lunes, 18 de junio de 2018

El CIS, los resfriados y la medicina alternativa


En el Barómetro del CIS de febrero de 2018 (aquí el documento con todos los resultados) se incluyen algunas preguntas muy interesantes sobre salud: estado de salud y tipo de alimentación, tratamiento ante dolencias leves y una batería de preguntas sobre tratamientos alternativos.

En el caso de las dolencias leves, la pregunta es sencilla: ¿Qué hace Ud. en primer lugar cuando tiene un dolor leve o un resfriado común? Solo un 17,7% de las respuestas plantean la visita al médico, mientras que el resto se automedican (con medicamentos o con productos naturales) o esperan a que se pase. Podríamos pensar que aún hay margen de mejora, pero se trata de un resultado muy positivo.

Las preguntas sobre tratamientos (o prácticas) no convencionales son más diversas, así que os recomendamos ver el informe completo. No obstante, vamos a comentar algunos resultados llamativos:
- Los tratamientos (o prácticas) más conocidos son el yoga, la acupuntura, la meditación, el masaje terapéutico y la fitoterapia. Sorprende que un 28,4% conozca los imanes terapéuticos.
- Los tratamientos más utilizados son masaje terapéutico, fitoterapia y meditación.
- En cuanto a satisfacción por parte de los usuarios, la media ronda el 8, siendo el tratamiento con menor satisfacción la homeopatía.
- Respecto a las razones para su uso por parte de los usuarios, las dos principales son tener una vida saludable y equilibrada y para curarse enfermedades y dolencias para las que la medicina convencional no le funciona.

¿Coinciden los datos con la percepción que tenemos? ¿Se reducirá ese 17,7% de uso de las consultas para dolores leves o resfriados? ¿Desaparecerá la homeopatía? Seguiremos atentos a futuros barómetros.



domingo, 17 de junio de 2018

Un domingo de charanga y pandereta



Que el mundo fue y será una porquería... Algo así escribió hace unos 90 años Enrique Santos Discépolo, en un tango que llevaba por título "Cambalache". El mundo ha cambiado en todo este tiempo, o eso parece, aunque en ocasiones damos pasos hacia atrás que no tienen sentido. Cada uno es responsable de sus pasos, y de su reacción ante los pasos de otros, y ambas cosas no las podemos olvidar.

Menos mal que hay mil momentos especiales cada día, escondidos debajo de las piedras. Nosotros hemos buscado en esas piedras nuestros enlaces favoritos. Aquí tenéis el resumen semanal de la blogosfera sanitaria.

Cada vez hay más empresas que ofrecen pruebas genéticas. En este artículo del New York Times comentan como las redes internas de estas empresas (como 23 and me) empiezan a generar conversaciones entre personas que conectan con sus familiares gracias a los resultados genéticos. ¿Redes basadas en el ADN?

Rompiendo mitos gracias al blog Óptima Infinito: la tecnología no mejora la productividad. Algunos autores afirman que en el futuro la tecnología provocará una mejora muy importante, pero otros son más prudentes. Una lectura que ayuda a reflexionar.

Esta semana, el equipo del podcast Conectando Puntos ha lanzado su episodio 8. El tema principal es la información sobre salud en la red, pero también hablan de transhumanismo, de Walt Disney, de Andy y Lucas y de timeblocking. No te lo puedes perder.

Los equipos virtuales son una realidad desde hace años, y es necesario aprender nuevas herramientas y técnicas para obtener resultados óptimos con este tipo de equipos. En MIT Sloan Management Review proponen algunas ideas para mejorar la comunicación en los equipos virtuales. 

Aprender del error es una de las recomendaciones más habituales en los libros de gestión. En El Mundo comentan algunas estrategias para transformar el error en un éxito, como la resiliencia, la responsabilidad, etc. Por cierto, este tema nos ha recordado a una entrada antigua de Saludconcosas sobre las barreras que existen para aprender del error. 

Lo de Camarena nos ha dejado sin palabras. Por eso, preferimos utilizar las palabras de Beatriz en su blog Blogueando que son dos días. Un abrazo a todos los compañeros (en especial para Raúl).

Esta semana tuvimos la oportunidad de visitar Mallorca. Por la mañana, una sesión en el Hospital de Inca sobre gestión punk, junto a un montón de profesionales del Hospital (gracias a tod@s, fue un placer aprender y compartir tantas ideas). Por la tarde, un curso sobre alternativas al modelo asistencial convencional que se celebraba en el Hospital Son Espases. ¿Cambiar el sistema? ¿Vencer la inercia? Pues sí... Teresa Pérez ha comentado este curso en su blog. 

El Health and Social Care Committee de la Cámara de los Comunes ha publicado un informe sobre la integración de cuidados y sus retos futuros. Su título: "Integrated care: organisations, partnerships and systems". Mucha envidia, que este tipo de informes en España no son muy habituales.

¿Puede el design thinking mejorar el sistema sanitario? ¿Es capaz de transformar la forma en la que se prestan cuidados a la población? En este informe publicado por NEJM Catalyst revisan algunos casos de éxito en la aplicación de design thinking en el mundo sanitario.

La era digital requiere de nuevos líderes, necesita personas que tengan claras las nuevas herramientas y prioridades, así como los cambios sociales que nos vienen encima. El blog de la Fundación Gaspar Casal pone sobre la mesa algunas ideas para definir este nuevo tipo de liderazgo.

Acabamos hablando de verano, concretamente de los contratos de trabajo de verano. Pau Matalap ofrece algunas pistas para sobrevivir a los contratos de verano: puntualidad, aprendizaje non-stop, busca al mejor docente, no tengas miedo de preguntar y... 

Llega el momento de la música. 

miércoles, 13 de junio de 2018

Taladros caros, taladros baratos


La innovación frugal sigue avanzando. Hace poco hablamos del uso de mosquiteras para construir mallas quirúrgicas (incluso cuenta con un ensayo publicado en la revista New England Journal of Medicine). Al final, la clave es encontrar o diseñar soluciones seguras, efectivas y baratas para problemas comunes.

Hoy vamos a hablar de taladros quirúrgicos para su uso en cirugía ortopédica. Una tecnología sencilla (su funcionamiento desde un punto de vista técnico no difiere mucho de un taladro industrial o incluso doméstico) pero con un precio muy elevado que supera ampliamente los 10.000 euros en España. Con semejante precio, es lógico plantearse qué ocurre en países en vías de desarrollo.



El autor de este artículo, publicado en BMJ Innovations, visitó un hospital de Malawi y comprobó que las intervenciones quirúrgicas de cirugía ortopédica se realizaban con taladros caseros recubiertos con una cubierta (para conseguir algo de estanqueidad e higiene). Posteriormente un grupo de estudiantes universitarios realizó un análisis de esta práctica y finalmente una empresa decidió comercializar la innovación. Su nombre es Arbutus Drill Cover System y es una cubierta esterilizable y reutilizable que recubre completamente el taladro y lo transforma en un dispositivo apto para su uso quirúrgico.

En el artículo citado, se revisan las principales barreras que se están encontrando para su difusión, así como el ahorro que podría suponer su uso en el National Health Service (NHS). De forma paralela, los principales fabricantes de esta tecnología ofrecen cada vez sistemas más complejos para así evitar la simple comparación taladro-taladro. Incluso se recomienda un taladro concreto de uso industrial por su potencia y similitud con los taladros quirúrgicos. Pese a todo, surgen muchas dudas.

Si un extremo es el brillo de la tecnología y del producto caro, no podemos dejarnos llevar por el otro extremo: el poder de atracción del precio bajo el pretexto de la innovación estilo DIY. Así que la receta infalible en estos casos es la de siempre: evaluación, evaluación y más evaluación... ¿Y el cumplimiento de la normativa de producto sanitario? ¿Y la seguridad? De momento no hay datos claros de resultados clínicos, pero con más de 30.000 intervenciones realizadas (cuyas características poblacionales habrá que valorar), los responsables del estudio no han informado de ningún evento adverso. Algo es algo pero falta mucho más. La cuestión no es lanzarse de forma inmediata a buscar la forma de introducir este producto en Europa (por ejemplo) ya que los requisitos técnicos y de seguridad hay que cumplirlos, sino replantearse si el precio de los productos sanitarios es el adecuado o seguimos comprando caro. 

Bueno, y si los ensayos y pruebas demuestran que se trata de un producto igual y más barato que la competencia... seguro que los taladros clásicos bajan su precio de forma radical. 

Referencia: Prime, M., Attaelmanan, I., Imbuldeniya, A., Harris, M., Darzi, A., & Bhatti, Y. (2018). From Malawi to Middlesex: the case of the Arbutus Drill Cover System as an example of the cost-saving potential of frugal innovations for the UK NHS. BMJ Innovations.

domingo, 10 de junio de 2018

El resumen de la lentitud


A toda velocidad... Así vamos muchas veces, más centrados en la forma que en el fondo. Dando pasos de gigante sin darnos cuenta que eso impide que nos fijemos en los detalles. Y la vida está llena de detalles, y cada trocito de realidad se merece su oportunidad. Quizás por eso nos gusta recordar nuestros enlaces favoritos de la semana, porque es una forma de destacar los detalles, las palabras y algunas reflexiones que no conviene dejar pasar.

Esta es nuestra selección semanal. Gracias a tod@s por estar ahí, conectando ideas y puntos (como no). Aquí tenéis nuestros enlaces de esta semana:

Empezamos hablando de ética práctica, la del día a día. Lo dice muy claro José Repullo en su blog: "ser ético es anti-entrópico; al cuestionar lo existente nos convierte en antipáticos; al solicitar tiempo para reflexionar nos tildan de diletantes y entorpecedores". Sin duda: merece la pena actuar con ética. 

Muchas veces el poder se sube a la cabeza... Te hacen jefe, o supervisor o lo que sea, y de repente el ego se apodera de todo. En esta entrada de El Arte de Presentar dan algunas ideas para que tener poder no implique ser un capullo.

Más madera en la evidencia que respalda las medidas para reducir el consumo de azúcar. En Gestión Clínica y Sanitaria hablan de la relación entre el incremento en el consumo de azúcar y el crecimiento del gasto sanitario. El artículo original, por si a alguien le interesa, se publicó hace unos meses en la revista Health Economics.

Desde el empowerment a la educación y el entrenamiento, Dani habla en su blog Diabetes Tipo 1 sobre la toma de decisiones y sobre el papel de la enfermera educadora. En el post hay perlas como esta: "Entrenar a tomar decisiones supone no sólo acceder e interpretar información (incluso biomédica) sino a asumir las repercusiones psicológicas de tener que hacerlo".

