martes, 5 de septiembre de 2017

La jungla del contrato menor: estado del arte



La figura del contrato menor siempre ha sido uno de los problemas a la hora de hablar de transparencia. Las leyes sobre contratos y compras públicas establecen que todo el procedimiento de compra es público pero excluye a los contratos menores, por lo que toda compra de bienes o servicios inferior a 18.000 euros (o una obra menor de 50.000 euros) no es necesario publicarla ni difundir información sobre importe y adjudicatario.

Sin embargo, la Ley 19/2013 de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno lo cambió todo, ya que en su artículo 8 establece que: se deben hacer públicos "Todos los contratos, con indicación del objeto, duración, el importe de licitación y de adjudicación, el procedimiento utilizado para su celebración, los instrumentos a través de los que, en su caso, se ha publicitado, el número de licitadores participantes en el procedimiento y la identidad del adjudicatario, así como las modificaciones del contrato. Igualmente serán objeto de publicación las decisiones de desistimiento y renuncia de los contratos. La publicación de la información relativa a los contratos menores podrá realizarse trimestralmente".

El uso del contrato menor es muy habitual en las organizaciones sanitarias públicas, tanto por su agilidad (no requiere publicación) como por su modo de adjudicación (eligiendo la mejor oferta de entre las solicitadas). Pese a sus límites económicos, el porcentaje de contrato menor frente al total de compras de un centro sanitario puede superar el 30% por lo que la publicación de estas compras aporta mucha información sobre el tipo de productos o servicios a los que afecta, precios, proveedores, etc.

No obstante, en ocasiones se utilizan estos contratos sin cumplir los requisitos que marca la ley, para así eludir las obligaciones de publicidad de la compra y elegir a dedo al proveedor. Estos comportamientos fuera del marco legal pueden implicar un fraude de ley y tener consecuencias jurídicas para sus responsables (es bien conocido el caso del fraccionamiento de contratos). La publicidad de los contratos menores permite revisar su legalidad y conocer las compras de cada servicio de salud. Por ello, vamos a revisar los diversos portales web en los que se publican los contratos menores de cada comunidad autónoma y del Estado.

En el caso de Catalunya, los contratos menores aparecen en la web de transparencia de la Generalitat, agrupados por año y en formato excel. Losa datos permiten filtrar por entidad (para así agrupar las entidades sanitarias) pero el concepto es muy genérico y así, por ejemplo, todos los medicamentos aparecen bajo la rubrica "productos farmacéuticos".

Castilla la Mancha publica igualmente los datos de los contratos menores en su portal de transparencia, pero dado su volumen todos los datos sobre contratos del servicio de salud aparecen en un fichero excel diferenciado. En este caso, la información es producto a producto por lo que se puede saber el medicamento adquirido (o el producto sanitario), así como su precio. De esta forma, se pueden realizar comparaciones de precio entre las gerencias. Se trata quizás de una de las fuentes de información más completa, como puede observarse en esta imagen:


La Comunidad Valenciana publica sus datos en la web de transparencia, pero la búsqueda de información se realiza con un formulario. No hay descarga de datos en excel o similar y además se separan los contratos según si se han pagado por caja fija o no (el formulario es diferente).

Asturias agrupa los contratos menores por entidad y por trimestre en su portal de transparencia. Se trata de ficheros en pdf con los datos de los contratos superiores a 5.000 euros.

La información de contratos menores de Galicia aparece en su web de transparencia y remite al buscador de contratos. No permite descarga de información en formato excel y no es posible conocer el detalle de cada contrato.

El portal de Transparencia de la Comunidad de Madrid permite conocer la información sobre contratos menores a través de un buscador y un formulario. No hay ficheros completos para descarga en formatos tipo excel.

Murcia ofrece la información sobre contratos menores a través de un archivo excel con todos los datos. La información es muy completa pero cada compra incluye una descripción genérica lo que dificulta la comparación.

Los contratos menores de Castilla y León se publican en formato excel en su portal de transparencia. Se trata de información por proveedor y mes, sin especificar el producto adquirido (solo si se trata de instrumental, material de laboratorio, producto farmacéutico, etc).

Desde el portal de contratación de la Junta de Andalucía, se accede a la información sobre contratos menores del Servicio Andaluz de Salud. Se trata de ficheros en pdf, agrupados por mes y provincia, que incluye los contratos menores superiores a 3.000 euros (desconocemos el motivo). Se incluye una denominación genérica del tipo de producto, no el detalle concreto.

La web de transparencia de Extremadura incluye información sobre contratos menores tanto en formato pdf como excel (agrupado por trimestre). El detalle de cada contrato incluye importe, proveedor, entidad contratante y objeto de la compra (de forma genérica, utilizando la denominación oficial CPV). 

Navarra no ofrece información clara sobre contratos menores en su portal de transparencia. Aunque existe la opción no es posible entrar, y solo se puede acceder al buscador general de contratos (que no parece incluir la información completa de contratos menores).

Euskadi permite conocer los contratos menores mediante un buscador o un fichero excel a través de su portal de transparencia. No obstante, no aparecen los contratos menores del servicio de salud. La web de transparencia de Osakidetza tampoco incluye información al respecto.

La web de transparencia de Cantabria ofrece información trimestral sobre contratos menores. Los relativos al servicio de salud aparecen en otro apartado, en formato excel y sin especificar el producto realmente adquirido (denominación genérica). 

Aragón publica sus contratos menores en el portal de transparencia, incluyendo la posibilidad de consultarlos mediante formulario de búsqueda o en formato excel. Curiosamente, en el excel no aparecen contratos inferiores a 1000 euros del servicio de salud, y no es posible conocer el centro sanitario que ha realizado la compra (agregado a nivel servicio de salud).

La Rioja incluye la información sobre contratos en su web de transparencia. Los datos se muestran en un archivo excel, agrupados por trimestre y sin diferenciar el centro sanitario que realiza la compra. Además, la descripción de la compra aparece en formato genérico y no con el detalle exacto.

Baleares presenta la información sobre contratos menores en su portal de transparencia. Los datos se muestran en formato formulario web, sin posibilidad de descarga de datos en ficheros tipo excel o similar. Para entender este formato de visualización (y su dificultad para hacer comparaciones o agrupar información) os ofrecemos un ejemplo:



Canarias incluye la información sobre contratos menores en su portal de transparencia. La información está agrupada por trimestre, por centro y no incluye desglose de los contratos de cada centro, solo el número total de contratos y el importe global en un documento pdf. Se trata de un formato propio, que establece la ley canaria de transparencia (artículo 28), pero que no ofrece información transparente real de la actividad contractual como se puede observar en esta imagen:



Finalmente, en el ámbito de la Administración General del Estado, los contratos menores aparecen publicados en la Plataforma de Contratación (búsqueda mediante formulario web) y en el portal de transparencia. No existe posibilidad de descarga de datos. 

En breve publicaremos un segundo post con las ventajas para los gestores sanitarios de la publicación de estos datos, de cara a realizar estudios de mercado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario