jueves, 16 de septiembre de 2010

Los mitos y las profesiones sanitarias


Los tiempos cambian y poco a poco las funciones asistenciales que realiza cada profesión sanitaria se mueven en terrenos pantanosos. En España, pese a que según la ley los enfermeros pueden prescribir, seguro que alguna persona todavía no tiene claro que sea la dirección correcta. ¿Acaso hay profesionales de primera y de segunda?

Un ejemplo procedente de otros países es la figura del nurse practitioner, un enfermero "especialista" que puede realizar funciones específicas o avanzadas, incluso similares en casos muy concretos a las de los médicos (por ejemplo, enfermeros en zonas rurales). Seguro que en otros blogs como Homo Sanitarius,  Al Sur del Sur o Enfermería Basada en la Evidencia pueden explicar mucho mejor el concepto.

Ya que en países que cuentan con esa figura como Nueva Zelanda o Canadá, todavía persiste la creencia de que el cuidado enfermero no es de tanta calidad como el médico, se han publicado documentos al respecto. Así, la Canadian Health Services Research Foundation, en su colección MythBusters, editó "Myth: Seeing a nurse practitioner instead of a doctor is second-class care". Por su parte, en Nueva Zelanda su Ministerio de Sanidad publicó "Myths about Nurse Practitioners". 

Las funciones deben adaptarse a las nuevas realidades y quizás sea necesario cambiar con rutinas seculares al respecto y avanzar en la definición de nuevos roles. ¿Que dirán los colectivos y colegios profesionales? Sobre este polémico tema, ya hemos hablado en Salud con Cosas en dos ocasiones. Hoy es la tercera vez y no será la última.