martes, 25 de septiembre de 2018

Design thinking y sanidad basada en el valor: ¿humo o realidad?


Por un lado tenemos un concepto llamado pseudoinnovación, que consiste en repetir y reinventar las mismas técnicas y teorías usando diferente terminología cada 3-5 años. En el mundo de la gestión sanitaria y la calidad asistencial hay algunos ejemplos muy conocidos. 

Por otro lado, algunos medios publican textos muy críticos con alguna de las técnicas de moda como el design thinking. En este artículo de Harvard Business Review, enumeran muchos de los problemas de esta técnica y además dicen claramente que es un ejemplo de pseudoinnovación: un nuevo nombre para un método antiguo.  Aunque como decimos siempre: si el hecho de que esté de moda sirve para que una organización actualice sus herramientas de toma de decisiones y análisis de problemas, prueba superada y ¡viva el design thinking!

Y para acabar, en un artículo de 2015 tres investigadores del Karolinska Institute decidieron analizar ("Pseudo-understanding: an analysis of the dilution of value in healthcare") la literatura que se ha generado alrededor del concepto "value in healthcare" (sanidad basada en el valor, popularizado por Porter) con un objetivo muy sencillo: ¿se ha entendido el concepto teórico o estamos dando vueltas alrededor de cuatro conceptos sencillos sin profundizar mucho más?

Las conclusiones del artículo citado son claras: se están aplicando las herramientas planteadas por Porter pero sin saber para qué. Muchos artículos centrados en este concepto confunden conceptos, mezclan diversas teorías y se dedican a difundir humo. ¿Por qué? Se unen dos elementos: (1) muchos "expertos" quieren seguir vendiendo consultoría, escribiendo libros y dando charlas sobre estos temas, y además (2) una buena parte del público quiere entender el concepto de forma rápida y sencilla y por eso gran parte del desarrollo teórico y práctico se pierde.

¿Queremos decir que los expertos que hablan o escriben sobre este y sobre otros conceptos se dedican a vender humo? Por supuesto que no... Pero a veces hay que plantearse algunas reflexiones:
- ¿Entiendo los fundamentos teóricos de las herramientas que me están vendiendo? ¿Realmente son útiles para mis necesidades o solo son fáciles de implementar y están de moda?
- ¿Las técnicas novedosas que me ofrecen son realmente nuevas o son un refrito de algunas técnicas antiguas? ¿Debo utilizar estas técnicas nuevas o con las antiguas ya es suficiente para mi objetivo? 
- No olvides que el argumento de muchos "pseudoexpertos" ante las técnicas antiguas es sencillamente ese: que son antiguas, y por eso ya no funcionan. Muchas veces, el problema es que o no se conocían o no se han aplicado bien. 
- Y para acabar, hablemos de sanidad y valor: ¿permiten mis sistemas de información genera los datos y mediciones necesarias para utilizar este modelo? ¿usarlo me lleva a generar una mejora o ventaja o lo uso porque fui a un congreso y hablaron del tema? El modelo pinta bien, cada vez hay más literatura sobre valor, pero su aplicación no es sencilla. ¿Será el eje del cambio o pasará de moda'

domingo, 23 de septiembre de 2018

Domingo de yogures y blogs


Después de todo, los domingos son para descansar y cambiarle el color a la monotonía. Por eso el resumen cada vez tiene menos introducción y más contenido, que no queremos aburrir a nadie. 

Esta semana hemos seleccionado unos enlaces muy interesantes para así, de un vistazo, conocer algunos de los temas que se han comentado en la blogosfera. Gracias a tod@s por estar ahí.

Que la mayoría de los yogures del supermercado se pasan con el azúcar añadido es algo conocido, pero parece que esta semana se ha convertido en una noticia viral. Todo viene por un estudio publicado por unos investigadores ingleses en BMJ Open en el que analizan el contenido nutricional de los yogures más habituales, y los resultados son alarmantes. Prácticamente todos los medios se han hecho eco de la noticia, como El Mundo. Si queréis algunas recomendaciones para elegir el mejor yogur, nada como leer esta entrada de Boticaria García

¿Conoces el libro "Recursos inhumanos" de Pierre Lemaitre? La historia de un directivo en paro en un entorno tan veloz que es fácil quedarse atrás, con el trasfondo del nuevo management y del capitalismo global. Julen Iturbe comenta brevemente el libro (sin spoilers) en esta breve entrada de su blog Consultoría Artesana en Red.

En el primer resumen de septiembre hablamos de la desfinanciación de los medicamentos de Alzheimer que se había llevado a cabo. Para saber algo más del tema, en el blog Hablando de Geriatría se preguntan si la medicación para el Alzheimer sirve para algo.

Médicos que echan de menos su consulta, jefes que no olvidan sus principios ni sus valores. En esta entrada de Raúl Calvo, en su blog Medicina en la Cabecera, hay sitio para todo. 

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) ha publicado la guía "Herramientas digitales en Geriatría. Evaluación y recomendaciones”. Una obra colectiva que ayuda a conocer y evaluar herramierntas digitales dirigidas a personas mayores y cuidadores. En este enlace podéis leer el análisis que ha realizado el blog Nuestra Enfermería.

Bryan Vartabedian habla del movimiento Slow medicine en su blog 33 Charts. Un texto breve que ayuda a entender el concepto y su utilidad en el mundo sanitario frente a la mcdonaldización de la sanidad (imperante en algunos entornos). 

¿Sabes cuantas ratas hay en una ciudad como Barcelona? Según cuentan en El País, se ha elaborado el primer censo de las cloacas de Barcelona con un análisis de las bacterias y parásitos que contienen las ratas que allí habitan. 

¿Crees que los gigantes tecnológicos espían a los usuarios? ¿Para qué se utiliza la información de las búsquedas que realizamos? Quizás este vídeo de Pantomima Full te aclare las dudas.

Como casi siempre, el paso de la teoría a la práctica cuesta bastante... Gracias a Rafa Cofiño y a su blog Salud Comunitaria, hemos conocido una herramienta llamada "What works for health" que permite conocer los programas y políticas susceptibles de mejorar la salud de la población. Por supuesto, las acciones incluidas están agrupadas según el nivel de evidencia que las avala.

¿Dónde estará el hospital del futuro? ¿Cómo será? Niels van Namen cree que el hospital del futuro será tu propia casa (y no le falta razón), y lo explica en esta charla TED de julio de 2018. 

Y para acabar, U2 ha decidido pasarse por el blog, y nos ha dejado esta canción...

jueves, 20 de septiembre de 2018

Mis datos, mi tesoro


La nueva normativa sobre protección de datos generó en mayo de 2018 una crisis de pánico que se agudizó cuando de repente todo el mundo empezó a recibir correos electrónicos solicitando el consentimiento de mil webs de comercio online, revistas, blogs, viajes, etc. Parecía el fin del mundo, pero ¿cual es la opinión del ciudadano sobre todo este tema de la protección de datos?

El barómetro de mayo de 2018 elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) incluye diversas preguntas sobre protección de datos y confidencialidad que nos pueden ayudar a conocer esta información.

Una pregunta que nos gusta mucho habla sobre los datos que una persona daría fácilmente o no daría nunca. Los datos que daría fácilmente están encabezados por gustos y opiniones, seguidos por nombre y apellidos y por el historial laboral. Los datos que nunca se darían (salvo que fuera imprescindible) son la información financiera, las huellas dactilares y los fotos y vídeos de uno mismo. El historial clínico no lo daría el 66,9% de los encuestados, mientras que el 14,2% lo daría fácilmente


Es muy llamativo que un porcentaje tan elevado no tenga problema para proporcionar información sobre gustos u opiniones, dado que son los datos más buscados por las empresas para vendernos productos similares, etc. Por ejemplo, iRule es una app española que ofrece al usuario regalos a cambio de información sobre gustos y opiniones. 

Otra pregunta muy interesante trata sobre la sensación de seguridad de acciones cotidianas. Las más inseguras (para el ciudadano) son dar sus datos personales para un concurso (85% indica que el grado de seguridad es poco o ninguno), seguido de colgar fotos o vídeos en la red (80,8%) y de dar el número de tarjeta en internet para comprar algo (68,6%). 


Finalmente, llegamos a la confianza en las diferentes organizaciones. Las que más garantías dan al ciudadano son la Administración Pública, seguidas de los bancos. Las peor valoradas son las redes sociales, los buscadores y las compañías de teléfono, agua o gas. Parece que además de las garantías, tiene algo que ver también el spam que realizan o la usabilidad de las apps o redes que tiene cada organización. 



martes, 18 de septiembre de 2018

¿Qué ocurre en los centros mediocres?


La mayor parte de los estudios que evalúan el desempeño de las organizaciones se esfuerza por saber que hacen las mejores. De hecho, el benchmarking se basa precisamente en eso: aprender de los mejores. Pero, ¿qué ocurre con las organizaciones que no llegan a la media? ¿es posible aprender de las características negativas que definen este tipo de organizaciones?

Una reciente revisión publicada en BMJ Quality and Safety se ha centrado en la identificación de los factores que definen a este tipo de organizaciones (las mediocres), concretamente a las que muestran unos resultados inferiores a la media en indicadores de calidad como mortalidad o seguridad del paciente. Los factores comunes son muy conocidos, casi de la familia...

El primer bloque es una cultura organizacional deficiente, centrada principalmente en directivos que apenas aparecen (solo cuando hay problemas), entornos no colaborativos, exceso de jerarquía o liderazgo sin conexión (líderes poco transparentes, que no apoyan a sus equipos, etc). Este bloque es el más habitual en los estudios revisados.

El segundo bloque trata sobre la estructura. Los factores más citados son  la inexistencia de procesos de mejora de la calidad claramente definidos e implementados. Además, la insuficiente dotación de personal y los problemas con los sistemas de información aparecen como elementos clave en este bloque.

El tercer bloque se centra en problemas de misión y estrategia: poco (o nada) definida en ocasiones, en conflicto con otras estrategias de la organización (por un lado se exige reducir el gasto y por otro se difunden mensajes de mejorar la seguridad del paciente) o incluso una mala implementación de estrategias externas sin reflexionar previamente en el impacto que pueda tener (por ejemplo, una política corporativa de reducir los reingresos que se notifica sin preguntarse por el margen de mejora que existe en dicho indicador). Incluso en algunos centros, la visión de los propios profesionales (basadas en mayor o menor medida en la cultura generada por los directivos), es de mediocridad. 

Parece que la historia se repite y que el papel del líder, la estrategia y la eficiente asignación de recursos pueden marcar a largo plazo los resultados de una organización sanitaria. 

domingo, 16 de septiembre de 2018

Domingo de mercadillo y blogs


Lentamente llega el otoño, los días se hacen más cortos y las temperaturas bajan. Sacamos la ropa de invierno y vuelven las chaquetas, la lana, las bufandas y la manga larga. También vuelven las rutinas de siempre, los horarios y las cafeterías con calefacción. O quizás nada de esto desapareció en verano, al final cada vida es diferente y cada persona elige su rutina.

Llega el resumen semanal de la blogosfera sanitaria. Aquí tenéis nuestros enlaces favoritos de la semana. Gracias a tod@s por estar ahí. No olvidéis nuestro hashtag por si queréis enviarnos algún enlace o evento por twitter: #resumencosas.

Madre mía la que se está montando con el nuevo Apple Watch. Enrique Dans ha resumido muy bien las diversas reacciones ante una de las novedades más importantes del reloj: la posibilidad de realizar electrocardiogramas. En el Washington Post también hablan de esta ¿revolución? Seguro que el equipo de Conectando Puntos hablan pronto de este tema.

Rincón de Sísifo comenta en su blog diversas novedades sobre fármacos para la demencia, en base a diversas guías y artículos. Como siempre, lectura imprescindible para estar al día sobre prescripción y desprescripción.

¿Conoces el sistema DIY (es decir, hazlo tu mismo) de pancreas artificial OpenAPS? En la revista Journal of Diabetes Science and Technology han publicado un análisis de los tuits relacionados con este sistema para conocer la opinión de los usuarios. Los resultados son muy interesantes.

Vamos de eventos. Esta semana se han celebrado dos eventos de mucho nivel: el I Encuentro de Pacientes Blogueros y el Congreso de Salud Digital. Sobre el Encuentro, organizado por FFpaciente, os recomendamos leer este resumen y escuchar dos podcasts que han dedicado un episodio especial al evento: PodcastIlusion y Conectando Puntos. Y si quieres saber algo más del congreso de salud digital, nada como leer la reseña que ha publicado Teresa Pérez.

La gestión del cambio es uno de los grandes retos para cualquier directivo o mando intermedio. En este videoblog de la web Gestión de Enfermería, nos explican algunos de los elementos esenciales para afrontar con éxito un cambio.

El sistema sanitario es un ejemplo claro de complejidad. Grandes organizaciones que buscan la excelencia con procesos cada vez más interconectados. Pero, ¿puede aprender algo el sistema sanitario del mundo empresarial de finales del siglo XX? ¿Sirven los ejemplos de las grandes corporaciones para el modelo de servicios sanitarios? En NEJM Catalyst comentan las semejanzas y diferencias entre ambos entornos.

Durante estas últimas semanas, hablar de artículos científicos, tesis doctorales, universidades y másters es casi lo normal. Curiosamente, esta semana se ha publicado en Nature un texto de John P. A. Ioannidis, Richard Klavans y Kevin W. Boyack sobre la publicación de artículos en revistas científicas por parte de autores muy prolíficos. Y es que resulta que hay miles de autores que publican un artículo cada cinco días. 

¿Conoces el colectivo artístico Batas Nómadas? Se trata de un grupo de artistas que están llevando a cabo performance y otras dinámicas para incorporar el arte en los centros de salud comunitaria. En la revista Gaceta Sanitaria podéis leer un interesante artículo sobre el tema, así como ver este video resumen.

Las típicas comparativas entre el número de usuarios de Facebook y la población de los principales países del mundo nos lleva a plantearnos si Facebook es capaz de asumir ese tamaño y los problemas y retos que implica gestionar y almacenar los datos, noticias y emociones de tantas personas. En The New Yorker han publicado un amplio reportaje sobre Facebook y sus recientes problemas y retos. 

Desde la Escuela Madrileña de Salud han publicado un informe que resume la metodología y los resultados del taller “Construyendo la propuesta de valor” que se realizó con personas con VIH. 

Este fin de semana se celebra en Bilbao el evento Naukas (bajo el lema de siempre: ciencia, escepticismo y humor) con un programa muy interesante. Todas las charlas están disponibles en esta web, pero queremos destacar tres: la de Ignacio López Goñi ("La pandemia del siglo XXI"), la de Gemma del Caño y Marián García ("Sandwich mixto en 3 actos") y la de Mª José Mas ("La aventura de tu cerebro").

La relación entre la industria farmacéutica y la investigación sanitaria vuelve a estar en las portadas. Seguro que todos estaréis al tanto del caso Baselga, oncólogo español y ya ex-director médico del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de New York. Curiosamente, esta semana se ha publicado el Primer Informe sobre investigación e innovación del cáncer en España en el que se alerta de la fuerte influencia de la industria en los estudios y ensayos. Los datos y la realidad se dan la mano.

Paseando por el mercado mientras suenan Smashing Pumpkins... Pura magia

jueves, 13 de septiembre de 2018

La teoría de las ventanas rotas


No vamos a hablar de la figura del cristalero ni nada parecido, pero el origen de la teoría de las ventanas rotas si tiene que ver con un cristal (en esta entrada del blog El efecto Pigmalión lo explican muy bien). Se trata de una teoría sobre entornos urbanos y ciudades y podría enunciarse diciendo que si en un edificio aparece una ventana rota, y no se arregla pronto, inmediatamente el resto de ventanas acaban siendo destrozadas (idem con los vehículos aparcados en una calle). Es decir, el desorden o el abandono acaban provocando más desorden y abandono. Esa falta de cuidado o de control envían señales de permisividad ante este tipo de comportamientos y los pueden acabar generalizando.

