miércoles, 28 de diciembre de 2011

El día de los inocentes



Inocentes por ilusionarnos con la posibilidad de lanzar nuestras ideas al aire, pensando que serian útiles, y que serían contagiosas.

Inocentes por creer que, con la web 2.0 y con sonrisas y abrazos, podríamos cambiar el mundo, o al menos un trocito.

Inocentes por no tener miedo a compartir, creyendo que dar sin esperar nada a cambio es un símbolo de inteligencia, o al menos de sentido común.

Inocentes por desafiar a gigantes y a lobos con piel de cordero, todo por un sueño como el de diferenciarnos o el de vivir una vida sin ti.

Inocentes por creer que de los errores se puede aprender, y que la única alternativa cuando caes, es volver a levantarte.

Inocentes por tener claro que en 2012 seguiremos haciendo lo mismo, guste o no, duela o no, siente bien o mal. Y es que nos gusta ser así y por eso seguimos aquí.

Ah, y este post no es ninguna broma. Feliz día de los inocentes...