Del médico de cabecera al equipo de cabecera. Esa es la propuesta de la Universidad de Colorado para evitar el burnout en atención primaria y mejorar la calidad asistencial, y todo con una base muy clara: aumentar las competencias de los asistentes médicos (hasta ahora recepción de pacientes y papeleo). Lo cuentan en esta entrada del blog Avances en Gestión Clínica.

En el blog Ágora Médica también reflexionan sobre el rediseño de la atención primaria y de los centros de salud. Nos gusta mucho su modelo 3P: pacientes, profesionales y procesos. Estaremos pendientes del análisis de cada P.

¿Conoces el concepto de patient journey? ¿Es útil esta herramienta para la mejora de la experiencia? En el blog de IEXP ofrecen seis claves para realizar un buen mapa de la experiencia del paciente.

En el último podcast de Hackeando la Salud, Chema Cepeda entrevista a María García-Puente, conocida en twitter como @bibliovirtual. Los temas tratados son muy diversos, como el uso Pubmed, Twitter, búsqueda de información científica, uso de apps o el concepto de Librarian as a service... Muy recomendable.

Libros, premios, contenidos virales, miles de seguidores en la red... Todo eso y mucho más lo tiene Lucía, mi pediatra (si no la conoces, estás tardando en hacer click en su web). Pero, ¿cómo se consiguen semejantes resultados en la red? En este enlace, Lucía comenta diez aprendizajes en red para dar el salto, o para mejorar (que siempre viene bien).

El colectivo MyRAS ha preparado e impartido un curso dirigido a personal no sanitario para elaborar y presentar comunicaciones científicas, un paso necesario para promover y mejorar la investigación en su ámbito. En este post comentan el contenido del curso y además enlazan las presentaciones de los diversos profesores.

Y por cierto, enlazando con el tema anterior, os queremos recordar un congreso muy interesante: el de la Asociación de Administrativos de la Salud. El Congreso se celebra en Cuenca los días 14, 15 y 16 de junio, y el programa merece mucho la pena. 

Blockchain, blockchain, blockchain... El término de moda, que a veces más moda que realidad. Por eso nos ha encantado leer esta entrada del blog Medical Futurist con los casos de 12 empresas que están usando blockchain en el entorno sanitario. A aprender...

Acabamos con música, a toda velocidad claro...

jueves, 7 de junio de 2018

¿Hospital de tercer nivel? Eso no existe


En 2015 ya lo comentamos en voz alta: la división tradicional de hospitales en niveles o en grupos no tiene ninguna base. Los famosos grupos proceden de la división que hizo el INSALUD en 1980 (con una definición poco actualizada), el Catálogo Nacional de Hospitales no dice nada sobre este tema y la famosa división por niveles (terciario, etc) procede de la OMS y sus criterios son también algo inconsistentes y además nadie los ha adaptado a la realidad española.

Teniendo en cuenta todo esto, nos llama mucho la atención que:
1. Muchas revistas sigan aceptando artículos que incluyen una clasificación de hospitales sin una base metodológica, sin nota al pie o sin cita bibliográfica (del tipo "hospital de tercer nivel"). 
2. Cuando un autor asigna un nivel a un hospital en una investigación, lo hace en base a ¿la costumbre? ¿algo que ha leído en la memoria del hospital?
3. La clasificación por complejidad tiene como objetivo comparar resultados entre hospitales similares, pero si no hay una definición clara de nivel o grupo ¿quien asegura esa similitud? 
4. Lo habitual es citar el nivel sin ofrecer ninguna explicación adicional, en ocasiones ni siquiera se describe lo que los autores del artículo entienden por nivel o grupo.

Algunos ejemplos recientes de artículos en Gaceta Sanitaria, en Neurología, en Revista Infectio o en la Revista Española de Salud Pública. Las referencias al nivel del hospital aparecen en el título y poco más, sin que exista referencia a la norma o estudio que avala dicha clasificación. 

La única justificación que hemos localizado a la clasificación en niveles es la siguiente, publicada en este artículo del año 2011: "existe una generalizada tendencia a categorizar los hospitales —según su ámbito geodemográfico y su grado de cualificación de oferta— en tres niveles (I, II y III), identificando el primero con centros comarcales de especialidades básicas, habitualmente con menos de 200 camas". Y curiosamente habla de tendencia generalizada, nada más.

El rigor en los artículos científicos no pueden ir de la mano de clasificaciones arcaicas o sin base. La solución más lógica sería empezar a usar la clasificación cluster del año 2008, que se basa en este estudio elaborado por la Universidad de Las Palmas, y es la que se utiliza para el CMBD por parte del Ministerio de Sanidad. Para ello, es necesario que exista una publicación oficial con esta división en grupos, y además que los revisores en revistas y proyectos de investigación sean más estrictos y pidan alguna referencia asociada a la clasificación del centro (sobre todo cuando se utilicen los niveles). Sencillo, ¿no?



martes, 5 de junio de 2018

Calidad: la visión del paciente y la visión del profesional


Se pregunta mucho al paciente por su opinión sobre los centros sanitarios, su experiencia, la calidad que percibe, etc. Hay diversos modelos de encuestas para recoger la opinión del paciente y de hecho muchas estrategias de mejora se diseñan en base a la información que se recibe. Pero, ¿qué ocurre con el profesional? ¿Tenemos sistemas de recogida de información sobre la calidad del servicio prestado?