Esta teoría se ha utilizado también en el entorno laboral. Por un lado, si una organización no se preocupa por mantener limpio y ordenado el entorno de trabajo da una sensación de dejadez y pasotismo que puede acabar contagiando a los trabajadores. Por otro lado, la permisividad de la organización ante los comportamientos no apropiados de los trabajadores (llegar tarde, desempeño de baja calidad, errores, etc) puede provocar que se consideren comportamientos autorizados de forma tácita y se difundan entre la plantilla. 

Hace unas semanas, la revista BMC Health Services Research publicó el artículo "Broken hospital windows: debating the theory of spreading disorder and its application to healthcare organizations" en el que se realiza una aproximación de esta teoría al entorno sanitario, principalmente en lo relacionado con la calidad y la seguridad del paciente. 

Podríamos pensar en mil ejemplos de contagio o transmisión de estos comportamientos inapropiados (no graves pero que si se generalizan pueden ser el origen de un error grave). Por ejemplo, en lo relacionado con el lavado de manos se comprobó que los profesionales más jóvenes del equipo copiaban con el paso del tiempo los comportamientos de los profesionales con más años de experiencia, siendo uno de ellos el de lavarse cada vez menos las manos. 

Otro caso tiene que ver con la limpieza, el diseño, el mantenimiento y el orden. Cuando la calidad de este tipo de servicios se reduce, se acaba percibiendo como una desidia institucional que puede desmotivar a la plantilla. Esta desidia también se observa cuando la organización no actúa ante los comportamientos descritos anteriormente. Si alguien hace algo que no debe y nadie le dice nada, es que tampoco pasa nada si yo lo hago. Lógicamente esto no significa que se instale una actitud vandálica en una organización sanitaria, pero si ese comportamiento que no debe realizarse va asociado con una ventaja o beneficio para el profesional sin que se perciba que existe un riesgo para el paciente, puede que sea la ventana rota de la unidad.

Se puede afirmar que la actitud de la organización respecto a limpieza, orden, existencia de material necesario, etc. es un factor higiénico de los que describió Hertzberg, y que provoca insatisfacción cuando es pésimo. Por ello, toda organización debe intentar evitar ese contagio de desidia, ya que podría provocar (más) desmotivación en los profesionales. El tema de incrementar el control es más discutible, y podríamos hablar de profesionalismo y de la ética de cada persona en el desempeño de su trabajo, pero tal vez existan ocasiones en que la organización debe recordar las reglas (si existen, claro).

En resumen, que la desidia o el pasotismo generan más desidia o pasotismo. ¿Conoces algún caso de "ventanas rotas" en tu entorno?

Nota final (14/09): si queréis leer el artículo original traducido al castellano, podéis hacerlo en este enlace del blog Cuadernillo d@ Enfermeira (gracias Meijome).

martes, 11 de septiembre de 2018

Telemedicina: ¿futuro o realidad?


Una empresa estadounidense llamada Reaction data ha preguntado a diversos expertos y directivos de organizaciones sanitarias por el impacto de algunas tecnologías en el futuro. Los resultados aparecen en la siguiente tabla, encabezados por la sempiterna telemedicina.


La telemedicina lleva muchos años siendo la gran esperanza sanitaria para la transformación de los servicios asistenciales. Poco a poco se van implantando iniciativas, habitualmente a pequeña escala, sin que haya apuestas globales en este terreno. No olvidemos que todavía estamos asistiendo en estos últimos 3 años al lanzamiento de proyectos de atención o información telefónica, basados en llamadas de voz. ¿Cuándo veremos el salto de la medicina?

Por cierto, siendo un concepto tan amplio (todo se mete en el saco de la telemedicina), quizás sea el momento de empezar a trocear el espacio que ocupa y llamar a las cosas por su nombre. Cuando todo cabe debajo del paraguas de la telemedicina, podemos llegar a perdernos y no saber lo que es y no es.

Quien no parece despegar del todo es el blockchain. Tal vez sea por desconocimiento del concepto o por pensar realmente que se trata de una moda y su efecto quizás alcance a la seguridad de los datos pero no a la salud de la población. 

Para completar esta visión, nada como recurrir a la conocida curva de adopción de innovación en salud digital para 2018 que ha difundido Lloyd price en Linkedin y que elabora anualmente la consultora Gartner. En la zona de expectativas exageradas aparecen los dispositivos de control de síntomas basados en inteligencia artificial, las Hololens, los kits de manipulación genética llamados CRISPR o las hololens. En la zona de desilusión (nada era lo que parecía) tenemos a las Google Glass, la realidad virtual y al famoso Watson de IBM. Y ya en la zona más estable, rumbo a su uso habitual y a su incorporación al día a día, aparece la telemedicina, la mensajería segura, la monitorización remora, la medicina personalizada o el blockchain.

¿Opinas de la misma forma que esta consultora? Al menos parece que ciertas tecnologías empiezan a ser algo habitual, sin que existan muchas dudas sobre su eficacia y su eficiencia.




domingo, 9 de septiembre de 2018

Sin vuelta atrás: el resumen de la blogosfera


A veces, las introducciones sobran. Otros días son esenciales. Hoy, depende de mil cosas. Bienvenidos al resumen semanal de la blogosfera sanitaria. Despegamos.

La revista European Journal of Public Health ha publicado un artículo que revisa las relaciones financieras (ayudas, pagos, etc) de Coca Cola a organizaciones relacionadas con la salud en España. Los resultados asustan... 

