viernes, 25 de mayo de 2018

Fin de semana


¿Recuerdas el famoso efecto fin de semana? Este efecto se basa en multitud de estudios que demuestran el riesgo para los pacientes cuando son ingresados o atendidos en urgencias durante el fin de semana, como resume este artículo breve publicado por The Lancet. Este efecto ya se observó a finales de los setenta, concretamente en mortalidad neonatal en hospitales de Arkansas, Australia e Inglaterra y Gales. Sin embargo, en los últimos años se ha observado un efecto similar en multitud de centros sanitarios y para pacientes adultos (este artículo de 2012 es un buen ejemplo).

Pues ahora resulta que se acaba de publicar un artículo que da una vuelta de tuerca más al tema del efecto fin de semana. Su título es "People’s experiences of hospital care on the weekend: secondary analysis of data from two national patient surveys" y lo publica la revista BMJ Quality and Safety. La diferencia con otros estudios es que se centra en la experiencia del paciente atendido en fin de semana.

Curiosamente, la experiencia de los pacientes atendidos en fin de semana es algo mejor en relación al trato del profesional y a los cuidados y tratamiento recibido frente a la experiencia de los pacientes atendidos en el resto de días. Es decir, la calidad en términos de experiencia del paciente de los cuidados de fin de semana no es peor que en los ingresos de lunes a viernes (existen otros componentes de la calidad que si podrían ser peores, como la seguridad o la efectividad clínica). ¿Existe un efecto fin de semana al revés del habitual?