Son de sobra conocidas las pseudoclasificaciones de centros sanitarios que circulan en los debates entre profesionales, en los pasillos de congresos, etc. "Las urgencias del hospital C son las mejores", "la trauma del hospital B es nefasta" o "ya sabes que como el hospital M no hay ninguno" son frases muy habituales que se basan, principalmente en el boca-oreja. pero, ¿qué piensan los profesionales?

En su número de abril de 2018, la revista Health Care Management Review publicó el artículo "The quality perception gap between employees and patients in hospitals" sobre las diferencias en cuanto a calidad percibida entre pacientes y profesionales de once hospitales alemanes. La hipótesis de partida la tenían clara los autores: los empleados siempre van a tener una percepción peor que los pacientes. La base es el problema agente-principal, ya que el rol de cada una de las partes es diferente en la relación que mantienen. El motivo principal es la asimetría de la información ya que el conocimiento y la información que se tiene es muy diferente desde cada lado.

Los resultados fueron en esa línea: la opinión y percepción de los profesionales sobre la calidad del hospital es más baja que la de los pacientes. ¿Hay algo que no se cuenta? ¿Tiene que ver esa percepción con la confianza/desconfianza del profesional con su organización? Además, da mucho que pensar que si el profesional conoce algunos problemas de su hospital no los notifique para elaborar proyectos de mejora, quizás esa ley del silencio no ayude mucho. 

Esta percepción negativa de la calidad suele observarse habitualmente en el llamado "café tóxico" (así lo ha bautizado Javier Pertíñez en su blog Reflexiones de un enfermero): espacios informales de crítica sin hueco para la mejora o el análisis. ¿vamos a necesitar un cambio cultural con medidas como el "whistleblowing" del NHS? Y para acabar: si el paciente percibe una calidad alta y el profesional la percibe baja, ¿no será que nos fijamos en cosas diferentes? ¿somos objetivos o hay hueco para nuestras emociones, sentimientos o estado de ánimo?

domingo, 3 de junio de 2018

El resumen borroso de un domingo extraño


Existen pocas ideas realmente nuevas... Escuchamos discursos, leemos libros, compartimos momentos y al final todo se une para dar un pequeño salto hacia adelante. Si alguien te dice que sus ideas son totalmente propias, sin intoxicación del exterior, seguramente te está mintiendo. Las personas brillantes no solo avanzan, sino que admiten sin miedo que sus avances existen gracias a lo que otros han aportado. Recopilar, crear y compartir, son tres verbos que nos ayudan a saltar...

Semana de recoger lo que hemos sembrado, de buscar entre miles de enlaces, y de compartir a través de las ondas (bueno, un podcast no es radio, pero casi). Aquí tenéis nuestro resumen de la semana. Gracias a tod@s por estar ahí.

Nos ha tocado ponernos al día en temas de confidencialidad (como casi todo el mundo) y hemos eliminado la vieja lista de correo de Feedburner (útil pero poco manejable), y hemos creado una nueva. Así que si quieres seguir recibiendo las actualizaciones de Saludconcosas en tu bandeja de entrada, solo tienes que darte de alta en cualquiera de estos enlaces (dos, por si uno falla): enlace 1 o enlace 2.

Una gestora sanitaria que decide abrir una ventana a la red con forma de blog, y además con energía y ganas de darle la vuelta a muchas cosas. Se trata de Soledad Gallardo, actual gerente del Hospital de Inca (Baleares) y enfermera, y que en su primer post utiliza la gestión punk como punto de partida. El blog se llama Geréntika y promete mucho. Gracias Sole...

La próxima semana se celebran en Barcelona las XIV Jornadas de Gestión y Evaluación en Salud organizadas por la Fundación Signo. El programa incluye temas tan interesantes como la transformación digital, atracción de talento o la evaluación de resultados en salud. 

La salud está llena de expertos... Las noticias se llenan de expertos, bien sea de forma individual o en comités, y por supuesto sus palabras son casi un dogma de fe. Pero, ¿quienes son esos expertos? ¿quien les da el título? No te pierdas este artículo de Patricia Escartín que publica El Salto.

El proyecto HUGES (HUmanizando la GEStión sanitaria) ha lanzado el Estudio multisectorial sobre la Profesionalización de la Gestión Sanitaria para conocer las características de los gestores sanitarios. Se agradece la difusión de la encuesta para así conseguir el mayor número de respuestas. Tenéis toda la información en su blog.

En este artículo que publica el New York Times se preguntan por la baja financiación que tienen las campañas y actividades  de salud pública. Pese a que hay evidencia sobre la rentabilidad (sí, sí, incluso medida en términos económicos), parece que eso importa poco. Quizás el propio diseño del sistema sanitario, orientado a la atención de personas enfermas (como suele decir Julio Mayol), tenga mucho que ver. 

¿Cuales son las preferencias de los pacientes en relación a la forma de vestir de los profesionales sanitarios? La revista BMJ Open publica un estudio realizado en Estados Unidos en el que han preguntado a más de 4000 pacientes. ¿Bata? ¿Pijama? ¿Traje y corbata? ¿Hay preferencias según si la atención se realiza en consultas externas o urgencias?

