martes, 17 de julio de 2018

Historias de la historia (electrónica)



La historia clínica electrónica es uno de los grandes avances de los últimos años, no podemos negarlo. Pero a veces uno duda sobre si es un ángel o un demonio, ya que el listado de pros y contras crece de forma considerable.

Podríamos hablar de los problemas de gestión de la consulta, ya que diversos estudios insisten en recordar que los profesionales sanitarios pasan más tiempo con la historia que mirando o escuchando al paciente. También sobre el excesivo uso del copypaste en la escritura de texto libre con las implicaciones que puede tener sobre la seguridad del paciente. 

Pero por otro lado hay mucha luz: facilidad de acceso, rápida disponibilidad, posibilidad de consultar historias de otros centros (bueno, esto solo si está en marcha, que aquí hay mucho margen de mejora) y también la posibilidad de llevar la historia encima con tablets o en el móvil (ideal para atención domiciliaria por ejemplo). 

Hay dos datos, rescatados de evidencia muy reciente, que ayudan a entender mucho mejor estas ventajas. En un estudio en el que se analizaron 1,7 millones de informes de efectos adversos, un porcentaje muy bajo atribuyó el origen del efecto al uso de la historia clínica electrónica. Pero además, en este artículo de julio de 2018 publicado en Health Affairs se pudo asociar claramente el uso de la historia clínica electrónica con mejoras en las tasas de mortalidad a los 30 días. ¿Hay un pero? Pues sí, las mejoras fueron a largo plazo, es decir, el uso continuado en el tiempo y las actualizaciones que se van implementando son las que generan esa mejora. Así que, de momento, los milagros instantáneos no existen.

Ahora solo falta seguir con los ajustes y mejorar el sistema de introducción de información (¿es realmente imprescindible teclear?), mejorar la interoperabilidad y conectar cada vez más sistemas hasta conseguir historias únicas de verdad (queda muuuuuucho por andar). 


jueves, 12 de julio de 2018

Buenos resultados: ¿buenos jefes o buenos equipos?


La cuestión lleva tiempo sobre la mesa: los profesionales sanitarios sobreestiman los beneficios de sus propias intervenciones en forma de técnicas, medicamentos o procedimientos. Se asume que la actuación profesional es la principal responsable del resultado en el paciente, sin plantearse nada más (como muestra, este gran post de No Gracias o este texto imprescindible del blog Cuadernillo Sanitario sobre el placebo y los cuidados).

Haciendo una acrobacia, podemos trasladar esto al mundo de la gestión sanitaria. Cuando un centro sanitario o un servicio o unidad consigue unos buenos resultados, ¿depende del directivo/jefe o es por el desempeño del equipo? Lo normal es que un cambio de tendencia en resultados sea multifactorial: transformación cultural de toda la organización que afecta a una unidad, cambios legales, formación, nuevos valores, mensajes de los líderes de opinión y liderazgo del jefe/directivo, papel del equipo. Pero, ¿cual es el principal factor?

Algunos artículos muestran claramente el proceso multifactorial asociado a los cambios, incluyendo desde la perspectiva de gestión al contexto político o el papel de las alianzas y las asociaciones de pacientes o colectivos profesionales. Otro elemento esencial es el papel de los pares, es decir, de otros profesionales (influencia interpersonal) como motivadores para el cambio. Incluso un artículo intentó hacer un ranking de elementos que favorecen el cambio ante diversas innovación de gestión, siendo los tres elementos más importantes: compromiso, competencia y liderazgo de los principales actores, relaciones y acuerdos entre actores clave y recursos financieros para el cambio (ver tabla). 


Incluso en el caso de decisiones gerenciales, el papel de los mandos intermedios y colaboradores es esencial para conseguir un resultado óptimo (lo que en este artículo describen como "poner atención a las dinámicas de poder"). Pero, ¿hasta que punto su comportamiento depende del gerente o es algo propio? Es importante recordar que el famoso concepto de cultura de las organizaciones, en el entorno sanitario se disgrega y se generan múltiples culturas que se interrrelacionan entre ellas: así tenemos una cultura más formal, relacionada con los valores corporativos, una cultura de la propia unidad, e incluso una cultura de cada profesión. 

En resumen y volviendo a la pregunta inicial: ¿cual es el papel del directivo/jefe en la mejora de una institución? Hay mil interpretaciones pero podemos establecer unas cuantas líneas de trabajo para adivinar el impacto directivo en el cambio real:
- Tipo de liderazgo del directivo.
- Papel del directivo en su equipo (delegación, confianza, etc).
- Impacto del directivo en cada cultura.
- Existencia de equipos de alto desempeño.
- Cultura predominante.
- Tipo de comunicación y relaciones con equipos, jefes y otros actores.
- Coherencia (entre estrategia y acción).

¿Realmente el jefe es el responsable de las mejoras? Una pregunta difícil que sigue sin respuesta, pero os aseguramos que en muchos casos, y con equipos muy motivados y convencidos, algunos cambios vienen solos, sin que el jefe tenga una gran influencia. Pero en otros casos ocurre lo contrario. El siguiente paso es aprender a separar unos de otro: el grano y la paja de la gestión sanitaria.

lunes, 9 de julio de 2018

La consulta en el mercado



Lo bueno de los nuevos proyectos es que aportan ideas frescas, lo malo es que muchas veces no han sido evaluados. Y como toda novedad, la controversia está encima de la mesa. ¿Cual es el papel de los gestores ante un proyecto nuevo? Aprender y escuchar, tan sencillo y tan difícil.

En los últimos años, se ha puesto de moda en Estados Unidos el concepto de "retail clinic", es decir, un local de consulta (para médicos y enfermeras generalmente) situados en zonas de máxima afluencia de público: supermercados, centros comerciales, farmacias, etc. La proximidad y la eliminación de barreras son sus principales ventajas, y de hecho en algunos países han surgido como champiñones (12.000 en USA). Además, de esta forma se responde a una petición muy habitual de los pacientes: la inmediatez de la atención (en este artículo del New York Times lo cuentan muy bien).

¿Y por qué una entrada precisamente ahora sobre este concepto? Pues porque el modelo de la "retail clinic" ha llegado a Sabadell, ya que dos médicos de familia han transformado un puesto del mercado de Sabadell en una consulta de atención primaria. El origen del proyecto es una conversación:

Un día me encontré a unas señoras mayores en la puerta del mercado y me comentaron que tenían que venir a visitarse, pero que nunca encontraban el momento. De broma, les dije que tendría que abrir una consulta aquí. Le trasladé la idea a Joaquim y tras un año de mucho trabajo, aquí estamos

Recientemente, JAMA publicó un artículo de opinión titulado "Can retail clinics transform health care?" en el que se analizaban los pros y contras de este tipo de centros. La evidencia señala que existe una mejora en la satisfacción del paciente y también en la calidad, pero deja muy claro que se trata de un modelo efectivo para problemas concretos (tipo urgencia leve) o para realizar actividades de prevención. De hecho, el posicionamiento del Colegio de Médicos de USA recomienda este tipo de consultas o clínicas para episodios puntuales de pacientes con patologías no complejas. 

La mayor parte de los textos sobre este modelo recuerdan la necesidad de reforzar una relación a largo plazo con el profesional de atención primaria. Incluso, hace unos días, Sergio Minué advertía sobre los riesgos de la obsesión por la rapidez y recordaba los valores esenciales de la atención primaria: accesibilidad, continuidad, coordinación, atención entrada en la persona y orientación hacia la comunidad. pero, ¿pueden las "retail clinic" cumplir estos principios?

La accesibilidad es esencial para mejorar la atención sanitaria y generar mejores resultados en salud, pero quizás abrir clínicas en zonas de paso sea un claro ejemplo de ley de los cuidados inversos. El beneficio en los casos citados (prevención, tratamiento y cuidados ante problemas agudos, etc.) puede generar un resultado positivo, y de hecho la cercanía puede incrementar las tasas de adherencia en determinadas patologías (pruebas, controles y demás) pero no debemos olvidar la importancia de la continuidad asistencial (y más después de esta revisión sistemática). Las innovaciones disruptivas se llevan mal con la realidad, pero en unos años veremos si este tipo de centros son parte de los nuevos tiempos de la asistencia sanitaria o son solo una ola más en este océano .

jueves, 5 de julio de 2018

Crowdsourcing: compartir problemas para obtener mejores soluciones


Una reciente revisión sistemática publicada en JMIR pone algo de orden en relación a los proyectos de crowdsourcing en el ámbito de la salud. Un artículo que recopila múltiples iniciativas y las clasifica por temas, fuentes de conocimiento, tipo de crowdsourcing aplicado, etc. Pero, ¿qué es el crowdsourcing? Es algo tan sencillo como compartir un problema con un número muy elevado de personas, permitiendo que cualquiera pueda participar en su resolución (en ocasiones con un pago por su participación) o aportar ideas. También se refiere a la participación en tareas repetitivas para así reducir el tiempo total de ejecución (como por ejemplo en la citizen science).

En el terreno de la promoción de la salud, por ejemplo, los casos analizados se refieren al uso de encuestas online para conocer el nivel de adicción a alcohol, tabaco, drogas, etc., a la clasificación de imágenes (mitosis en cáncer de mama o parásitos), localización de desfibriladores, clasificación de tuits, etc. Merece la pena destacar el proyecto para la clasificación de imágenes para el diagnóstico de malaria o AggNet para cáncer de mama. También se incluyen retos abiertos como DREAM Phil Bowen ALS Prediction Prize4Life para el desarrollo de algoritmos para conocer la progresión de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) o plataformas para recogida de datos de salud

La tabla que mostramos a continuación muestra una clasificación de las tareas realizadas con crowdsourcing agrupadas por categorías (en este enlace tenéis también la tabla). El número que aparece junto a cada proyecto lleva a la referencia bibliográfica en el artículo.




Si hablamos de investigación, los ejemplos son más numerosos. Desde cuestionarios para evaluar factores de riesgo, encuestas para evaluar el nivel de conocimiento sobre una patología o factor de riesgo, clasificación de reacciones adversas, analizar material informativo gráfico y en formato texto, recopilar experiencias en el uso de medicamentos o desarrollo de algoritmos de detección de patologías. En este último caso, se recurrió a un reto en abierto con un premio económico para el investigador que desarrollara un algoritmo para predecir la progresión de esclerosos lateral amiotrófica.

Uno de los problemas que se plantea en los proyectos asociados con el crowdsourcing es el posible sesgo asociado a la selección de participantes y al pago que se les ofrece. El motivo principal tiene que ver con Amazon, y es su plataforma Amazon Mechanical Turk. Esta plataforma online pone en contacto a miles de "turkers" que se ofrecen para trabajos masivos online, desde rellenar encuestas, hasta revisar webs, o documentos, etc. Tal y como cuentan en este artículo, el pago es muy bajo a los encuestados y además se trata de personas que "viven" de lo que cobran como turkers. Pero el éxito de la plataforma y su uso en el ámbito de la investigación científica es cada vez mayor.

Una de las grandes dudas que hay detrás de todos los estudios y evaluaciones de crowdsourcing es la validez de sus resultados. En la revisión que estamos comentando, 133 estudios del total de 202 evaluados utilizó una plataforma como Amazon Turk o Crowdflower, con los riesgos y sesgos asociados a estas plataformas. Además, el hecho de ser usuarios anónimos y que obtienen una compensación económica por su participación, quizás pueda influir en la calidad de los datos obtenidos.

Un ejemplo paradigmático es la evaluación que realizó un grupo colaborativo de urología para analizar el desempeño de urólogos realizando una prostactectomía radical asistida por robot. Para ello, se dispuso de 12 intervenciones grabadas en vídeo que fueron posteriormente editadas en fragmentos más breves para facilitar la evaluación. Para ello, se utilizaron escalas como Global Evaluative Assessment of Robotic Skills (GEARS). Los expertos del grupo colaborativo evaluaron 318 vídeos en 15 días, mientras que los colaboradores vía crowdsourcing revisaron 2531 vídeos en 21 horas. Pero no solo eso, ya que el nivel de coincidencia en la evaluación fue muy elevado. Y por cierto, se utilizó como plataforma de crowdsourcing la ya citada Amazon Mechanical Turk, por lo que se trataba de colaboradores remunerados sin experiencia ni conocimientos quirúrgicos (salvo la formación inicial para conseguir un mínimo de competencias para la evaluación). 

Un tema de gran actualidad, pero con el dilema existente entre la potencia (muchas mentes pensando en lo mismo) y la calidad de la información (sesgo de desconocimiento de la fuente). Además, hay que añadir el uso (o abuso) de plataformas de crowdsourcing como Amazon Turk. Sin embargo, no se puede negar el papel que tienen iniciativas como los premios (hackathon) y la recogida masiva de datos gracias al uso de la tecnología.

martes, 3 de julio de 2018

MTB, blogs y aprendizaje: a propósito de un caso


Siempre que me preguntan por la utilidad de mantener un blog, pienso en una palabra: aprendizaje. Vale, suena a lo de siempre, pero es la palabra que mejor resume estos (casi) once años de blog. Las lecturas, notas, ideas, conexiones, personas, etc. que forman parte de este blog, me han enriquecido casi tanto como la experiencia y la formación reglada. O seguramente más.

Curiosamente, en los últimos años los blogs parece que han dejado de estar de moda. Los contenidos más visuales son más atractivos, como los vídeos en youtube o los stories de Instagram, y en el caso de contenidos escritos son más llamativos los tuits (también mucho más cortos). Por eso, cuando descubrí hace unos meses el blog mtbinnovation decidí que debía tener un hueco en el blog, porque es un ejemplo muy claro de la utilidad de un blog para aprender.

A Julen Iturbe-Ormaetxe solo lo conozco por su magnífico blog Consultor Artesano. Un blog sobre innovación, gestión de personas, internet y mil temas más, que lleva más de 13 años en la red. En 2015 Julen decidió empezar sus estudios de doctorado sobre innovación en el mundo de las bicis de montaña, y por supuesto, de forma paralela creó un blog para contar su aprendizaje, sus problemas (y soluciones), sus consejos, y su día a día en ese camino hacia la tesis doctoral.

El título de la tesis es "Innovación de usuario a través de foros de discusión en internet en el sector del MTB. El caso de la Orbea Oiz", y la investigación se centra en el análisis de un foro de discusión online sobre un modelo concreto de bicicleta de montaña desde una perspectiva de colaboración, innovación abierta e innovación de usuario. Por eso, leyendo el blog se puede conocer el avance casi semanal de la investigación que ha realizado Julen para preparar su tesis doctoral así como del proceso metodológico de búsqueda, redacción, etc.

Algunos de los temas que ha comentado en el blog son: productividad personal (o como aprovechar bien el tiempo), análisis masivo de texto, uso de gestores bibliográficos o, por supuesto, sobre innovación de usuario. Incluso ha impartido algún taller sobre el uso del blog en los estudios de doctorado (podéis ver la presentación a continuación).

En resumen, bien sea por la ordenación de las ideas, por la constancia, por el reto que supone o por el aprendizaje que implica (tanto de conocimientos, como en los que se refiere a la mejora en la redacción de textos), un blog siempre es de gran ayuda tanto en el doctorado como para ir compartiendo lo que vamos aprendiendo cada día sobre nuestra profesión o aficiones. Y el mundo de la gestión sanitaria (o la enfermería, las emergencias, la atención primaria, la tecnología o la salud comunitaria) puede ser un escenario perfecto para un blog.. 



domingo, 1 de julio de 2018

Domingo a domingo


Ya es verano, y el resumen se aligera. De hecho, se aligera tanto que decimos adiós al resumen dominical hasta septiembre. Pero el blog sigue, y el podcast, y mucho más. Llegan las vacaciones, los viajes, las desconexiones... 

Estos son nuestros enlaces favoritos de la semana. Gracias a tod@s por estar ahí. Empezamos con el resumen de la blogosfera sanitaria:

En el blog Social Media en Investigación, Lydia Gil nos enseña a usar los Momentos de Twitter para comunicar ciencia (y también salud). Además, lo hace con un buen puñado de ejemplos. 

La mortalidad no es similar en todos los territorios de un país, de hecho hay diferencias muy significativas. En un reciente artículo que publica El País se analizan las razones que generan la diferencia en las tasas de mortalidad por infarto agudo de miocardio entre Canarias y otras comunidades autónomas.

¿Cómo se puede detectar la comida podrida? Leemos en Science Daily que se ha desarrollado un sensor que detecta precisamente si un alimento está podrido, para así enviar una señal a nuestro smartphone. ¿Llegará algún día a comercializarse?