El eHealth Center de la UOC y la Asociación Salud Digital han organizado la jornada "Salud Digital y nuevas profesiones ¿Y ahora qué? La gran pregunta de los jóvenes sobradamente desorientados". Tendrá lugar el próximo 2 de octubre en Madrid. Tienes toda la información en este enlace.

¿El cáncer está relacionado con las emociones? ¿En serio? Que no cunda el panico... La ciencia lo tiene claro: no hay relación. Pero todavía hay muchos libros y contenidos digitales que avalan esta relación. En este artículo de El Español lo vuelven a dejar muy claro

Parece que el design thinking está de moda, o mejor dicho, lleva ya unos cuantos años de moda. Muchos consultores y formadores han abrazado este método que, a priori, revoluciona los procesos de resolución de problemas. Pero, según cuentan en este artículo de Harvard Business Review, no es para tanto: es un método menos revolucionario de lo que parece, su valor se basa más en anécdotas que en datos, y además es una copia de otros métodos muy utilizados unos 30 años. Un buen zasca... 

Rodrigo Gutiérrez sigue profundizando en los componentes de la humanización. En esta reciente entrada de su blog Regimen Sanitatis le toca el turno al respeto, la compasión y la empatía. 

¿Eres capaz de evaluar una web sobre salud o una app? Entre las guías y recomendaciones que circulan por la red, nos ha gustado lo que plantean en la web Medical Futurist con algunos consejos para elaborar una evaluación inicial de ir por casa. Decimos lo de "ir por casa" ya que una evaluación más seria y rigurosa requiere algo más. 

En Universo Abierto, blog de la biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca, se preguntan por cómo se van a archivar para el futuro los correos electrónicos. Las cartas de siempre, al estar en papel, no tienen problema, pero ¿y los emails? ¿Hay alguna estrategia de almacenamiento en tu organización?

Cochrane publicó este verano la esperada actualización de su revisión sobre la sustitución de médicos por enfermeras en atención primaria. Las conclusiones se mantienen, pero merece la pena echarle un vistazo.

Hace unos meses publicamos una entrada en saludconcosas sobre las luces y las sombras de Watson, la apuesta de IBM para aplicar la inteligencia artificial en el mundo sanitario. Ahora nos tropezamos con una noticia en el Wall Street Journal que habla precisamente de los problemas en el desarrollo de watson y que pueden afectar a su futuro. 

Las revistas depredadoras son aquellas que publican pseudoartículos científicos (o cualquier texto que se le parezca), sin un proceso de revisión previo y a cambio de una tarifa. En este artículo publicado en LSE Blog comentan un reciente análisis de las publicaciones en este tipo de revistas en Brasil. lo más llamativo es que los investigadores más reconocidos empiezan a publicar también en estas revistas... 

Esta semana en Saludconcosas hemos hablado de alimentación saludable y de azúcar. ¿Te has parado a mirar los gramos de azúcar que contienen lkos sobres que suelen poner con los cafés o infusiones? 

Llega el momento de la música. Dedicado a todos los "señor gigante" para que recuerden que algún día dejarán de pisar. Y también dedicada a ti...

jueves, 6 de septiembre de 2018

Eres muy simpátic@, pero ya no te quiero



La motivación, el liderazgo o el trabajo en equipo son conceptos muy conocidos... Pero además, en los últimos años, son conceptos que se asocian cada vez más a frases positivas, estilo Mr Wonderful, y que nos llevan a simplificar la realidad: un líder optimista es un buen líder, un líder con sentido del humor es un buen líder, y así con mil cosas más. 

Está claro que un líder optimista es mucho mejor que uno pesimista, y un líder que intente contagiar su actitud y su compromiso es casi un regalo. Pero hay que ser sinceros: esto es solo un primer paso de un camino muy largo. En este artículo, lo llaman "liderazgo Prozac" dado que el espíritu positivo que se intenta transmitir es algo artificial, y muchas veces son solo palabras (con la ventaja de que algo repetido muchas veces acaba convirtiéndose en un hecho tangible). 

Antes de seguir hay que dejar algo muy claro: la actitud del líder puede inspirar, contagiar y mejorar el comportamiento y desempeño del equipo, pero para esto son necesarias varias condiciones previas: por un lado, el equipo debe confiar en el líder, pero además este espíritu positivo debe ser coherente con el día a día. De hecho, no podemos olvidar el llamado efecto Pigmalion, la influencia de una persona sobre otra y su efecto sobre los resultados que obtiene.

Sin embargo, este exceso de pensamiento positivo puede provocar que muchos profesionales se callen sus comentarios negativos o sus críticas constructivas, dado que el espíritu imperante es casi contrario a ello ("ya viene el de marketing a aguarnos la fiesta"). Además, hay líderes que tapan o disimulan los problemas reales de la organización para evitar enturbiar ese modelo de liderazgo en el que todo es perfecto.

Para acabar, volvemos casi al principio: la desconexión del liderazgo con la realidad. Un líder cargado de buenas intenciones y de frases motivadoras en un entorno donde la plantilla es escasa, no se sustituyen las bajas, apenas hay medios y los resultados son mediocres, puede acabar generando un entorno de desconfianza entre el equipo y el líder. Ser líder implica sacar a menudo ese lado brillante, de mensajes cargados de energía y de actitud positiva ante los problemas y ante el futuro, pero sin olvidar que la actitud y las palabras hay que acompañarlas siempre de hechos: entorno laboral, estrategia, recursos, conciliación, etc. 

martes, 4 de septiembre de 2018

¿Cuánto azúcar contiene ese sobre?