¿Cómo podemos llevar a cabo un cambio de comportamiento o de hábitos? En Catalyst han realizado una encuesta y presentan algunos resultados muy interesantes, como la diferencia entre los factores clave para iniciar el cambio y los factores para mantener dicho cambio. Una pista: el apoyo social, tanto presencial como virtual, es esencial.

Los nuevos modelos de acuerdos de compra con la industria farmacéutica están transformando la realidad hospitalaria en materia de precios y compras. En este reciente artículo de Health Policy revisan la situación en 5 países europeos (Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido) en este tema.

¿Por qué las tasas de supervivencia al cáncer varían tanto de un país a otro? ¿Hay algunos factores que explican estas diferencias? En este artículo de El País revisan los datos y plantean algunas razones que explican las diferencias. 

Música, como siempre.

jueves, 31 de mayo de 2018

Elemental querido Watson


Todo el mundo quiere a Watson, o eso parece... Y no hablamos de aquella supercomputadora que venció en un concurso televisivo llamado Jeopardy, ya que aquel proyecto ha crecido y se ha consolidado. En el ámbito de la salud, esta herramienta de inteligencia artificial de IBM es conocido principalmente por su aplicación al terreno de la oncología. Su trabajo se centra en comparar los datos de cada paciente y de su patología con múltiples bases de datos y de conocimiento biomédico para así acertar en el diagnóstico y poder aplicar el tratamiento más adecuado. 

La información con la que aprende Watson procede de más de 300 revistas científicas, los protocolos y guías de tratamiento del Memorial Sloan Kettering Cancer Center y otras fuentes seleccionadas por expertos de este centro. El aprendizaje es mediante un método iterativo: Watson revisa casos de pacientes oncológicos, aporta evidencia para su diagnóstico y tratamiento, los revisa un comité de expertos y con sus recomendaciones el sistema mejora su proceso analítico. Respecto al método de aprendizaje, os recomendamos este artículo de 2013 publicado en Journal Of Oncology Practice.

Si acudimos a la evidencia, la cosa anda algo escasa. Dejando a un lado las comunicaciones a congresos, hay pocos artículos que revisen la efectividad de esta herramienta.  En enero de 2018 se publicó "Watson for Oncology and breast cancer treatment recommendations: agreement with an expert multidisciplinary tumor board" en Annals of Oncology. En este estudio se revisan 638 casos de cáncer de mama tratados en el Manipal Comprehensive Cancer Center (Bengaluru, India). Se compararon las recomendaciones de Watson y las del comité de tumores del centro y la concordancia fue del 93%. Lo más llamativo no fue solo este porcentaje, ya que el tiempo que tardó Watson en ofrecer el tratamiento y la evidencia asociada al mismo fue de 40 segundos. Este estudio está financiado por IBM, y además los equipos y sistemas son financiados también por la misma empresa.

En la revista JMIR (Journal of Medical Internet Research) se publicó un borrador de artículo para su revisión por pares con el título "Can Watson for Oncology replace oncologists: A comparative study between Watson for Oncology and our multidisciplinary tumor board". En este estudio realizado en China, la concordancia de tratamientos fue del 66% entre el comité de tumores y Watson. Pero fue muy llamativo que 13 casos (un 18% del total) fueron rechazados por el sistema, principalmente por tratarse de mutaciones características de la población china. 

Pero en los medios de comunicación hay más referencias a Watson, más allá de comentar los estudios citados. Stat, una web de información sobre sanidad, publicó en 2017 un amplio reportaje sobre los problemas de Watson, ya que no se estaban cumpliendo las expectativas de IBM para este proyecto. Por un lado, Stat comenta las prisas por lanzar el sistema cuando todavía no ha sido evaluado de forma amplia (no hay casi estudios, de hecho): mucho marketing y poca evidencia. De hecho IBM está utilizando a los hospitales pioneros como conejillos de indias para probar Watson y también para que vaya aprendiendo con toda la casuística que analiza a diario. También se critica su lentitud para aprender y que realmente el sistema no crea nuevo conocimiento (pese a lo que se dice). Un ejemplo lo pone uno de los formadores de Watson que admite la dificultad de "enseñar" al sistema, y también lo que supone estar al día ya que en ocasiones un congreso o una jornada pueden transformar el tratamiento de un cáncer concreto, y es necesario actualizar la base de datos. Otro de los grandes problemas de Watson es que se nota la influencia estadounidense ya que está muy acostumbrado al sistema de trabajo, análisis y recomendación de los formadores del Memorial Sloan Kettering.

En Gizmodo usaron el símil del traje nuevo del emperador, y recogieron las palabras de un profesor de inteligencia artificial que manifestó que "IBM Watson is the Donald Trump of the AI industry". De hecho, analizan varios anuncios publicitarios de Watson y destacan su afán por el marketing y por generar expectativas que posteriormente no cumple. Existen centros sanitarios que han pagado grandes cantidades de dinero por trabajar con Watson y se sienten casi utilizados por IBM para probar y mejorar el producto sin recibir nada a cambio (este artículo de Technology Review cuenta algunos casos). Incluso MD Anderson sufrió las consecuencias de ser de los primeros, ya que adquirió Watson y posteriormente comprobaron que el sistema no podía trabajar con la historia electrónica del hospital. 

