jueves, 6 de junio de 2013

Y aquí no ha pasado nada... #periodismo



El otro día, el programa El Intermedio emitió una rectificación respecto de una noticia que se había difundido días antes sobre una mujer hondureña a la que, según dijeron, se le había dado el alta forzosa sin un hueso del cráneo por no tener papeles. Ha llamado mucho la atención la rectificación del programa, aunque como suele ser habitual muchas webs que dieron eco a la noticia inicial, "olvidaron" comentar que dicha noticia era falsa. Sin embargo, hay algo más llamativo que el propio programa reconoce: no se les ocurrió contrastar la noticia con ningún experto.

Hay medios que cuando tienen una "exclusiva" delante de sus narices, prefieren contarla sin preguntar antes a algún experto, no vaya a ser que la exclusiva se quede en nada. Además, la difusión online de la noticia siempre es mucho mayor que la de la rectificación, algo muy llamativo. 

Estamos en un mundo en el que todo se olvida: se vive el presente con tanta intensidad (y rapidez), que el pasado acaba teniendo una fecha de caducidad muy corta.