martes, 9 de octubre de 2012

Pasa la vida: 5 años de blog



Un día de fiesta de 2007, tras haberlo pensado varios meses y con el antecedente de unos cuantos blogs personales, Salud con cosas empezó su andadura. La primera entrada no decía mucho, era una declaración titubeante de intenciones... y así fue como empezó todo. 

Al principio fueron años duros, años en los que la promoción era difícil y nos leían amigos, familiares y poco más. Años en los que alcanzar las 100 visitas diarias era casi una proeza, más aún sin la ayuda de twitter ni facebook. Una época en la que solo con que alguno de los blogueros que nos servían de referencia nos incluyera en su blogroll o nos citara ya era motivo de "orgullo y satisfacción", o que la revista eRAS nos hiciera sentir algo más grandes. El tiempo pasa, hemos ido creciendo, y hoy 9 de octubre cumplimos 5 años.

Han sido 1467 entradas, con una época (2009, 2010 y casi todo 2011) en la que hemos publicado a diario. Hemos ayudado a difundir iniciativas como Gripe y Calma, Mi Vida sin Ti o Mírame, Diferenciate. Incluso nos hemos llevado un premio, el de Favoritos en la Red en 2011 otorgado por Diario Médico. Hemos llevado el blog de viaje a Finlandia en 2008. También nos han dejado escribir con algunos buenos amigos (Raquel, Fran o Julio) en Diario Médico con premio incluido (¡la culpa es de Julio!). Además, alguna de las secciones que hemos lanzado se han convertido en nuestro mejor escaparate, como el resumen dominical que empezó en diciembre de 2009 (en ese primer resumen aparecían algunos blogs que hoy siguen siendo imprescindibles) y aún sigue adelante.

Pero sin duda, lo mejor de estos 5 años es la oportunidad que hemos tenido de conocer a tanta gente, personas muy especiales, con/de las que hemos aprendido mucho. Esa sensación tan difícil de explicar de poner voz a alguien a quien llevas un tiempo leyendo es una parte fundamental de la magia de la blogosfera, y de hecho algunos han pasado a ser amigos (con todas las letras). Además, hay que reconocer que el blog es otro desde que twitter apareció en el mundo ya que la difusión y el debate han mejorado enormemente, pese a la infoxicación. A toda esa gente con la que hemos compartido tantos y tantos momentos, queremos dedicarles esta entrada, a todos l@s bloguer@s, tuiter@s, etc. (no ponemos nombres porque nos dejaríamos más de uno, que nuestra memoria colectiva es de pez). Ah, y también a todos aquellos que nos han dejado un micrófono para contar lo que pensamos y soltar algunas reflexiones en voz alta en charlas, talleres, cursos y otros saraos.

Y por supuesto, esta entrada y las 1466 anteriores son de los que día a día se pasean por nuestro blog de una forma u otra. Sin vosotros, desde aquellos 20 o 30 lectores diarios de los primeros meses, a los más de 1000 actuales, no estaríamos aquí.

No queremos despedir esta entrada sin dejar constancia de los posts más leídos de estos 5 años, que nos apetece mucho hacer un greatest hits:
- Redes sociales y emergencias: el caso de #ardevalencia. Publicada el 3 de julio de 2012.
- El 24. Publicada el 28 de mayo de 2012.
- ¿El olvidadizo debe pagar? Publicada el 4 de agosto de 2011.
- En un lugar de Calahorra. Publicada el 7 de noviembre de 2011.
- El paciente no es un cliente. Publicada el 28 de febrero de 2012.
- Lavado de manos: o todos o ninguno. Publicada el 5 de mayo de 2009.

Para acabar, algo un poco más personal. La familia, los amigos de siempre y la gente que estuvo al lado desde el día 1 se merece que alguna vez pueda hacer yo lo mismo (o más) por ellos, ya que han aguantado de todo en este tiempo. Y un trocito de todo esto, como no, para una persona que estuvo desde el principio y nunca llegó a leer una entrada, de hecho nunca supo que era un blog. Su sonrisa nos ha ayudado a entender muchas cosas. Gracias...

El final de la entrada es con música, como no. Teníamos cientos de canciones para elegir, pero nos quedamos con esta (las otras dos opciones eran este temazo y este otro temazo, o alguna de Piratas que casi cae):