viernes, 9 de julio de 2010

Cosas que salen mal



- Wally, he descubierto un error mortal de seguridad en nuestro producto. ¿A quien debo informar?

- A nadie. Las acciones caerian en picado, nos despedirían y tu carrera se arruinaría.

- Pero mi negligencia puede causar la muerte de docenas de clientes.
- La primera docena siempre es la mas dura.

Nota: el tamaño de las organizaciones suaviza los problemas, o al menos, provoca un cierto distanciamiento. De vez en cuando es bueno bajar de la atalaya y caminar por el asfalto.