¿Hay una burbuja con el fenómeno blockchain? En la revista Harvard Business Review revisan los límites del blockchain y ayudan a entender las oportunidades en el terreno de la salud con esta tecnología. Y en este enlace de Techcrunch hablan de los proyectos de criptomonedas que han fracasado en estos años, que son muchos. 

Por mucho que se escriba sobre reuniones, seguiremos cometiendo errores. En el blog Hablemos de Liderazgo ofrecen algunos consejos para mejorar las reuniones de equipo. El consejo más importante: como máximo ocho participantes.

Cine y pediatría, de la mano en el blog Pediatría Basada en Pruebas. Esta semana, Javier González de Dios comenta la película "Los juncos salvajes" y habla de adolescencia y resiliencia. 

Tras tantos rumores, la noticia se confirma: Amazon entra en el mundo de la distribución farmacéutica. Según leemos en esta noticia, Amazon ha adquirido una empresa llamada Pillpack, que tiene una web de venta de medicamentos online. ¿Cual será el siguiente paso?

¿Pueden los jefes hundir a su propio equipo sin darse cuenta? En este artículo de Fast Company comentan cuatro formas de sabotear un equipo desde dentro: cultura, incentivos, liderazgo mal definido... Para apuntar.

Música, claro que sí. Feliz domingo.

jueves, 28 de junio de 2018

Sobretratamiento en atención primaria: el caso de España


Hace unos meses publicamos una entrada acerca del problema del sobretratamiento ("overuse") con datos de su impacto en Estados Unidos y también con información sobre los factores que más influyen en el profesional sanitario. Y ahora queremos dar una vuelta de tuerca adicional al tema, y todo gracias a la reciente publicación en BMJ Open de un estudio sobre este tema pero centrado en el ámbito de atención primaria en España.

El artículo lleva por título "Drivers and strategies for avoiding overuse. A cross-sectional study to explore the experience of Spanish primary care providers handling uncertainty and patients’ requests" y lo firman un grupo de investigadores capitaneados por José Joaquín Mira (Departamento de Salud Alicante-Sant Joan y Universidad Miguel Hernández). Se enviaron 12787 cuestionarios por email y finalmente participaron 936 médicos de familia, 682 pediatras y 286 enfermeras.

Se analizaron las razones que los profesionales dieron para justificar la petición de una prueba innecesaria, siendo la principal (63,3%) la presión insistente por parte del paciente. Además, la falta de tiempo, la necesidad de controlar mejor el caso (mayor seguridad) y las dudas a la hora de conseguir que el paciente entienda que la prueba es innecesaria son las más citadas. Razones como evitar demandas o reclamaciones y satisfacer al paciente aparecen con menos del 20% de respuestas. Finalmente, merece la pena destacar la aparición de razones como que la petición de una prueba es costumbre en el centro/área o que lo indican las guías utilizadas que están obsoletas. Os dejamos a continuación la tabla completa.


Además la encuesta preguntaba por la responsabilidad de la sobreutilización según los profesionales. Las respuestas son muy llamativas y están encabezadas por los medios de comunicación, los propios pacientes, los profesionales sanitarios y el entorno del paciente. A continuación se citaron otros factores como la información online sobre salud y las prácticas de medicina defensiva. Esta es la tabla completa:



Una de las cuestiones más interesantes de la encuesta es conocer los argumentos que mejor funcionan a la hora de convencer al paciente sobre las prácticas innecesarias. Los tres argumentos más citados fueron la seguridad del paciente, razones clínicas basadas en la evidencia y que el mismo resultado se puede conseguir con otros procedimientos. Curiosamente, una de las razones menos utilizada (es decir, poco efectiva para convencer al paciente) es el ahorro en tiempo y dinero que supone no realizar la prueba en cuestión. 

Respecto de las pruebas y procedimientos más solicitados, depende del tipo de profesional. Así, los médicos citaron los análisis rutinarios, la derivación al especialista y los estudios radiológicos. Los pediatras señalaron con mayor frecuencia los análisis, la derivación y la administración de antibióticos. Finalmente, las enfermeras citaron la toma de constantes y la administración de tratamientos. En este último caso, es muy llamativo que un 25% de las presiones a las enfermeras fue para obtener un glucómetro. Esta es la tabla completa:


Uno de los datos más llamativos analizados por este estudio es la frecuencia en la petición de pruebas y procedimientos innecesarios. En el caso de los médicos de atención primaria, un tercio del total señaló que la presión ocurría prácticamente cada día.

Sin duda, un estudio muy interesante para conocer las razones del sobretratamiento en atención primaria, su magnitud y también algunas de las soluciones que mejor funcionan. Aspectos como la educación sanitaria y la comunicación profesional-paciente son una constante a la hora de mejorar las tasas de sobretratamiento, principalmente a la hora de conseguir que el paciente entienda lo innecesario de su petición. Otro aspecto muy importante es el papel atribuido a los medios de comunicación y a internet en la creación de expectativas en los pacientes, aquí podemos incluir también la publicidad y el marketing.

