martes, 27 de diciembre de 2011

El color y el precio del medicamento



Hablamos hace unos días de la importancia del marketing farmacéutico en la salud pública. Por si quedaban algunas dudas, hoy traemos dos artículos imprescindibles para entender un poco todo esto.

En primer lugar, una carta publicada en JAMA en 2008 ("Commercial Features of Placebo and Therapeutic Efficacy") y firmada, entre otros, por el mismísimo Dan Ariely. ¿Juega la presentación comercial y el precio de un medicamento un papel importante en el potencial terapéutico de un medicamento? El resultado del experimento realizado es conocido: el placebo caro reuce el dolor en mayor proporción que el placebo barato. Tal vez este tipo de experimentos ayude a explicar el auge de las nuevas terapias más caras frente a los medicamentos "de toda la vida" o el valor que se otorga por parte de la sociedad al medicamento de marca frente al genérico.

Como curiosidad, este artículo fue premiado con el premio IG Nobel de 2008 en la categoría de medicina (como contamos en saludconcosas hace 3 años). Respecto al papel del placebo (la sustancia más estudiada por la industria farmacéutica) y sus efectos asociados al comportamiento del paciente, hay un excente trabajo titulado "Behavioral factors in the placebo response".

El segundo artículo (una revisión sistemática publicada en 1996 en el British Medical Journal) habla de algo todavía más básico: el color del medicamento ("Effect of colour of drugs: systematic review of perceived effect of drugs and of their effectiveness"). Los colores rojo, amarillo y naranja se asocian a un efecto estimulante, y el azul y el verde se asocian a un efecto relajante. Lo más curioso es que el estudio apunta a la existencia de una relación entre la efectividad del medicamento y su color, ya que el color afecta a la acción percibida del mismo.

Sin embargo, como casi siempre, hay estudios para todos los gustos. En algunos se señala que el color no tiene nada que ver en la acción del medicamento. Sin embargo, si el precio influye como veíamos en el primer artículo, ¿hay otras variables que nos ayuden a saber a priori si un medicamento va a funcionar o no? ¿Nos predisponen los elementos "externos" sobre las propiedades farmacéuticas?


Al final resultará que el marketing también tiene su papel...