El tamaño importa, y mucho, cuando hablamos de alimentación. Lo habitual es que el consumidor ingiera todo lo que contiene el envase, plato, etc. en el que le sirven una bebida o comida. Y la evidencia es clara: porciones más grandes implica mayor consumo (como cuentan en el artículo "Downsizing: policy options to reduce portion sizes to help tackle obesity").

El problema es que hay una colisión con la industria alimentaria, ya que porciones más grandes se asocian a mayores ingresos. Y por supuesto el marketing y las estrategias asociadas al envase no juegan precisamente a favor. En esta imagen se puede observar como el tamaño medio de las bebidas azucaradas que se sirven ha ido creciendo con el paso de los años.

Ya hablamos hace unos meses del fin de las napolitanas en los hospitales, o incluso de la prohibición de vender en centros sanitarios bebidas azucaradas. Pero, ¿qué ocurre con el azúcar del café? ¿Nunca te has planteado qué ocurre con el tamaño de los sobres de azúcar? En Portugal ya dieron un paso adelante y se estableció que el tamaño máximo del sobre de azúcar fuera de 5 gramos (antes era de 8 gramos). ¿Qué ocurre en España?

El Plan de colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas y otras medidas 2017-2020, presentado por la Agencia Española de Consumo en febrero de 2018, tiene como objetivo para 2020 reducir el contenido de los sobres monodosis de azúcar en un 50%. Según sus datos, el contenido medio estimado es de 6 gramos y debe reducirse hasta los 3 gramos. 

En España hay sobres de diversos tamaños, aunque se supone que paulatinamente irán desapareciendo los monodosis con un contenido más alto. Hemos encontrado sobres con 4 gramos de azúcar y los hay incluso con 10 gramos, siendo lo habitual 8 gramos. A modo de ejemplo y tras un sencillo estudio de mercado:


En otros países europeos, la media es diferente. Así en Inglaterra lo habitual es encontrar sobres de azúcar de 2'5 o 3 gramos (con el riesgo de que el consumidor utilice dos sobres).

Una buena medida para racionalizar el consumo de los sobres y cumplir con el Plan podría partir de los hospitales y así incluir en los pliegos de las cafeterías el tamaño máximo del sobre monodosis (la mayor parte de los pliegos no regula este aspecto). Además, cuando se adquieren sobres de azúcar para el desayuno de los pacientes, se podría también incluir el tamaño para así evitar que el proveedor suministre sobres de 8/10 gramos. 

La ley de contratos y las compras públicas son también una medida de mejora de la alimentación. Así que quizás sea el momento de empezar a pedir en los nuevos pliegos administrativos para contratar servicios de cafetería o alimentación para pacientes que el tamaño máximo para los sobres de azúcar no supere los 5 gramos (o incluso 4 gramos). ¿Alguien se atreve?

domingo, 2 de septiembre de 2018

El resumen de la vuelta al cole


Ya estamos aquí de nuevo. Un resumen renovado, o no, que eso nunca se sabe. Han sido semanas de pensar si merece la pena publicar cada domingo los contenidos que más nos han gustado, pero lo tenemos claro. 

Empieza nuestro resumen de la semana. No olvides que si quieres recomendar algún contenido para el resumen, puedes indicarlo en los comentarios o incluir en twitter el hashtag #resumencosas. Gracias. Esta es nuestra selección de enlaces:

Es septiembre, y el fanzine Nuestra Enfermería vuelve de su descanso estival. Lectura obligatoria, así que ya sabes: en este enlace tienes toda la información (por cierto, nuestra reflexión es muy parecida a la de Fernando, debe ser que verano es la estación de las reflexiones profundas).

Nesta publicó hace unos meses un informe crítico sobre la investigación en el ámbito biomédico, con un título muy llamativo: "The biomedical Bubble". Abel Novoa lo destripa y analiza en este texto que publica la web de No Gracias.

Francia ha decidido dejar de financiar los medicamentos para el Alzheimer por su baja eficacia y sus efectos adversos. Lo cuentan en el Portal del Medicamento de Salud Castilla y León.

Una de las modas en gestión sanitaria de estos últimos años es la sanidad basada en el valor, siguiendo el modelo de Porter. Para entender mejor este concepto y sus implicaciones, Nacho Vallejo lo explica de una forma muy clara en el blog Por una medicina interna de alto valor.

Si hablamos de diabetes, es casi una obligación hablar de Marcelo González (con permiso de Dani). En esta entrada de su web comenta la ¿importancia? de la hemoglobina glicosilada como elemento de control para las personas con diabetes. 

El dilema entre trabajo y principios suele ser más habitual de lo que imaginamos. Por un lado, Yoriento nos recordaba que "Sabes cuáles son tus principios cuando te cuestan dinero". Pero además Ágata Enfermera nos plantea ese dilema en una historia real.

En Narón (A Coruña) quieren perder peso de forma colectiva, y por eso han puesto en marcha la iniciativa 100.000 motivos de peso. Si quieres saber algo más, puedes leer esta noticia que ha publicado El Comidista.

Las políticas de contratación de profesionales siguen sin adaptarse a la realidad. Contratos de uno o pocos días, saltándose los fines de semana, obligando al profesional a ir de centro en centro y además esquivando la continuidad asistencial. En la web La Cabecera lo explican con 3 historias reales. Humanizar también es evitar esto, ¿no?

