martes, 26 de enero de 2016

Comunicación pa'dentro


Comunicación, comunicación, comunicación... No nos cansamos de repetirlo. Y estos días, nos hemos dado cuenta que sigue fallando. Y no, no hablamos de los medios de comunicación ni de las noticias, esta vez nos referimos a la comunicación interna en las organizaciones.

La cuestión es muy simple: todos los servicios de salud tienen decenas de proyectos, iniciativas y servicios orientados al paciente. Pero, ¿dichas iniciativas son conocidas por los profesionales? ¿Se difunden adecuadamente en cada centro? Hay elementos que pueden crear ciertas barreras para una efectiva comunicación interna como el liderazgo (mejor dicho, la falta de liderazgo), la precariedad, las microculturas gremiales y una mala planificación de la comunicación.

Cualquier iniciativa que no llega adecuadamente a la mayor parte de los profesionales, es una iniciativa inútil. Crearla y prepararla es complejo, y muchos suspiran aliviados después del "parto" pero los primeros pasos son esenciales. El cementerio de proyectos desconocidos está casi lleno, y hay grandes ideas (algunas muy costosas) que no han podido salir adelante por una mala difusión.

Más allá del correo masivo, hay otros medios de difusión muy interesantes: reuniones informativas, recordatorios, sesiones específicas, portales del empleado útiles y efectivos, etc. La elección adecuada del mensaje y el canal es esencial para conseguir un impacto adecuado. Pero no debemos olvidar que los buenos proyectos que nadie conoce, no sirven de nada.

Para acabar, os dejamos con: un artículo sobre comunicación interna en atención primaria y otro sobre el valor estratégico de la comunicación interna en los hospitales que se han publicado en la Revista de Comunicación y Salud. Además, es muy útil esta presentación de Joan Carles March sobre comunicación interna: