martes, 26 de julio de 2011

Reír o llorar



Y de repente, encontramos el artículo "La risa: diferencias según el género" en Revista Clínica Española y no podemos dejar de reflexionar sobre la necesidad de contar con este factor de cara a mejorar la relación médico-paciente. De hecho, el artículo puede servir de guía para conocer mejor como se rie cada persona y como se puede utilizar la risa en la práctica clínica.




Según señala el resumen del estudio: a diferencia de otras terapias más comprometidas o de elevado coste, el uso de la risa puede implementarse fácilmente y resultar coste-efectivo en la práctica clínica cotidiana.

¿Y por qué aún siguen de moda las malas caras?