jueves, 29 de septiembre de 2016

Liderazgo y formación



Que una revista tan prestigiosa como Harvard Business Review dedique un artículo a hablar del fracaso que supone la formación en liderazgo en las empresas, dice mucho de este problema. De hecho, el párrafo inicial es muy directo (y duro):

Corporations are victims of the great training robbery. American companies spend enormous amounts of money on employee training and education—$160 billion in the United States and close to $356 billion globally in 2015 alone—but they are not getting a good return on their investment. For the most part, the learning doesn’t lead to better organizational performance, because people soon revert to their old ways of doing things.

La clave, según los autores, es que lo que se aprende es muy difícil de implantar en las organizaciones, salvo que la formación vaya acompañada de un cambio cultural. Los conflictos, las luchas de poder, los estilos de dirección y la inercia no son precisamente los mejores amigos de los cambios en temas como trabajo en equipo o colaboración. La trayectoria habitual suele ser esta:

  1. Un profesional se inscribe a un programa formativo interno de liderazgo y trabajo en equipo.
  2. Asiste a las sesiones junto a 14 compañeros entusiastas del tema. Por cierto, ningún directivo asiste al curso.
  3. El entusiasmo se contagia de unos a otros, y el programa acaba con el compromiso de implantar pequeñas mejoras en cuestiones organizativas y de liderazgo en la organización.
  4. Y al día siguiente, la realidad reparte bofetadas con olor a naftalina. La tradición, las malas caras, los comentarios de "ya viene el listo" o las envidias, acaban por dinamitar la explosión de ilusión.


Y vuelta a empezar... La formación es muy positiva y suele ser útil, pero si no se acompaña  de algo más, la frustración que genera acaba convirtiendo esta actividad en un foco de ineficiencia para la organización. Por cierto, en la web de Mc Kinsey también hablan del tema.

martes, 27 de septiembre de 2016

Esalud: aplicaciones y tendencias


La semana pasada tuvo lugar la presentación del libro "Esalud: aplicaciones y tendencias", que ha editado la Fundación Gaspar Casal. El libro está disponible para su descarga gratuita en el siguiente enlace.

El contenido del libro es el siguiente:

1. La evolución de la Web con la aparición de Entornos Colaborativos y la repercusión en la medicina. Estíbaliz Simón Gutiérrez.
2. Las nuevas tecnologías como base para la innovación. Julio Mayol Martínez y Miguel Ángel Armengol de la Hoz.
3. Nuevas tendencias en eSalud. Ignacio Hernández Medrano y Carlos Mateos Cidoncha 
4. Las TIC y la gestión del conocimiento. Aprendizaje e inteligencia colectiva. Miguel Ángel Máñez Ortiz.
5. Evaluar para publicar vs Evaluar para transformar. Francisca García Lizana 
6. ¿Cómo mejorar la diseminación de la innovación sanitaria?. Juan Ernesto del Llano Señarís.
7. Principales redes sociales y gestión de followers. Sergio Vañó Galván.
8. Páginas Web y Blogs. Gestión, diseño y mejores herramientas. Esther Lindoso García 
9. Herramientas digitales de utilidad para los médicos. José Francisco Ávila de Tomás 
10. Los médicos en la red. Identidad digital. Marketing digital. Buenas prácticas de difusión. Rosa Taberner Ferrer 
11. Impacto de la telemedicina sobre la asistencia a los pacientes crónicos. Luís Quecedo Gutiérrez 
12. Entorno 2.0 como elemento de apoyo en la adherencia terapéutica. Ramón Alejandro Morillo Verdugo 
13. Internet de las cosas y su impacto en la Salud. César García Sáez

domingo, 25 de septiembre de 2016

El resumen de vuelta (de todo)



Tras unas semanas muy lejos, vuelve todo a la normalidad, de la mano del otoño. Un poco de todo para celebrar la vuelta del resumen de la blogosfera sanitaria. Gracias a todos por estar ahí.

Ante una toma de decisiones es esencial la forma de presentar los datos y los hechos, ya que hacerlo de un modo u otro puede influir en la decisión final. En el blog Avances en Gestión Clínica ofrecen varios ejemplos y hablan de presentar el vaso medio lleno o medio vacío.

En esta entrada de Chilmark Research revisan algunas ideas sobre los portales de pacientes y su utilidad para educar y empoderar al paciente.

Juan del Llano se pregunta, en el blog de la Fundación Gaspar Casal, si la digitalización mejora la práctica médica. Una reflexión muy adecuada en plena época de la historia electrónica, Google o la telemedicina.

A la hora de concienciar a la población y de educar para cambiar actitudes, la originalidad es muy importante. Por eso nos ha llamado mucho la atención la creación de Second Life, una web que ofrece arreglar juguetes con trozos de otros juguetes para así concienciar sobre los trasplantes. No os perdáis este reportaje de Yorokobu sobre el tema.