¿Es posible luchar desde dentro contra los costes del sistema sanitario en USA? Narayana Health lo está intentando con una mezcla mágica: bajos costes y altos niveles asistenciales (resultados, seguridad, etc). Para saber la receta, podéis leer este artículo de Harvard Business Review.

Todas las administraciones públicas hablan de la participación del paciente. Comités, grupos de trabajo, reuniones o consejos de salud, todo vale. Pero, ¿cual es su efectividad real? ¿funcionan estos órganos o hay sordera institucional con los pacientes? En el blog Cuadernillo Sanitario nos cuentan que no es oro todo lo que reluce.

Menuda entrada ha publicado Jeffrey Varela en su blog La sangre que colma el vaso. A partir de su propia experiencia, Jeffrey plantea cuatro formas de comunicación entre el paciente y el profesional para mejorar la transmisión de noticias. 

El Ministerio de Sanidad ha vuelto a poner sobre la mesa el debate sobre el copago farmacéutico: ¿quitarlo? ¿reducirlo? ¿cambiarlo? En la web de Colectivo Silesia, Javier Padilla recopila algunas ideas muy interesantes para mejorar el copago y evitar empeorar la situación de algunos colectivos.

En Scientia hacen piruetas blogueras, y se arriesgan a conectar elementos tan dispares como la inflación y los fármacos antitumorales. ¿Y cual es el nexo de unión? Un simple Frigo Pie... Lo mejor es leerlo, como siempre.

Una de las nuevas tendencias en el terreno de las publicaciones científicas es el open peer review, es decir, publicar todos los textos que se generan en un proceso de revisión (opinión de los revisores, respuesta de los autores, textos originales, decisión final, etc). Pero, ¿qué opinan los investigadores españoles? En este artículo que publica el blog de Scielo, ofrecen datos de una reciente encuesta realizada por el CSIC.

Los que no se han ido de vacaciones son Conectando y Puntos, o mejor dicho, se han ido de vacaciones pero han sido muy puntuales a su cita de los viernes con el podcast Conectando Puntos. Este verano han hablado de inteligencia artificial, datos, innovación frutal, coches autónomos o crowfunding. Puedes escuchar todos los episodios del "poscas" en este enlace.

Y si quieres empezar a llenar la agenda de eventos interesantes, el primero podría ser el I Encuentro de Pacientes Blogueros, que organiza FFPaciente y se celebra en Madrid el próximo 11 de septiembre. Se trata de un evento gratuito, con un programa muy interesante (de verdad), y en el que además se grabará un episodio del podcast Conectando Puntos en directo. Puedes conseguir tu entrada en este enlace.

Música para volver a lo cotidiano lleno de energía... 

miércoles, 29 de agosto de 2018

Los cuidados integrados: palabras vs hechos.



En uno de los últimos números de Health Services and delivery Research, revista del Health Institute for health Research, aparece publicado una completa revisión sistemática sobre los nuevos modelos de cuidados en el entorno de cuidados integrados ("Understanding new models of integrated care in developed countries: a systematic review"). Su lectura es muy recomendable, pero solo vamos a centrarnos en dos elementos muy concretos.

Por un lado, las principales conclusiones de la revisión: los nuevos modelos de cuidados se asocian con una mayor satisfacción del paciente, incrementan la calidad percibida de los cuidados por parte de los profesionales y además incrementan el acceso de la población a los servicios sanitarios.

El otro elemento a comentar es lo que se entiende en la revisión por nuevos modelos de cuidados integrados. Es decir, ¿cuales son las intervenciones más habituales en los estudios analizados? El top-3 de intervenciones de cuidados integrados son: protocolos asistenciales integrados, equipos multidisciplinares y profesionales de gestión o coordinación de cuidados. Esta es la tabla de los elementos incluidos con su frecuencia.



Sin embargo, estas recetas no son automáticas (escribir un protocolo integrado no es difícil, pero ponerlo en marcha a todos los niveles ya es otra cosa), ya que implican un cambio cultural y una transformación de los procesos casi radical. Hay que romper con las costumbres, con un reparto de funciones dispuesto 30 años atrás y también hay que romper con los intereses de diversos grupos. Por eso, el artículo recuerda que este tipo de medidas debe ir acompañada de una estrategia de cambio y reorientación de los cuidados a todos los niveles, para que las medidas no acaben en el cajón de las iniciativas olvidadas. 

lunes, 27 de agosto de 2018

¿Quién tiene el bisturí?


Gracias a un tuit de Xose Manuel Meijome, hemos conocido el artículo "First-year Analysis of the Operating Room Black Box Study" publicado en 2018 en la revista Annals of Surgery. Se trata de un estudio realizado para conocer los errores y distracciones que ocurren en las intervenciones quirúrgicas por laparoscopia (se analizaron 132 intervenciones), mediante lo que llaman caja negra. 

Tal y como Meijome explicaba en su blog en 2013, la caja negra son una serie de instrumentos de medición y grabación en tiempo real de lo que ocurre dentro del quirófano. En el artículo que nos ocupa, se utilizaron solo los datos audiovisuales recogidos mediante cámaras y micrófonos (que posteriormente fueron revisados y codificados). 