En la misma línea crítica, podéis leer este artículo de Medcity con las declaraciones de un ex-empleado de IBM o este otro de Science Based Medicine que se plantea si Watson no es más que una burbuja. En este último se muestran algunos casos concretos muy llamativos como el ejemplo danés con un porcentaje de concordancia muy bajo, principalmente motivado porque Watson tiene un sesgo hacia su "tierra de origen" (USA) o el caso coreano en el que Watson recomendaba un tratamiento que no estaba cubierto por el sistema público de salud.



Pero no podemos olvidar algunas de las múltiples ventajas de Watson, y de otros sistemas similares:
- Se trata de un complemento muy útil para el profesional ya que proporciona evidencia, recomendaciones y porcentajes de supervivencia para cada opción en un tiempo record. 
- Puede servir como una herramienta de aprendizaje tipo uptodate para los profesionales en formación, dado que el sistema ofrece múltiples alternativas junto con el razonamiento de su elección.
- Mejora el trato al paciente ya que con este tipo de sistemas, se reducen las derivaciones de los pacientes a otros centros más complejos ya que es posible recibir el mejor tratamiento casi en cualquier centro. 
- Aporta más seguridad y confianza en el tratamiento propuesto por el profesional, y sirve de apoyo a la hora de discutir casos complejos.

Cuando se revisa todo lo publicado sobre Watson, a veces parece una conspiración, o un ataque de envidia o incluso una reacción luddita (contraria al desarrollo tecnológico), pero más allá del marketing y de la sombra del beneficio empresarial que persigue IBM (que no es una ONG) hay que reconocer que Watson está abriendo el camino a otras aplicaciones de ayuda en la toma de decisiones a los profesionales sanitarios. Aprender a trabajar en entornos diferentes, con tecnología ultrarrápida que piensa y decide en pocos segundos, es esencial para plantearnos un escenario diferente: el de la sanidad del año 2025 (o 2030, que nos da igual el año exacto). 

Datos, algoritmos, tratamientos sugeridos por la tecnología, y un papel muy diferente para los profesionales sanitarios (quizás incluso habrá más tiempo para estar con el paciente). Rechazar estos avances no tiene sentido pero hay que exigirles rigor, evidencia y utilidad para el paciente, como al resto de la tecnología. El futuro está llamando a la puerta, y mientras unos buscan salud, otros huelen rentabilidad. ¿Sabremos ir de la mano?

martes, 29 de mayo de 2018

La frecuencia de lo innecesario



No estamos diciendo nada nuevo si afirmamos que las recomendaciones de no hacer son un gran avance para el sistema sanitario. Una herramienta útil para poner el foco en aquellos procedimientos habituales que de vez en cuando se utilizan de forma incorrecta, generando un coste innecesario para el sistema y una molestia (por el tiempo o por el propio procedimiento) para el paciente.

Cada vez se publican más estudios revisando la frecuencia con la que este tipo de procedimientos de bajo valor se llevan a cabo, y los resultados siguen siendo sorprendentes. El penúltimo estudio (porque seguro que hay otro posterior) se ha realizado en Alberta (Canada) y lleva por título "Frequency of low-value care in Alberta, Canada: a retrospective cohort study". Los investigadores han seleccionado diez procedimientos incluidos en la lista de Choosing Wisely Canada y  que además han sido ampliamente estudiados en diversos estudios, y han revisado el impacto de estos procedimientos en toda la población de Alberta entre los años 2012 y 2015.

Los procedimientos innecesarios más frecuentes fueron los relacionados con el screening, como el PSA para mayores de 75 años sin antecedentes de cáncer de próstata o el screening rutinario a pacientes mayores de 75 años con diálisis. El listado completo aparece en esta tabla:


Lo más llamativo fueron las variables asociadas a estos procedimientos innecesarios: nivel socioeconómico alto, mayor frecuencia de contacto con el especialista y un ratio mayor de especialistas sobre médicos de familia. 

Hemos llegado a un punto en el que tenemos el diagnóstico de la situación y el problema definido, pero cambiar hábitos, rutinas y comportamientos aprendidos durante décadas es muy complicado. Las iniciativas de reducción de este tipo de procedimientos son lentas y costosas (no en dinero), pero merece la pena seguir trabajando en esa línea. 

domingo, 27 de mayo de 2018

Domingo de privacidad



Esta semana ha estado marcada por los miles de emails que hemos recibido todos para dar nuestra conformidad a las políticas de privacidad y para autorizar el envío de emails. Un buen ejemplo de como una normativa compleja puede transformar el día a día, aunque hay que reconocer que ha servido para aumentar el conocimiento en estos temas. Eso sí, los emails de otros países regalando teléfonos o informando que hay una herencia en un país lejano esperándote con los brazos abiertos siguen llegando de vez en cuando.

Pese a ello, ha sido una semana intensa en contenidos (y en sorpresas, como podéis ver en el episodio 5 de Conectando Puntos, jeje). Por eso, hemos trabajado duro para recopilar nuestros enlaces favoritos de la semana. Gracias a tod@s por estar ahí. Empezamos. 

¿Y si realmente la comparación entre el mundo sanitario y la aviación es un poco exagerada? David Oliver revisa algunas diferencias entre ambos entornos en relación a la seguridad y la calidad. Lo puedes leer en el BMJ.