Datos datos datos... Ya sean de la historia clínica como de los ensayos que se realizan, los datos lo son (casi) todo. Un reciente editorial del BMJ, traducido y comentado por Julio Bonis, habla sobre la necesidad de compartir los datos procedentes de la investigación. No os perdáis el post que publica Primum non Nocere.

¿Recordáis la noticia del precio exagerado de la epinefrina en Estados Unidos? Pues la inteligencia colectiva se ha puesto en marcha y hay varias reacciones muy llamativas para solucionar este problema. Por un lado, un grupo de biohackers que ha fabricado un Epipen casero y lowcost, y además también ha habido reacciones por parte de varios blogueros.

Esta semana nos hemos enterado de que Mark Zuckerberg va a donar mucho dinero para la investigación sobre salud. ¿Qué hay detrás de este anuncio? En The Guardian comentan la noticia que va de la arrogancia a la audacia.

Ya han vuelto los premios IG Nobel. De nuevo, han sido premiadas las investigaciones más sorprendentes del año. Además, como regalo, Volkswagen se lleva un premio que realmente se merece por algunos problemillas que tuvo con las emisiones de sus vehículos. Sin duda, el enlace de la semana.

Qué rabia nos dan las noticias alarmantes. Esta semana, una asociación de consumidores decidió sacar una nota de prensa alertando del riesgo que supone el colorante de un famoso medicamento llamado Dalsy. Todas las portadas sacaron la noticia, pero ¿era realmente cierto ese riesgo? Menos mal que muchos blogs y algunos medios se lanzaron a analizar la noticia y aportar algo de luz. Un buen ejemplo es este enlace del blog Scientia que lo deja todo bastante claro.

Atención primaria y enfermería en el blog Cuidando. Serafín comenta un reciente artículo sobre la gestión enfermera de la demanda de pacientes no programados y su elevado nivel de resolución.

jueves, 22 de septiembre de 2016

Telemedicina: algo pasa en Noruega



Nos encantan las evaluaciones sobre proyectos innovadores. Si hace unos días hablamos de la estrategia de cronicidad de Euskadi, hoy le toca el turno a la telemedicina en Noruega. En el artículo "Adoption of routine telemedicine in Norwegian hospitals: progress over 5 years", publicado en BMC Health Services Research, se revisan los datos de actividad y de implantación de telemedicina en los hospitales noruegos.

Noruega es uno de los países con mayor grado de implantación de este tipo de tecnlogía, motivada principalmente por la necesidad de llegar a zonas remotas (en territorio ártico) y por su extensa área rural. Y de hecho, como manifiestan los autores, el 100% de los hospitales afirma tener en marcha sistemas de telemedicina. 

Sin embargo hay unos datos que llaman poderosamente la atención:
- El número total de consultas de telemedicina es muy bajo (3000 consultas al año en todo el país en el año 2013). Una cifra que iguala la alcanzada en 2009.
- La tasa de consultas de telemedicina es de 0,6 consultas por cada 1000 habitantes. De hecho, frente a más de 5 millones de consultas presenciales, solo se realizaron 2879 consultas de telemedicina. La tasa por 1000 habitantes es la más baja en comparación con otros estudios y análisis similares en otros países.
- Los dos servicios con mayor uso son neurocirugía y rehabilitación. En más de 10 servicios, el número de consultas de telemedicina fue cero en 2013.

Un ejemplo muy claro de que implantar una innovación no se asocia automáticamente con su uso. ¿Problema de estrategias? ¿Formación? ¿Podemos aprender algo? El acompañamiento y seguimiento de la puesta en marcha de estos programas es esencial para garantizar su uso habitual y su éxito.


martes, 20 de septiembre de 2016

Los otros y la seguridad del paciente


Uno nunca lo hace mal... Los que no se lavan las manos son los demás, los que no siguen el protocolo son los otros, los que tienen problemas éticos son mis compañeros. Nunca soy yo. Si el 10% de los profesionales lo hacen bien, yo siempre estaré en ese lado de la curva. Y si la media de mi unidad en cumplimiento es baja, miraré disimuladamente a mi alrededor buscando culpables.

Mi eficacia es total cuando la evalúo yo mismo. Por eso no voy a los talleres de mejora, por eso no atiendo mucho en las charlas de la gente de salud laboral o de medicina preventiva, por eso no participo en los proyectos de mejora de la calidad y la seguridad. Ir a esas cosas es admitir que lo haces mal. Y los que lo hacen mal, son siempre los otros.

Sin duda exageramos un poco, pero la cultura de seguridad en los centros sanitarios implica que esta forma de pensar desaparezca. Nadie es infalible.

