jueves, 3 de mayo de 2018

Palabras de moda


Las palabras generan espacios y tendencias. Palabras que definen, que limitan, que están de moda o que pasan a estar en la lista de palabras prohibidas. Hay palabras que enfadan y otras que son casi un bálsamo, y en el mundo de la salud todas estas palabras forman parte del día a día.

Una investigadora estadounidense llamada Sarah Krüg decidió preguntar por las palabras de uso habitual que podrían ser ofensivas para los pacientes en un proyecto que bautizó como #WordsDoMatter. Su objetivo era detectar esas palabras que se han incorporado al vocabulario común del entorno sanitario sin darnos cuenta que pueden ser hirientes o malinterpretadas. El texto original ha sido publicado en el blog de la Society for Participatory Medicine. Aquí tenéis el TOP10 de palabras con algunos de los comentarios que ha recogido la autora en su investigación.

1. Patient engagement (compromiso con el paciente). 
Un paciente señaló que es muy paternalista, ya que si un día el paciente no quiere hacer el seguimiento de su enfermedad como hace habitualmente: ¿ya no está comprometido?

2. Patient journey (viaje del paciente).
El exceso de técnicas de rediseño de procesos basada en el mapeo ha motivado que se incluya esa terminología en el ámbito sanitario. Un paciente dijo, algo enfadado, que su esclerosis múltiple no era precisamente un viaje.

3. Patient-centric (centrado en el paciente).
Si este término se ha puesto de moda ahora, ¿cual era el centro de la asistencia hace unos años?

4. Co-create (cocrear).
¿Una terminología demasiado compleja para hablar de colaborar y trabajar juntos? En una reunión se escuchó este comentario: "We would never use the word co-create with our patients. Let’s co-create! What does that even mean? It almost sounds like procreate."

5. Compliance and adherence (cumplimiento y adherencia)
Promover la autonomía del paciente y asociarla a términos tan asociados a la pasividad y la obediencia como estos no parece tener mucho sentido.

6. Survivor (superviviente).
Ser superviviente implica recordar cada día la enfermedad que se superó, ¿es necesario?

7. Fight (lucha).
Ya hemos hablado en ocasiones de las metáforas bélicas en el ámbito de la enfermedad. ¿Acaso una persona que fracasa con su enfermedad es un perdedor?

8. Caregiver (cuidador)
En este caso, quizás el original en inglés pueda generar más confusión. Como dijo una cuidadora: "I don't see myself as a GIVER of care."

9. Shared decision making (toma de decisiones compartida)
El ejemplo que incluye la autora en el post original habla de decisiones en el ámbito de un seguro privado. Sin embargo, tiene razón cuando dice que las decisiones más importantes no se comparten: las toma (o debe hacerlo) el paciente.

10. Negative (negativo).
Un resultado negativo suele asociarse a un resultado normal en una prueba o similar, ¿puede confundir al paciente el uso de un término como ese?

¿Podemos extrapolar esta lista de palabras a nuestro entorno? ¿Nos estamos pasando con las palabras de moda? Y por cierto, ¿dónde está el empowerment? 

1 comentario:

  1. Miguel Ángel, qué cierto que tenemos que tener cuidado con las palabras porque las creamos nosotros como técnicos, no los pacientes

    ResponderEliminar

Cuando escribas y envíes un comentario en Saludconcosas, estás aceptando la política de privacidad del blog. Si dejas tu email o tu usuario de alguna red social, puedes estar tranquil@ porque no vamos a usar tus datos para enviarte spam o para suscribirte a nuestra lista de correo. Si lo prefieres, puedes enviar el comentario sin poner tu nombre completo y sin tu email (en perfil selecciona anónimo) y así no hay problema con tus datos.
Gracias :)