¿Una especie de Lego para crear tus propias pruebas diagnósticas? La gente del Little Devices Lab del MIT ha creado Ampli, un kit con bloques que permite reproducir pruebas diagnósticas a muy bajo coste y así poder facilitar la realización de muchas de estas pruebas en países en vías de desarrollo. Podéis leer toda la historia en este enlace de Fast Company.

Poco a poco se van conociendo nuevos proyectos sobre el uso de técnicas de inteligencia artificial en el ámbito sanitario. Por ejemplo, leemos en The Guardian que University College London Hospitals (UCLH) y el Alan Turing Institute están llevando a cabo un estudio para usar algoritmos diagnósticos en urgencias, predecir reingresos o analizar pruebas de TAC.

En el ámbito de la salud comunitaria, es esencial mirarse en el espejo asturiano para aprender. Tras el Observatorio de Salud de Asturias, uno de los nuevos proyectos es la publicación de una guía re recomendación de activos, centrada en ofrecer orientaciones a las y los profesionales de la salud para incorporar la recomendación de activos/recursos saludables desde el sistema sanitario. Tenéis toda la información en este post del blog Salud Comunitaria.

En la web Diabetes Cero se ha estrenado el Blog de Noticias sobre Investigación en Diabetes. Su objetivo es analizar las noticias que se publiquen sobre diabetes, comentando sus contenidos y aclarando conceptos. Una buena forma de separar la evidencia científica de los bulos. Mucha suerte en esta andadura.

¿Conoces el cono de la experiencia? No te pierdas el último vídeo de Fefo en su canal. de Youtube. Su titulo: "¿Manipulación o aprendizaje?". Que en el resumen no solo vivimos de blogs... 

El otro día se nos ocurrió tuitear este enlace de Mass Device en el que se enumeran seis razones sobre los problemas que va a tener blockchain para cambiar el modelo sanitario. Teniendo en cuenta que el blockchain está de moda, tuvimos varias respuestas asegurando que el texto estaba equivocado. Sin embargo, creemos conveniente leer las 6 razones para así poner en la misma mesa lo bueno (como cuentan en este post de Kevin MD) y lo malo, que todo hay que tenerlo en cuenta. 

¿Todo lo "sin" es "sin"? ¿O realmente el marketing ha conseguido que cualquier alimento sea "sin"? ¿Nos engaña la industria alimentaria? Este artículo de El País habla de normativa, de marketing y de comportamiento del consumidor. Y también de salud, claro.

La soledad tiene efectos sobre la salud... En este artículo del blog de Harvard Medical School hablan de los riesgos de la soledad y ofrecen algunos datos impactantes basados en la población de Estados Unidos. 

Hace unos días tuvimos el honor de participar en los Seminarios GAPS, en la Escuela Nacional de Sanidad, junto a JR Repullo. El tema del seminario fue "Cambios organizativos que precisa la nueva conectividad TICs de los pacientes". En este enlace de Youtube podéis ver el vídeo completo del seminario.

Acabamos recordando una entrada de saludconcosas que nos gusta especialmente. Habla del efecto fin de semana, de la experiencia del paciente y de la importancia de manejar adecuadamente la información que recopilamos. 

Me gustaría saber si esta ciudad tiene más luz...

viernes, 25 de mayo de 2018

Fin de semana


¿Recuerdas el famoso efecto fin de semana? Este efecto se basa en multitud de estudios que demuestran el riesgo para los pacientes cuando son ingresados o atendidos en urgencias durante el fin de semana, como resume este artículo breve publicado por The Lancet. Este efecto ya se observó a finales de los setenta, concretamente en mortalidad neonatal en hospitales de Arkansas, Australia e Inglaterra y Gales. Sin embargo, en los últimos años se ha observado un efecto similar en multitud de centros sanitarios y para pacientes adultos (este artículo de 2012 es un buen ejemplo).

Pues ahora resulta que se acaba de publicar un artículo que da una vuelta de tuerca más al tema del efecto fin de semana. Su título es "People’s experiences of hospital care on the weekend: secondary analysis of data from two national patient surveys" y lo publica la revista BMJ Quality and Safety. La diferencia con otros estudios es que se centra en la experiencia del paciente atendido en fin de semana.

Curiosamente, la experiencia de los pacientes atendidos en fin de semana es algo mejor en relación al trato del profesional y a los cuidados y tratamiento recibido frente a la experiencia de los pacientes atendidos en el resto de días. Es decir, la calidad en términos de experiencia del paciente de los cuidados de fin de semana no es peor que en los ingresos de lunes a viernes (existen otros componentes de la calidad que si podrían ser peores, como la seguridad o la efectividad clínica). ¿Existe un efecto fin de semana al revés del habitual? 

martes, 22 de mayo de 2018

Liderazgo punk

La pasada semana estuvimos participando en la jornada "Esalud: mucho más que tecnología", organizada por Esaludate, junto a Teresa Pérez, Joan Carles March y Rosa Taberner. Los organizadores del encuentro (Soledad Gallardo, Xisco Ferrer e Higinio Salgado) intentaron que la jornada abarcara todos los temas relacionados con la esalud: desde el blog, a la telemedicina, pasando por el papel de los pacientes y por el papel de las organizaciones sanitarias. Por si os interesa saber que ocurrió en la jornada, os recomendamos el resumen que ha elaborado Teresa y que ha publicado en su blog.

