martes, 26 de octubre de 2010

La perfección y la felicidad


Hace unos años, en plena eclosión de los libros de autoayuda, el escritor canadiense Will Ferguson publicó Happiness, una novela sobre este tipo de libros. Su premisa era muy sencilla: ¿que ocurriría si uno de estos libros funcionara y el mundo entero fuera feliz?

En la novela ocurre algo así con "Lo que aprendí en la montaña", un libro que cambia a quien lo lee y empieza a dejar el mundo lleno de personas "insoportablemente" felices. De hecho, todos dejan el tabaco, el alcohol, sus trabajos estresantes y, entre otras cosas, abandonan la vida acelerada y la cambian por la pesca.

Llevando la novela a nuestro terreno, nos hemos acordado de todas las campañas de seguridad y mejora de la calidad asistencial, y de los esfuerzos que se realizan para evitar errores que afecten a la salud del paciente. Existen muchos consejos, guías y recomendaciones para conseguir que el profesional (y el paciente) puedan cambiar su comportamiento y adaptar muchas costumbres arraigadas en el día a día. Todo con el objetivo final de disminuir el riesgo y evitar los errores.

Pero, ¿cómo sería un día de trabajo cumpliendo a rajatabla todas las normas, guías, recomendaciones, evidencias, etc.?

2 comentarios:

  1. "Insoportablemente" felices!!! Eso puede pasar?!!! Una cosa tengo clara, y es que quiero ese libro!!! ;-)

    En cuanto a "¿cómo sería un día de trabajo cumpliendo a rajatabla todas las normas, guías, recomendaciones, evidencias, etc.?" Ufff! No sé, me parece tan complicado que no logro ni imaginármelo... pero lo que sí que sé es que si aunque no fuera a rajatabla, al dedillo(hay algunas que...) Si tan sólo cambiáramos nuestra actitud hacia ellas e hiciéramos todo lo posible por llevarlas de la mejor de las maneras estoy convencida que todo iría mejor.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes que dediqué esta entrada a ese libro? Me encantó, a pesar de lo absurdo de la situación. Pero sí, creo que un cambio de actitud puede mover montañas.

    ResponderEliminar

Cuando escribas y envíes un comentario en Saludconcosas, estás aceptando la política de privacidad del blog. Si dejas tu email o tu usuario de alguna red social, puedes estar tranquil@ porque no vamos a usar tus datos para enviarte spam o para suscribirte a nuestra lista de correo. Si lo prefieres, puedes enviar el comentario sin poner tu nombre completo y sin tu email (en perfil selecciona anónimo) y así no hay problema con tus datos.
Gracias :)