miércoles, 14 de abril de 2010

Informar al ciudadano



Una de las tareas de las autoridades sanitarias (ministerios, consejerías, departamentos, hospitales, direcciones generales o como queráis llamarlo) es ofrecer información al ciudadano. De hecho, igual que los profesionales exigen datos y estudios sobre medicamentos o sobre nuevas tecnologías, los ciudadanos deberían tener a su alcance información clara y fiable sobre salud, enfermedades, hábitos de vida saludable, etc.

En España, tenemos varios ejemplos muy interesantes:
- Escuela de Pacientes. Esta iniciativa depende de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Agrupa información por enfermedades (diabetes, EPOC, etc) o temas (cuidadores) y ofrece documentos, vídeos, actividades formativas, etc.
- Suplemento i-Salud. Se trata de un boletín con información independiente para mantener informados a ciudadanos y pacientes y ayudarles a tomar decisiones sobre su salud. Lo elabora el Centro Cochrane Iberoamericano (Hospital de Sant Pau, Barcelona) y lo distribuye la Agencia de Calidad del SNS.

Sin embargo, hay iniciativas que van un paso más allá y ofrecen información sanitaria elaborada de otra forma. El National Health Service (NHS) a través de su web NHS Choices ofrece una sección llamada Behind the Headlines (Your guide to the science that makes the news) en la que comentan las noticias que aparecen en los medios de comunicación relacionadas con la salud (cáncer, ejercicio, dieta, ancianos, etc) y ofrecen un comentario crítico de la noticia añadiendo información y referencias a la evidencia que sustentan la opinión. Una especie de "cazador de mitos" o de "rompe-titulares".

Ejemplos curiosos: desayunos hipercalórico, aspirina y cáncer de mama, diagnosticar Alzheimer a través del ojo...

El paciente y el ciudadano se merece información actualizada y fiable. Y si además le ayuda a entender mejor lo que lee en los medios de comunicación, mucho mejor. Por cierto, ¿os imagináis al Ministerio de Sanidad hablando de las pulseritas? Sería curioso...