Acciones como la prescripción de webs fiables y la difusión de las listas de no hacer por parte de las sociedades científicas dirigidas a medios de comunicación y asociaciones de pacientes son elementos muy importantes para mejorar el conocimiento por parte del paciente. Además, las acciones formativas sobre comunicación para el profesional y el mayor tiempo de consulta forman parte del kit para contener el crecimiento del sobretratamiento. Finalmente, para luchar contra la costumbre y evitar el uso de guías anticuadas es esencial la actualización de la evidencia, el uso de sistemas de ayuda a la toma de decisiones en la historia electrónica y la existencia de grupos de trabajo de revisión de guías e indicaciones.

miércoles, 27 de junio de 2018

Obsesión por el cambio


Todas las organizaciones viven sumidas en constantes procesos de cambio y transformación, de hecho los mensajes de los gurús de la gestión y el management van en esa línea (el cambio es permanente y blablabla) y además hay cientos de herramientas diseñadas para manejar el cambio (con mayor o menor acierto).

El procedimiento suele ser muy parecido a esto: un jefe iluminado decide rediseñar el futuro de su organización, crea grupos de trabajo, los participantes hablan del futuro y plantean sus miedos y expectativas, y finalmente llegan a un consenso del camino que debemos tomar. Es una transformación de las estructuras, los procesos y las políticas internas... pero las personas siguen siendo las mismas. Y si algo iba mal, por mucho que cambiemos el decorado, la inercia hará que todo siga igual.

Transformar procesos y políticas es fácil, lo complejo es cambiar a las personas. Y una nueva cultura, una forma diferente de hacer las cosas debe pasar por esa transformación y desarrollo personal, para que así los intereses y objetivos sean compartidos. En ocasiones, los propios procesos colaborativos de rediseño generan un cambio en la cultura de la organización y en las personas, pero otras veces no ocurre esto.

En un reciente articulo publicado por Harvard Business Review ("Leaders Focus Too Much on Changing Policies, and Not Enough on Changing Minds") hablan precisamente de la falacia de la transformación de procesos cuando buscamos un cambio mucho más profundo. De forma muy acertada, los autores señalan que: "Lo que la mayoría de las organizaciones suelen pasar por alto es el cambio interno, lo que la gente piensa y siente, lo que tiene que ocurrir para dar vida a la estrategia. Aquí es donde la resistencia tiende a surgir, cognitivamente en la forma de creencias fijas, suposiciones profundamente arraigadas y puntos ciegos".

Al final, una buena estrategia necesita de una gran ejecución. Una sin la otra no se sostienen a largo plazo. Y quizás sea el momento de replantear los procesos de cambio para ponerlos en marcha cuando sea el momento, y no como una inercia o una obligación. Puro Lampedusa: cambiarlo todo para seguir igual...

domingo, 24 de junio de 2018

Un resumen telegráfico


Como un suspiro, como un destello... Así venimos hoy para resumir la semana, quizás contagiados por las prisas eternas del entorno, quizás por lo efímero de los momentos. No sabemos el motivo, pero hoy pasaremos casi rozando el domingo.

Esta es nuestra selección de la semana. Entre las conversaciones infinitas y el silencio ensordecedor, siempre hay hueco para la lectura. Empieza el resumen de la semana de Saludconcosas.

En el blog Imagine Farma reflexionan sobre la dualidad hospital grande vs hospital pequeño y algunos de los mitos que existen alrededor de cada uno. ¿Dónde se aprende más? Todo depende de...

No es precisamente una noticia nueva, pero merece la pena destacarla cada vez que salta a los titulares de algún medio. La Asociación Española de Pediatría abandera el marketing casposo y se dedica a poner su logotipo en multitud de productos infantiles, la gran mayoría poco saludables. La Cadena SER comenta la noticia y recoge algunas declaraciones de pediatras y otros expertos.

Hay noticias que nos llegan, y que además meten el dedo en la llaga. En este texto publicado por Stat, se preguntan en voz alta: Las enfermeras juegan un papel crucial en el sistema sanitario. ¿Por qué son invisibles para los medios de comunicación? Blanco y en botella.

Seguro que conoces el podcast Conectando Puntos. Fefo ha publicado un vídeo en su canal de Youtube contando los entresijos del proceso de creación y grabación de este podcast. Ah, por cierto, por cierto, el tema de la semana del episodio 9 es el uso de blockchain para sanidad, no te lo pierdas. 

El colectivo Bibliomadsalud ha elaborado el Bibliobaremo, una propuesta para mejorar la baremación en los concursos. Se trata de un "documento profesional, elaborado por bibliotecarios/as, que sirva como estándar a políticos y gestores en convocatorias de profesionales sanitarios para el apartado de méritos bibliográficos/investigación". Ahora llega el momento de la difusión, así que si lo consideras conveniente, puedes enviarlo a responsables de recursos humanos, sindicatos, etc.

Llorar el el trabajo: ¿es un síntoma de debilidad? En este texto del blog Hablemos de Liderazgo se plantean algunas ideas muy interesantes para aceptar y reconocer positivamente las lágrimas en el trabajo.

Ante el exceso de libros sobre salud que ocultan consejos pseudocientíficos, Vicente Baos ha escrito algunas líneas para recordar que "solo la denuncia pública de las pseudociencias podrá cambiar una tendencia social favorable en una parte de la sociedad". Podéis leerlo en el blog Laboratorio del Lenguaje.

¿Cuales son las diferencias entre los hospitales con buenas tasas de reingreso frente a los que tienen peores tasas? ¿Hay algún rasgo que separe unos de otros? Hace unos meses lo comentamos en esta entrada de Saludconcosas: "Volver. Cuando la organización ayuda a mejorar".

