miércoles, 17 de agosto de 2011

Algo falla



Pues sí, algo debe fallar...

Una de las intervenciones más recomendadas para frenar el desarrollo de neumonía asociada a ventilación mecánica es la elevación del cabecero entre 30º y 45º. En el artículo "Evaluación del cumplimiento de cabeceros elevados entre 30-45º en pacientes intubados" que publica Enfermería Intensiva se realizaron más de 500 mediciones a 53 pacientes intubados para saber si la elevación del cabecero era la correcta.

¿Cuales son los resultados? Solo el 40% de las mediciones fueron correctas, es decir, se cumplía el estandar de 30 a 45º. Sin embargo, como señalan en la Discusión: "Casi la totalidad de los enfermeros encuestados conocen que mantener el cabecero en 30-45º es un indicador de calidad y aunque el 97% no lo mide de forma objetiva, el 89% cree cumplirlo".

Por cierto, aunque parezca extraño, los profesionales con menos experiencia (y que más recientemente han finalizado sus estudios universitarios) son los que menos cumplen el estándar.

¿Cual es la solución? Formación, concienciación y fomento de una cultura basada en la calidad y la seguridad del paciente. Y no, que nadie piense en los checklist, que al final son parches que a corto plazo arreglan pero a largo plazo se convierten en un obstáculo más.