partes cuecen habas, y que los problemas se repiten. En este ejemplo, se trata de un informe sobre un centro de servicios de salud mental y las áreas de mejora que se enumeran son las siguientes:
  • El centro tiene problemas con la selección de personal. Cambiar de profesionales de forma constante en la misma unidad puede tener consecuencias negativas en los cuidados.
  • Hacen falta gestores a medio y largo plazo con habilidades de liderazgo muy potentes.
  • Inadecuada gestión del riesgo y de la seguridad del paciente.
  • Pese a los casos de fuga de pacientes que se dieron, no se analizaron ni se aprendió nada de ellos.
  • La comunicación con atención primaria debe mejorar.
  • Los sistemas de información no facilitan la ejecución de los procesos asistenciales.

Curiosamente esas áreas de mejora son bastante comunes, y ya en muchas organizaciones ni se comentan porque son parte de la costumbre organizativa, incluso en España. Recordando este post de Javier Padilla, "un problema que siempre está presente no es un problema sino una característica". Quizás debamos asumir que los problemas de liderazgo, la endeble comunicación y coordinación con atención primaria o la resistencia a aprender de los errores sean características del sistema. Incluso en ocasiones te planteas si forma parte de la cultura... Y por supuesto, la vida sigue, y todos se quieren poner medallas.

2 comentarios:

  1. Hola Miguel; sobre esta frase "Los problemas y las áreas de mejora en las organizaciones sanitarias se repiten y además perduran en el tiempo" puedo aportar pruebas... de 2010, 2012 y 2016... y eso que la organización "luce" un +400 (o mejor dicho, pese a que lo luce).

    Y la frase de Javier Padilla lo clava... esas deficiencias son parte de la estructura, parece ir en el genoma del servicio y tod@s silban cuando lo dices (o te dejan de seguir o te bloquean como a mi ayer)... en fin que cada quien se quiere creer la película que le conviene, pero la realidad es terca; pero que muuuy terca.

    ResponderEliminar
  2. Hola Miguel Angel, en mi opinión hay muchos gestores sanitarios que son constantes en luchar contra estos problemas que parecen indestructibles, y aunque siempre hay excepciones, para lo bueno y para lo malo, en general no estoy de acuerdo en acabar con la sugerencia de que todo esto pueda ser parte de la cultura de nuestras organizaciones sanitarias. Otra cosa sea el éxito de estas "luchas" en cada caso...
    Quiero aprovechar para felicitarte por el blog, lo sigo atentamente y me parece muy interesante. Muchas gracias y saludos, para tod@s lectores y "luchadores" ;D

    ResponderEliminar