Música, claro.

miércoles, 20 de junio de 2018

Centrar la atención para mejorar la gestión



En paralelo a la tan citada humanización de la asistencia sanitaria, han emergido los conceptos de "atención centrada en el paciente" y "atención centrada en la persona". Tal y como señala Rodrigo Gutiérrez en su blog Regimen Sanitatis (tiene dos entradas imprescindibles -esta es una, y esta es la otra- para conocer mejor el alcance de estos términos y su relación con la humanización): 
"Con frecuencia nos hemos referido a la humanización de la asistencia sanitaria como la puesta en práctica de una forma de atención equivalente en gran medida al modelo que se ha dado en denominar como atención centrada en la persona, un amplio concepto que, básicamente, significaría atender con dignidad, compasión y respeto a la gente; ofrecerles atención, apoyo y/o tratamiento coordinados; proporcionarles atención, apoyo y/o tratamiento personalizados y, finalmente, apoyar a las personas a reconocer y desarrollar sus propias fortalezas y habilidades para permitirles vivir una vida independiente y satisfactoria".
Aunque suenen de forma muy parecida, la diferencia persona/paciente marca las diferencias clave en su conceptualización tal y como plantea Barbara Starfield en este breve artículo.



Al final, este tipo de modelos dependen mucho de como los entienda e incorporen en su día a día los profesionales y los gestores. En 2018, un grupo de investigadores estadounidenses de la Veterans Health Administration publicó un artículo para intentar conocer como los profesionales sanitarios conceptualizan la atención centrada en el paciente ("Patient-centred care is a way of doing things: How healthcare employees conceptualize patient-centred care"). Para ello siguieron el modelo definido en 2000 por Mead y Bower.

Las respuestas se agruparon en tres categorías: (1) los profesionales que entienden el concepto y lo aplican esencialmente en el encuentro clínico con el paciente (ver al paciente como una persona, compartir toma de decisiones y responsabilidad), (2) los que entienden el concepto y plantean que se extienda a toda la organización (cambiar la cultura y muchos procesos no asistenciales) y finalmente (3) los que siguen anclados a concepciones anticuadas de atención sanitaria. 

Pero, ¿y los gestores y directivos? ¿Qué opinan de este tipo de modelos y conceptos? En 2015 se publicó un estudio cualitativo realizado con directivos de toda Europa con el título "European hospital managers' perceptions of patient-centred care". Casi todos los directivos entrevistados manifestaron que el nivel de "patient-centred care" en sus centros era insuficiente y tenía un amplio margen de mejora. 

Entre las barreras más citadas para mejorar la implantación de este modelo se citaron las expectativas del paciente así como su nivel de alfabetización en salud y situación socioeconómica, y también la resistencia al cambio de los profesionales. En un ámbito más macro, se habló del cambio cultural, así como de los problemas económicos, presupuestarios y de tiempo. Sin duda, una lista de barreras muy habitual en el entorno sanitario.

Respecto a los elementos que podrían facilitar su puesta en marcha, se incluye la aprobación de un marco legal sobre este tema por parte de la autoridad sanitaria (una ley, un plan, una estrategia, etc). Además se citó la necesidad de incrementar la comunicación con los pacientes por parte de directivos y profesionales, así como la participación de pacientes y asociaciones.

Hace un año se publicó un estudio sobre el papel de las supervisoras de enfermería en la atención centrada en el paciente. Las conclusiones fueron muy llamativas: (1) quedarse en el despacho no contribuye a mejorar este tipo de atención, (2) estar cerca de los pacientes contribuye a mejorar este modelo, pero... (3) cuando el propósito de esa cercanía con el paciente es controlar y revisar el trabajo de los profesionales, no consigue nada.

Quizás sea el momento de recalcar que este tipo de modelos de atención (incluso de gestión) centrada en el paciente y en las personas son una parte esencial de la mejora de la práctica asistencial. hablamos de estar más cerca del paciente y de sus necesidades, pero también hablamos de que los jefes/gestores/directivos deben facilitar a los profesionales su trabajo. Humanizar no es solo ganar premios, también es promover un entorno de trabajo en el que la atención centrada en la persona pueda convertirse en realidad.

lunes, 18 de junio de 2018

El CIS, los resfriados y la medicina alternativa


En el Barómetro del CIS de febrero de 2018 (aquí el documento con todos los resultados) se incluyen algunas preguntas muy interesantes sobre salud: estado de salud y tipo de alimentación, tratamiento ante dolencias leves y una batería de preguntas sobre tratamientos alternativos.

En el caso de las dolencias leves, la pregunta es sencilla: ¿Qué hace Ud. en primer lugar cuando tiene un dolor leve o un resfriado común? Solo un 17,7% de las respuestas plantean la visita al médico, mientras que el resto se automedican (con medicamentos o con productos naturales) o esperan a que se pase. Podríamos pensar que aún hay margen de mejora, pero se trata de un resultado muy positivo.

Las preguntas sobre tratamientos (o prácticas) no convencionales son más diversas, así que os recomendamos ver el informe completo. No obstante, vamos a comentar algunos resultados llamativos:
- Los tratamientos (o prácticas) más conocidos son el yoga, la acupuntura, la meditación, el masaje terapéutico y la fitoterapia. Sorprende que un 28,4% conozca los imanes terapéuticos.
- Los tratamientos más utilizados son masaje terapéutico, fitoterapia y meditación.
- En cuanto a satisfacción por parte de los usuarios, la media ronda el 8, siendo el tratamiento con menor satisfacción la homeopatía.
- Respecto a las razones para su uso por parte de los usuarios, las dos principales son tener una vida saludable y equilibrada y para curarse enfermedades y dolencias para las que la medicina convencional no le funciona.

