martes, 20 de diciembre de 2011

Por un puñado de votos


Uno de los problemas que tenemos en España con las grandes organizaciones representativas es que la participación de todos los profesionales implicados es bajísima. Un claro ejemplo lo extraemos de esta entrada del blog Esto no tiene buena pinta.

Carlos nos cuenta con todo lujo de detalles la última asamblea del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana, que se celebró hace unas semanas. Además de ciertas actitudes poco democráticas en el desarrollo de la asamblea, hay algo muy llamativo: la votación del presupuesto obtuvo un resultado de 15 votos a favor, 12 en contra y 5 abstenciones. Fueron un total de 32 votos, cuando el número de colegiados es de 3000 personas, es decir, poco más del 1% de los colegiados acudió a la asamblea.

Indignarse es bueno, pedir el cambio es lícito, pero después de la queja y la crítica en voz alta, hay que estar presente en el momento de la verdad, y demostrar que cada persona es un voto. ¿Y si empezamos a pensar en otros métodos de participación y de recogida de opiniones? ¿Hace falta más escucha activa? ¿O sencillamente nos encanta la crítica "de salón" pero no damos el paso? Por cierto, no os perdáis la entrada completa, con algunos momentos hilarantes (nuestros favoritos: los masajes en la playa y las terapias complementarias).

Por cierto, nuestra enhorabuena al blog Esto no tiene buena pinta por contar, desde dentro, como se fraguan las decisiones colegiales y cuales son los temas que preocupan a los dirigentes, muchas veces a años luz de lo que piensan los fisioterapeutas de a pie.