Nota: la imagen es de una campaña de seguridad vial de Nueva Zelanda.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Evidencia y gestión



Gestión basada en la evidencia... Suena bien, está de moda, y parece invitar a dotar a esas decisiones intuitivas de un halo de base científica. Pero, ¿dónde está la evidencia para la gestión sanitaria?

Fuera de España es más fácil... Revistas científicas (BMJ, JAMA, NEJM, Quality and Safety y mil más), congresos y jornadas especializados, servicios de salud que publican guías o informes, centros de investigación como King's Fund, NICE o Nuffield Trust que iluminan el camino de muchos líderes, webs y blogs. Así es más sencillo. 

En España las cosas son más complejas. Revistas sobre gestión hay pocas: la imprescindible Gestión Clínica y SanitariaGaceta Sanitaria publica de vez en cuando algo de esta materia, así como Atención Primaria, Medicina Clínica o Calidad Asistencial. Pero se leen pocas experiencias y evaluaciones de iniciativas, proyectos, cambios, etc. Respecto a los centros de investigación, hay que buscar pero están ahí (la Agencia de Calidad sanitaria de Andalucía o Cataluña, el atlas de variabilidad, la Escuela Andaluza de Salud Pública, la red de agencias de evaluación de tecnologías o GuíaSalud). 

Seguimos con webs y blogs. No hay muchos pero afortunadamente tenemos a varios gestores, directivos y profesionales con inquietudes gestoras que escriben periódicamente sobre estos temas. Desde Jordi Varela a Alberto, pasando por Juan del Llano. Hay muchos más (por ejemplo, aprendemos mucho de gestión con La Comisión Gestora, Cuadernillo y otros).

Y llegamos a las sociedades científicas. El Congreso nacional de hospitales se celebra cada dos años y reúne a un montón de profesionales del mundo de la gestión interesados en compartir y en aprender (o eso creemos). Sin embargo, es muy complicado (por no decir imposible) localizar los libros de comunicaciones de los últimos congresos, ni las presentaciones utilizadas por los ponentes en las mesas y talleres del programa oficial. Tanto conocimiento compartido que acaba guardado, sin salir de la caja, y donde seguramente podríamos consukltar experiencias, aciertos, errores, etc.

Ya hicimos una entrada sobre lo difícil que era encontrar el conocimiento compartido en los congresos sanitarios, pero es posible hacerlo bien ya que hay sociedades científicas que no tienen ningún problema en compartir vídeos, comunicaciones, etc. Ah, y la excusa de que el ponente no quiere compartir ya no vale. ¿Estamos fallando a la hora de aportar evidencia a la gestión? 

martes, 13 de septiembre de 2016

El misterio del precio de la epinefrina



El último caso de subida de precios a niveles escandalosos en Estados Unidos es el de la epinefrina. Por diversos motivos, en Estados Unidos aún no hay genérico de este medicamento y el monopolio le corresponde a Mylan con el producto EpiPen. Mylan compró este producto en 2007 a Merck y desde entonces, sin motivo aparente, las subidas de precio han sido constantes.

¿Cuanto ha subido el precio? En 2007 el precio de dos jeringas precargadas era de 100 dolares, y en 2016 el precio del mismo medicamento es de 608 dólares (en españa una jeringa cuesta poco más de 50 euros). Una subida muy llamativa teniendo en cuenta que se trata de un producto cuyos gastos de investigación ya fueron amortizados y con el que apenas ha habido cambio o mejora. 


Uno de los medios más influyentes, el New York Times, lleva unos días informando de esta situación,. tanto con noticias como con editoriales. Primero fueron dos entradas en los blogs del NYT (una del día 22 y otra del día 23 de agosto), posteriormente una noticia explicando la situación y finalmente un editorial (que calificaba la actuación de la empresa como de un timo).

Al menos la denuncia pública ha servido de algo, y la empresa Mylan ha decidido ofrecer algunas ayudas a familias para la compra del medicamento. Sin embargo, apenas explican el origen de esas subidas de precio en un medicamento que. Y esta vez el I+D no es un motivo creíble.

jueves, 8 de septiembre de 2016

Comunicación basada en suspiros


No podía acabar el verano sin hablar de comunicación. Daniel Royo nos lo pone fácil con una entrada antológica, de las que debería avergonzarnos por no ser capaces de mejorar los elementos básicos para una buena gestión sanitaria. Su texto se titula "Si yo fuera presidente y la gestión sanitaria se dejara" y se centra en un aspecto tan complejo como la comunicación entre profesionales. Suspiro...

Además de la ausencia de comunicación vertical tradicional, sobre procedimientos, avisos de seguridad, etc., en el texto Daniel habla de las dificultades para transmitir y elevar propuestas de mejora. Esos escritos, comentarios o avisos, que parece que nadie lee, y que en muchos casos implica mejorar un proceso o hacerlo más seguro (para profesional y paciente). No nos damos cuenta que el conocimiento práctico no está en los congresos ni en los libros, sino dentro de casa. 