¿Coinciden los datos con la percepción que tenemos? ¿Se reducirá ese 17,7% de uso de las consultas para dolores leves o resfriados? ¿Desaparecerá la homeopatía? Seguiremos atentos a futuros barómetros.



domingo, 17 de junio de 2018

Un domingo de charanga y pandereta



Que el mundo fue y será una porquería... Algo así escribió hace unos 90 años Enrique Santos Discépolo, en un tango que llevaba por título "Cambalache". El mundo ha cambiado en todo este tiempo, o eso parece, aunque en ocasiones damos pasos hacia atrás que no tienen sentido. Cada uno es responsable de sus pasos, y de su reacción ante los pasos de otros, y ambas cosas no las podemos olvidar.

Menos mal que hay mil momentos especiales cada día, escondidos debajo de las piedras. Nosotros hemos buscado en esas piedras nuestros enlaces favoritos. Aquí tenéis el resumen semanal de la blogosfera sanitaria.

Cada vez hay más empresas que ofrecen pruebas genéticas. En este artículo del New York Times comentan como las redes internas de estas empresas (como 23 and me) empiezan a generar conversaciones entre personas que conectan con sus familiares gracias a los resultados genéticos. ¿Redes basadas en el ADN?

Rompiendo mitos gracias al blog Óptima Infinito: la tecnología no mejora la productividad. Algunos autores afirman que en el futuro la tecnología provocará una mejora muy importante, pero otros son más prudentes. Una lectura que ayuda a reflexionar.

Esta semana, el equipo del podcast Conectando Puntos ha lanzado su episodio 8. El tema principal es la información sobre salud en la red, pero también hablan de transhumanismo, de Walt Disney, de Andy y Lucas y de timeblocking. No te lo puedes perder.

Los equipos virtuales son una realidad desde hace años, y es necesario aprender nuevas herramientas y técnicas para obtener resultados óptimos con este tipo de equipos. En MIT Sloan Management Review proponen algunas ideas para mejorar la comunicación en los equipos virtuales. 

Aprender del error es una de las recomendaciones más habituales en los libros de gestión. En El Mundo comentan algunas estrategias para transformar el error en un éxito, como la resiliencia, la responsabilidad, etc. Por cierto, este tema nos ha recordado a una entrada antigua de Saludconcosas sobre las barreras que existen para aprender del error. 

Lo de Camarena nos ha dejado sin palabras. Por eso, preferimos utilizar las palabras de Beatriz en su blog Blogueando que son dos días. Un abrazo a todos los compañeros (en especial para Raúl).

Esta semana tuvimos la oportunidad de visitar Mallorca. Por la mañana, una sesión en el Hospital de Inca sobre gestión punk, junto a un montón de profesionales del Hospital (gracias a tod@s, fue un placer aprender y compartir tantas ideas). Por la tarde, un curso sobre alternativas al modelo asistencial convencional que se celebraba en el Hospital Son Espases. ¿Cambiar el sistema? ¿Vencer la inercia? Pues sí... Teresa Pérez ha comentado este curso en su blog. 

El Health and Social Care Committee de la Cámara de los Comunes ha publicado un informe sobre la integración de cuidados y sus retos futuros. Su título: "Integrated care: organisations, partnerships and systems". Mucha envidia, que este tipo de informes en España no son muy habituales.

¿Puede el design thinking mejorar el sistema sanitario? ¿Es capaz de transformar la forma en la que se prestan cuidados a la población? En este informe publicado por NEJM Catalyst revisan algunos casos de éxito en la aplicación de design thinking en el mundo sanitario.

La era digital requiere de nuevos líderes, necesita personas que tengan claras las nuevas herramientas y prioridades, así como los cambios sociales que nos vienen encima. El blog de la Fundación Gaspar Casal pone sobre la mesa algunas ideas para definir este nuevo tipo de liderazgo.

Acabamos hablando de verano, concretamente de los contratos de trabajo de verano. Pau Matalap ofrece algunas pistas para sobrevivir a los contratos de verano: puntualidad, aprendizaje non-stop, busca al mejor docente, no tengas miedo de preguntar y... 

Llega el momento de la música. 

miércoles, 13 de junio de 2018

Taladros caros, taladros baratos


La innovación frugal sigue avanzando. Hace poco hablamos del uso de mosquiteras para construir mallas quirúrgicas (incluso cuenta con un ensayo publicado en la revista New England Journal of Medicine). Al final, la clave es encontrar o diseñar soluciones seguras, efectivas y baratas para problemas comunes.

Hoy vamos a hablar de taladros quirúrgicos para su uso en cirugía ortopédica. Una tecnología sencilla (su funcionamiento desde un punto de vista técnico no difiere mucho de un taladro industrial o incluso doméstico) pero con un precio muy elevado que supera ampliamente los 10.000 euros en España. Con semejante precio, es lógico plantearse qué ocurre en países en vías de desarrollo.



El autor de este artículo, publicado en BMJ Innovations, visitó un hospital de Malawi y comprobó que las intervenciones quirúrgicas de cirugía ortopédica se realizaban con taladros caseros recubiertos con una cubierta (para conseguir algo de estanqueidad e higiene). Posteriormente un grupo de estudiantes universitarios realizó un análisis de esta práctica y finalmente una empresa decidió comercializar la innovación. Su nombre es Arbutus Drill Cover System y es una cubierta esterilizable y reutilizable que recubre completamente el taladro y lo transforma en un dispositivo apto para su uso quirúrgico.

En el artículo citado, se revisan las principales barreras que se están encontrando para su difusión, así como el ahorro que podría suponer su uso en el National Health Service (NHS). De forma paralela, los principales fabricantes de esta tecnología ofrecen cada vez sistemas más complejos para así evitar la simple comparación taladro-taladro. Incluso se recomienda un taladro concreto de uso industrial por su potencia y similitud con los taladros quirúrgicos. Pese a todo, surgen muchas dudas.