Entre todos los resultados que muestra el estudio, vamos a comentar solo las distracciones o interrupciones que tienen que ver con la gestión de equipos, dispositivos y material. En 43 intervenciones (un 33% del total), los equipos se encontraron con dispositivos averiados o que no estaban a disposición del equipo en el quirófano. ¡¡¡Un 33% de las intervenciones con equipos averiados o en otro lugar!!!

Otro artículo similar del año 2015, encontró que las distracciones por equipamiento se debieron en un 83% de los casos a equipos equivocados o perdidos, y un 17% a equipos que no se habían preparado. Las distracciones relacionadas con los equipos generaron elevados niveles de estrés entre los profesionales del equipo, como era de esperar.

¿Y esto tiene arreglo? Sin duda, sí, pero las soluciones son múltiples. Desde una adecuada gestión de las reparaciones, un control de la ubicación de cada equipo (y no recurrir a la memoria o a las notas en post-it), una planificación completa de cada intervención (con las necesidades bien claras con la suficiente antelación) y una coordinación quirúrgica global. Hay otras recomendaciones, más centradas en la parte de comunicación interna y trabajo en equipo en el área quirúrgica, pero seguro que Meijome las comenta mucho mejor. 

miércoles, 22 de agosto de 2018

Comparando precios: el caso de las jeringas


Es casi un grito en el desierto, pero quizás si lo repetimos pueda llegar a alguien. Si queremos controlar el gasto sanitario, o al menos buscar la tan cacareada eficiencia, la transparencia de los precios de compra de medicamentos y productos sanitarios debería ser la norma. Transparencia se asocia a competencia y a precios que se igualan... De hecho, hace unos años contamos el ya famoso ejemplo de los apósitos y las diferencias de precio entre varios servicios de salud.

Esta vez hemos ido a un producto sencillo y de adquisición habitual en hospitales: jeringas para gasometría 3 ml. Hemos buscado tanto en acuerdos marco (compras para toda una provincia o para todo un servicio de salud) y también en procedimientos negociados (servicios de salud sin contrato vigente) adjudicados durante 2016 y 2017.

Aquí os dejamos los precios de adjudicación (sin IVA):


Las diferencias de precio son bastante acusadas como se puede observar. Tomando un precio intermedio como es 0,36 euros, frente al precio más bajo que es 0,30 euros, la diferencia de precio es del 20%. Dado que en la mayoría de las adjudicaciones, el producto elegido es el mismo (mismo proveedor y misma referencia), se trata de un gasto innecesario por no disponer de información comparativa (o por no querer buscarla). 

El margen de mejora no es muy amplio, pero si la eficiencia por una buena gestión de las compras permite comprar los mismos productos con un 5-10% de mejora en el precio, podríamos reinvertir en otras necesidades. Y para conseguirlo, la transparencia es esencial. El camino es largo y tortuoso: base de datos de productos única para todos los servicios de salud, publicación de todas las compras y adjudicaciones en formato abierto con el código de artículo, el precio y el proveedor y a comparar. Al final todo se resume en poner un precio máximo de licitación en la línea de los mejores precios del mercado, y por supuesto describir adecuadamente el producto para evitar comprar marcas que no cumplan unos mínimos de calidad.

Nota final: los sistemas de búsqueda de los portales de contratación de la Administración Pública son, en su inmensa mayoría, horribles. 

lunes, 20 de agosto de 2018

Las recetas para cocinar una solución


Organización tipo silo, falta de coordinación, nivel desigual de trabajo en equipo, liderazgo débil... Surge el debate en las redes, en los medios o en las jornadas y congresos, y los expertos de todo tipo ponen sobre la mesa sus soluciones. Citan artículos de revistas serias, citan teorías de expertos (más o menos cercanas al mundo sanitario) o incluso citan informes o guías de otros países sobre la aplicación de esas soluciones.

Y no nos damos cuenta de varias cosas:
- Encontrar la solución es solo el primer paso. Lo realmente difícil es poner en marcha esa solución, ya que la cultura de cada organización es un elemento muy a tener en cuenta.
- Las soluciones de otros países tal vez no funcionen en nuestro entorno. Seguramente el área sanitaria de Matalascabrillas del Monte no es exactamente igual a una zona rural de Gales o de Escocia.
- Creemos que las teorías más recientes o con un halo de innovación mayor van a solucionar todos los problemas casi de forma instantánea. La mayoría de las veces esos problemas se han enquistado y se han transformado en características de nuestro sistema, y la mejora debe realizarse con cambios estructurales, difíciles de poner en marcha, con resistencias al cambio muy acusadas, y que además suelen ir asociadas a rupturas del statu quo que igual no son bien recibidas. 
- Llega un nuevo gerente, y en dos semanas anuncia un importante cambio en la organización. Salvo excepciones, esto provoca un incremento de la desconfianza. No tener en cuenta a los profesionales de "la casa" es desperdiciar el talento interno, que siempre existe (y a veces es mucho y muy bueno). Cambiar por cambiar es casi fracaso seguro.
- El problema de no evaluar la puesta en marcha de cambios organizativos es que podemos llegar a conclusiones incorrectas. Medida A (algo estilo crónicos por ejemplo) asociada a cambios B (mejora de las consultas, por ejemplo) y C (mejora de las transiciones de pacientes, reitero lo del ejemplo ya que son medidas al azar) para su puesta en marcha. Y dos años después se observa una mejora en algunos indicadores. Dado que no hay evaluación, muchos dirán que la medida A ha conseguido resultados positivos, pero... ¿y si el verdadero motor de la solución ha sido el cambio B o el C?