viernes, 10 de septiembre de 2010

Cómo buscar conferenciante para un evento


Encontrar a un orador para un evento cada vez es más sencillo. En España ya hay empresas dedicadas a la representación de conferenciantes, como Lid (María Jesús Álava o Rubén Turienzo están entre sus representados) o Thinking Heads (que ofrecen, entre otros, a Alex Rovira, Emilio Butragueño, Sánchez Dragó, Enrique Dans, Risto Mejide o Mario Sandoval).

Pero si estás organizando un evento dirigido a profesionales sanitarios, ¿cómo puedo elegir conferenciantes con conocimientos del sector? Estas empresas incluyen expertos con experiencia en el sector como John de Zulueta (actual presidente de USP Hospitales y ex presidente de Sanitas) o Emilio Moraleda (ex presidente de Pfizer España). Pero la temática de sus charlas suele versar sobre aspectos genéricos como trabajo en equipo, liderazgo o planificación y estrategia. Y claro para hablar de temas tan generales, no importa contratar a alguien de otro sector que aporte una visión diferente.

En USA ya tienen esto resuelto, con Innovative Healthcare Speakers, una web de conferenciantes especializados en innovación sanitaria. Ofrecen diversos temas como seguridad del paciente, gestión clínica, liderazgo, gestión del conocimiento, ética, mejora de procesos o gestión del caos y del conflicto. Los expertos incluidos no son muy conocidos en España, pero aquí tenéis el listado completo por si alguno os suena.

Hemos intentado no utilizar la palabra maldita, pero es inevitable. Pues sí, ya hay representantes de gurús, ¿que os pensabáis? Aunque si os decimos la verdad, y teniendo en cuenta lo que significa ser innovador, creo que aprenderíamos mucho más en una charla de La Comisión Gestora, que además de innovadores, son divertidos y originales, aspectos muy olvidados en los últimos tiempos en el mundo sanitario. El gurureo está en plena transformación y en un tiempo pasaremos de las corbatas a las camisetas de Metallica...



Nota: esta entrada está inspirada en varias conversaciones con amigos 2.0 y va dedicada a @monicamoro, a la que le hemos robado el término gurureo.