Os dejamos a continuación con la presentación que utilizamos para hablar de un tema muy interesante: Gestión punk. La brecha entre liderazgos basados en el individuo y liderazgos participativos, distributivos y openminded.


Gestión punk y liderazgo 2.0 en organizaciones sanitarias from Miguel Angel Mañez Ortiz

Aquí tenéis algunos comentarios a la presentación:

3. La historia de la avena es de paul Levy y la contamos en Saludconcosas hace unos años.
22. Las ideas de esta diapositiva están extraídas del artículo de Xavier Marcet "Las empresas silo", publicado en Sintetia.
23. La imagen es la portada del mítico disco de The Clash "London Calling".
25. El proyecto OpenAPS lo hemos comentado en esta entrada sobre el movimiento maker.
26. The King's Fund tiene una línea de trabajo muy interesante sobre liderazgo colectivo.
30. Se trata de un artículo que analiza los factores de éxito en mortalidad por infarto agudo de miocardio.
31. El iceberg de la ignorancia lo dió a conocer Sidney Yoshida.
35. Los hechos relacionados con la actuación del hospital en el que trabajaba Nina Pham se explican en este enlace.
36. la historia del South Wales Programme aparece en este enlace.
40. Las iniciativas citadas son Kirozainbide y Pi Cuida.
41. Aunque la web Salud Innova dejó de existir hace unos años, en este enlace tenéis información sobre e proyecto.
47. Todos los proyectos de gestión del cambio del NHS los coordina actualmente The Edge.
49. El proyecto "Breaking rules for better care" apareció en este artículo de JAMA.
50. Tortilla Bot es un proyecto que hemos visto en los Proyectos Marcianos de Liquid Squad (gracias María por la pista).
57. GP at Hand es el nuevo proyecto de consultas virtuales del NHS. Para saber más, podéis leer este artículo.
59. Sobre la figura del "medical scribe" hemos escrito esta entrada.

domingo, 20 de mayo de 2018

Entre espejismos: un resumen


Casi como un espejismo, como el resto de algo que fue grande. Alguien nos robó el mes de mayo, o quizás fue febrero, pero el tiempo empieza a no coincidir con la realidad. Se expande, se encoge, y deja rendijas por las que se escapan algunos momentos poco importantes junto con emociones que nadie supo ubicar.

Tras estos días de ausencias, volvemos a la carga. Aquí tenéis nuestra selección de enlaces de la semana, para saber que se cuece en 

Javier Segura ha empezado a publicar una serie de textos sobre el concepto de barrio en su blog Salud Pública y Otras Dudas. En este primer post habla de barrios, de su impacto social y de como va a enfocar este nuevo proyecto.

Hace unos días, la República Democrática del Congo declaró un nuevo caso de ébola. Pero, ¿no habíamos acabado con este virus? ¿Por qué vuelve? No te pierdas el texto que ha publicado el blog microBIO para explicar porque el ébola siempre vuelve.



Una buena forma de acercarse a la realidad de los pacientes y a su día a día es seguir a FFPaciente. Esta semana han publicado una entrevista a Pablo Bella, enfermero, paciente y secretario de la asociación ACCU España (Asociación de Crohn y Colitis Ulcerosa). Muy recomendable.



¿Por qué los científicos e investigadores publican siempre de forma conjunta? ¿Hay alguna razón oculta que se nos escapa? En este enlace de Mapping Ignorance ponen algo de luz sobre este dilema.

El blockchain es uno de los conceptos más comentados en las redes pero quizás menos conocidos. Quizás con casos reales es más fácil entender su funcionamiento y por ello os dejamos con la historia del campamento de refugiados sirios que utiliza blockchain. Lo pública la web MIT Technology Review.



La noticia saltó hace poco: un informe interno de un banco de inversión indicaba que la industria farmacéutica no podía permitirse crear medicamentos que curen ya que no es rentable. El informe no se puede leer pero los blogs Salud, Dinero y Atención Primaria y Rincón de Sísifo lo han analizado. Dos enlaces imprescindibles.



¿Conoces el proyecto Salvando a Llanetes? Se trata de una idea nacida en Albacete para difundir conocimientos básicos sobre RCP a niños utilizando una manta (con forma de muñeca) frente al clásico maniquí. Tenéis toda la información en este enlace.



La marca digital tiene mucho que ver con los cuidados. En este editorial de la revista de la Sociedad de Enfermería Neurológica, firmado por Pedro Soriano, se proponen algunas líneas de trabajo y mejora en relación al uso de redes por parte de los profesionales sanitarios.



¿Síndrome de Estocolmo? ¿Un médico de familia que trabaja en el ámbito rural? ¿Y todo debido a la incorporación de un nuevo médico y enfermera en su centro? Uno de nuestros enlaces de la semana, que lleva la firma de Ángel López.



En plena moda de la robotización, la Agencia Sinc ha publicado un interesante artículo sobre enfermería y sobre la dificultad de incluir robots en los cuidados. Además cuenta con la opinión de muchos blogueros y tuiteros.



Mónica Moro consigue trazar un recorrido por los últimos años de la salud digital y las barreras para su implementación con este divertido post que ha titulado "Los millenials ya son padres y madres: y lo sabes".

Y si te apetece conectar puntos y compartir ideas sobre tecnología, innovación y salud, te recomendamos el podcast "Conectando Puntos". Cada viernes un nuevo podcast. Ahora música para acabar... o para empezar de nuevo.