Si quieres mejorar un proceso y eres jefe o directivo, escucha a profesionales y pacientes... Si no quieres cambiar nada, sigue igual. Total, te van a pagar lo mismo, ¿verdad?

lunes, 5 de septiembre de 2016

Aprendiendo de los errores: las estrategias de cronicidad



Si hablamos de cronicidad en España, más de uno pensará en Euskadi y en la estrategia que lanzó en 2010 el Gobierno Vasco bajo el título "Estrategia para afrontar el reto de la cronicidad en Euskadi". Una apuesta clara de cambio cultural, organizativo y asistencial en el sistema sanitario que además fue seguida por otros proyectos similares en el resto del sistema nacional de salud (incluso la estrategia ministerial del año 2012).

El tiempo pasa y el diseño y la puesta en marcha de este tipo de proyectos tan ambiciosos genera una serie de lecciones, casos de éxito y errores que merece la pena tener en cuenta para así aprender y mejorar en el futuro. Si bien en España no es muy habitual elaborar y publicar revisiones y evaluaciones de este tipo de proyectos, esta vez ha habido suerte ya que la revista Gaceta Sanitaria publica en su avance online el artículo "Desarrollo e implementación de la Estrategia de Cronicidad del País Vasco: lecciones aprendidas", firmado por Roberto Nuño (que fue director del Instituto Vasco de Innovación Sanitaria).

Nos quedamos con una frase del artículo, centrada en los proyectos que nacen de los profesionales y que define muy bien una carencia muy importante de nuestro sistema sanitario. La frase es esta:



Pese a ello, no se consiguió superar plenamente las barreras de la debilidad política y de la inmovilidad burocrática, las cuales limitaron el despliegue de los cambios, sobre todo los relativos a la escalabilidad de las innovaciones locales de éxito (los denominados proyectos bottom-up).

Es curioso como los proyectos que nacen en los centros, creados e ideados por los propios profesionales, son al final los que más cuesta poner en marcha de manera global. De esta forma, se confirma el gran problema de los proyectos piloto: que nunca despegan del todo, llenando el mapa sanitario de innovaciones locales que no pasan del póster en un congreso. Mejoras que funcionan y no saltan al resto de centros.

Los motivos son múltiples: resistencia al cambio, miedo a la pérdida de poder, no saber elaborar un plan para difundir esa innovación, falta de cultura o incluso el efecto del "medallismo" (esa mejora la ha promovido el Hospital A y si el hospital B la aplica, no podrá llevarse sus premios y demás). Podríamos añadir a estos motivos la dificultad de difundir una estrategia común entre centros sanitarios diferentes, la falta de planes de seguimiento y el bajo nivel del liderazgo directivo (rodeado de prioridades contradictorias y de presiones cortoplacistas más centradas en presupuestos que en cambios a largo plazo). En Timreview analizan algunos de estos problemas a la hora de escalar este tipo de innovaciones.

Curiosamente, a algo parecido se refería Marck Zuckerberg cuando en 2012 incluyó en el informe que publicó Facebook para su salida a bolsa una referencia al llamado "hackers way". Concretamente, el informe decía: "Hacker culture is also extremely open and meritocratic. Hackers believe that the best idea and implementation should always win, not the person who is best at lobbying for an idea or the person who manages the most people.

Ahora solo falta que el resto de servicios de salud y el propio Ministerio se lancen a elaborar y difundir sus informes de evaluación y de lecciones aprendidas con este tipo de estrategias. Una buena forma de hacer gestión sanitaria basada en la evidencia. Sin estas lecciones, la intuición o las modas seguirán siendo los ejes de la gestión sanitaria... 

jueves, 1 de septiembre de 2016

El día de las enfermedades inventadas 01/09/2016



Acaban las vacaciones y... ¿qué ocurre en nuestra vuelta al trabajo? Si hacemos caso a lo que cuentan los medios de comunicación, nos ponemos enfermos ya que el riesgo de sufrir síndrome post-vacacional es elevado. ¡Incluso alguna web de información lo califica como síndrome! La medicalización de la vida llega a las vacaciones, y las noticias a veces parecen alarmantes.


En 2013, hablando de enfermedades inventadas, nos dimos cuenta que sería interesante dedicar un día a este tipo de enfermedades, algo así como un día mundial. Y por supuesto nuestra elección fue el primer día laborable de septiembre, que en 2016 es el 1 de septiembre. Por ello, hoy se celebra el día mundial de las enfermedades inventadas (disease mongering day). Os dejamos la entrada que publicamos en 2013 que cuenta con algunos enlaces de interés.

Acabamos con un cartel de la Gerencia del Área de Salud de Plasencia que quizás simbolice muy bien el problema que hay con este tipo de "enfermedades" y con la medicalización de la vida. ¡Feliz día!