Si un extremo es el brillo de la tecnología y del producto caro, no podemos dejarnos llevar por el otro extremo: el poder de atracción del precio bajo el pretexto de la innovación estilo DIY. Así que la receta infalible en estos casos es la de siempre: evaluación, evaluación y más evaluación... ¿Y el cumplimiento de la normativa de producto sanitario? ¿Y la seguridad? De momento no hay datos claros de resultados clínicos, pero con más de 30.000 intervenciones realizadas (cuyas características poblacionales habrá que valorar), los responsables del estudio no han informado de ningún evento adverso. Algo es algo pero falta mucho más. La cuestión no es lanzarse de forma inmediata a buscar la forma de introducir este producto en Europa (por ejemplo) ya que los requisitos técnicos y de seguridad hay que cumplirlos, sino replantearse si el precio de los productos sanitarios es el adecuado o seguimos comprando caro. 

Bueno, y si los ensayos y pruebas demuestran que se trata de un producto igual y más barato que la competencia... seguro que los taladros clásicos bajan su precio de forma radical. 

Referencia: Prime, M., Attaelmanan, I., Imbuldeniya, A., Harris, M., Darzi, A., & Bhatti, Y. (2018). From Malawi to Middlesex: the case of the Arbutus Drill Cover System as an example of the cost-saving potential of frugal innovations for the UK NHS. BMJ Innovations.

domingo, 10 de junio de 2018

El resumen de la lentitud


A toda velocidad... Así vamos muchas veces, más centrados en la forma que en el fondo. Dando pasos de gigante sin darnos cuenta que eso impide que nos fijemos en los detalles. Y la vida está llena de detalles, y cada trocito de realidad se merece su oportunidad. Quizás por eso nos gusta recordar nuestros enlaces favoritos de la semana, porque es una forma de destacar los detalles, las palabras y algunas reflexiones que no conviene dejar pasar.

Esta es nuestra selección semanal. Gracias a tod@s por estar ahí, conectando ideas y puntos (como no). Aquí tenéis nuestros enlaces de esta semana:

Empezamos hablando de ética práctica, la del día a día. Lo dice muy claro José Repullo en su blog: "ser ético es anti-entrópico; al cuestionar lo existente nos convierte en antipáticos; al solicitar tiempo para reflexionar nos tildan de diletantes y entorpecedores". Sin duda: merece la pena actuar con ética. 

Muchas veces el poder se sube a la cabeza... Te hacen jefe, o supervisor o lo que sea, y de repente el ego se apodera de todo. En esta entrada de El Arte de Presentar dan algunas ideas para que tener poder no implique ser un capullo.

Más madera en la evidencia que respalda las medidas para reducir el consumo de azúcar. En Gestión Clínica y Sanitaria hablan de la relación entre el incremento en el consumo de azúcar y el crecimiento del gasto sanitario. El artículo original, por si a alguien le interesa, se publicó hace unos meses en la revista Health Economics.

Desde el empowerment a la educación y el entrenamiento, Dani habla en su blog Diabetes Tipo 1 sobre la toma de decisiones y sobre el papel de la enfermera educadora. En el post hay perlas como esta: "Entrenar a tomar decisiones supone no sólo acceder e interpretar información (incluso biomédica) sino a asumir las repercusiones psicológicas de tener que hacerlo".

Del médico de cabecera al equipo de cabecera. Esa es la propuesta de la Universidad de Colorado para evitar el burnout en atención primaria y mejorar la calidad asistencial, y todo con una base muy clara: aumentar las competencias de los asistentes médicos (hasta ahora recepción de pacientes y papeleo). Lo cuentan en esta entrada del blog Avances en Gestión Clínica.

En el blog Ágora Médica también reflexionan sobre el rediseño de la atención primaria y de los centros de salud. Nos gusta mucho su modelo 3P: pacientes, profesionales y procesos. Estaremos pendientes del análisis de cada P.

¿Conoces el concepto de patient journey? ¿Es útil esta herramienta para la mejora de la experiencia? En el blog de IEXP ofrecen seis claves para realizar un buen mapa de la experiencia del paciente.

En el último podcast de Hackeando la Salud, Chema Cepeda entrevista a María García-Puente, conocida en twitter como @bibliovirtual. Los temas tratados son muy diversos, como el uso Pubmed, Twitter, búsqueda de información científica, uso de apps o el concepto de Librarian as a service... Muy recomendable.

Libros, premios, contenidos virales, miles de seguidores en la red... Todo eso y mucho más lo tiene Lucía, mi pediatra (si no la conoces, estás tardando en hacer click en su web). Pero, ¿cómo se consiguen semejantes resultados en la red? En este enlace, Lucía comenta diez aprendizajes en red para dar el salto, o para mejorar (que siempre viene bien).

El colectivo MyRAS ha preparado e impartido un curso dirigido a personal no sanitario para elaborar y presentar comunicaciones científicas, un paso necesario para promover y mejorar la investigación en su ámbito. En este post comentan el contenido del curso y además enlazan las presentaciones de los diversos profesores.

Y por cierto, enlazando con el tema anterior, os queremos recordar un congreso muy interesante: el de la Asociación de Administrativos de la Salud. El Congreso se celebra en Cuenca los días 14, 15 y 16 de junio, y el programa merece mucho la pena. 

Blockchain, blockchain, blockchain... El término de moda, que a veces más moda que realidad. Por eso nos ha encantado leer esta entrada del blog Medical Futurist con los casos de 12 empresas que están usando blockchain en el entorno sanitario. A aprender...

Acabamos con música, a toda velocidad claro...