lunes, 22 de noviembre de 2010

La estrategia del ornitorrinco y los eventos 2.0


Escribía nuestro amigo emilienko en twitter el otro día: "Llevamos un año repleto de eventos sobre #Salu20, pero no he visto ningún cambio en el funcionamiento habitual del Sistema Sanitario". ¿Realmente los eventos para difundir la cultura colaborativa asociada a la web 2.0 en sanidad sirven para algo? Si queremos cambiar el sistema, tal vez haga falta una estrategia, como bien dice nuestro amigo Rafa Pardo.

Quizás para que los profesionales sepan que hay herramientas muy interesantes que les pueden facilitar el aprendizaje y la comunicación, sea necesario moverse hacia donde estén. Seguramente tendrá más impacto una charla sobre salud 2.0 y herramientas colaborativas en el congreso nacional de la especialidad de turno que no un evento pequeño y exclusivamente dedicado a dicho tema.

¿Y como engañas al comité organizador para que incluya una mesa redonda? Lo mejor es moverse por dentro, llamar puertas, hacer ruido. Menos mal que en algún caso (farmacia con Hemos Leído, cirugía con Julio Mayol, anestesia con la Doctora Jomeini o Rafa Bravo en temas de atención primaria), las sociedades científicas se han dado cuenta que hay algún "friki" (con cariño) que escribe sobre temas especializados y tiene tantas visitas como una revista científica de alto nivel. Pero todavía no es algo generalizado...

Y después, lógicamente hay que llegar a los políticos, que son necesarios para que los cambios lleguen a las leyes. Inicialmente pueden ser un escollo importante, aunque con los movimientos del estilo "gobierno abierto", algunos ya se están dando cuenta que hay otro lado de la moneda y que además las cosas pueden hacerse mejor. 

En relación a los eventos exclusivos sobre salud 2.0, tal vez a corto plazo no influyan mucho, pero son necesarios. Por una parte, sirven como punto de encuentro para los profesionales convencidos de la necesidad de una nueva forma de trabajar y de relacionarse con el paciente (por ejemplo, los encuentros de blogueros). Por otra parte, son útiles para los profesionales con ganas de aprender, que están abiertos a cualquier mejora. Últimamente se multiplican este tipo de eventos en España, y esa difusión al estilo "long tail" (muchos y pequeños) está consiguiendo avances interesantes. Si hasta hay alguna empresa farmacéutica que se ha lanzado a la difusión de estas ideas sin pedir nada a cambio (una excepción muy agradable, por cierto).

Así que a seguir trabajando y sorteando los obstáculos. Y como regalo, la presentación que utilizamos el sábado en Bilbao en el encuentro de la blogosfera vasca.