miércoles, 1 de abril de 2015

La tristeza y las palomitas de maíz



Lo que nos faltaba... No contentos con las declaraciones de un tipo de la OMS que recomendaba escuchar música como máximo una hora al día, ahora le llega su turno a las películas tristes. Pero esta vez no es la OMS, sino un artículo publicado en JAMA Internal Medicine.

En el artículo se comparaba el comportamiento de los espectadores según su ingesta de palomitas de maíz con una película triste y una comedia. Las dos pruebas que hicieron fueron las siguientes:
- La película Love Story frente a la comedia Sweet Home Alabama. En este caso, la media de los espectadores de Love Story fue de 125 gramos de palomitas frente a los 98 gramos que consumieron los de la comedia.
- En el caso de Solaris frente a Mi gran boda griega, la diferencia fue de un 55% (127 gramos frente a 82 gramos). 

El experimento ha sido realizado por el Cornell University Food and Brand Lab, y lo han comentado (y completado) en su propia web. Por cierto, hay una tendencia similar con las películas de acción que también se asocian a un mayor consumo. Sin embargo, puede que el debate de fondo sea otro: ¿a quien le gusta que su vecino en el cine coma palomitas?