jueves, 25 de noviembre de 2010

Voluntades anticipadas y pacientes crónicos


Hemos hablado en alguna ocasión del documento de voluntades anticipadas o testamento vital, es decir, el documento en el que se expone la voluntad sobre los tratamientos médicos y los cuidados que se desea recibir o rechazar si, llegado el momento, la persona que lo formula pierde la capacidad de participar en la toma de decisiones.

Todos los servicios de salud han elaborado registros propios y facilitan al ciudadano la posibilidad de confeccionar el documento mediante impresos y folletos informativos. Sin embargo, el concepto sigue sin ser muy conocido.

En el número de septiembre de Revista Clínica Española, leemos el artículo "Grado de conocimiento del documento de voluntades anticipadas por el enfermo crónico que acude a urgencias" cuyos autores han realizado 350 entrevistas a pacientes y acompañantes acerca de si conocen el documento de voluntades anticipadas y su predisposición a confeccionarlo.

Los resultados fueron: tan solo un 5% de los pacientes había recibido información de las voluntades anticipadas de su médico, el 46% se mostró favorable a realizarlo y el 88% de los pacientes se mostró partidario de distribuir folletos informativos en urgencias.

Si bien el paciente veía como un factor positivo la entrega de folletos en urgencias, ¿no sería más efectivo que la información la proporcionara el médico en la consulta? Al menos sería más convincente que un simple folleto...