martes, 30 de octubre de 2018

El día del checklist


El 30 de octubre de 1935 ocurrió algo importante en el mundo de la aviación y la seguridad. Ese día se presentaba un nuevo modelo de Boeing, el 299, para ser el nuevo bombardero de las fuerzas aereas estadounidenses. Pero todo salió mal y el avión se estrelló a los pocos minutos del despegue. El accidente se debió a un error humano ya que el piloto olvidó accionar una palanca. Uno de los comentarios fue que se trataba de un avión muy complejo de pilotar dado que había muchas tareas para realizar, y su número y orden superaban la memoria humana. Para evitar futuros accidentes provocados por olvidos, la empresa fabricante incluyó en sus aviones un listado de tareas a verificar antes del despegue. 

De esta forma, las 47 tareas sencillas que piloto y copiloto debían realizar antes del despegue no dependían exclusivamente de su memoria. Además eran unas tareas muy estandarizadas que siempre debían llevarse a cabo en todos los aviones. La historia completa podéis leerla en esta entrada del blog La bitácora de cirugía vascular.

Posteriormente alguien decidió copiar esta idea y llevarla al mundo sanitario. Uno de los autores que más ha difundido esta herramienta es Atul Gawande, tanto con artículos como este del año 2007 publicado en The New Yorker, como con su libro El efecto checklist. Y empezaron los checklist y las listas, y casi nos inundaron. Los beneficios de su uso son enormes, pero todo tiene una doble cara.

Ya hemos dicho que estamos rodeados de listas y en ocasiones esto tiene sus riesgos. Algunos autores han advertido sobre los problemas relativos a la utilidad de los checklist y su uso excesivo que pueden servir de reflexión, como el artículo "Reality check for checklists" o "The checklist conundrum". Dicho exceso de listas está provocando la llamada "fatiga de la lista de comprobación" o "checklist fatigue", que puede transformar la utilidad de estas herramientas en un riesgo para el desempeño profesional. Este breve artículo sobre esta fatiga propone, entre otras medidas, reducir las listas y conseguir listas más "inteligentes" y adaptadas a su uso y utilidad real.

Pero de una forma u otra, los checklist han supuesto una mejora muy importante en el entorno de la calidad y la seguridad del paciente. A veces los accidentes generan grandes ideas. Y por todo ello, algunas webs afirman que el 30 de octubre es el día del checklist.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuando escribas y envíes un comentario en Saludconcosas, estás aceptando la política de privacidad del blog. Si dejas tu email o tu usuario de alguna red social, puedes estar tranquil@ porque no vamos a usar tus datos para enviarte spam o para suscribirte a nuestra lista de correo. Si lo prefieres, puedes enviar el comentario sin poner tu nombre completo y sin tu email (en perfil selecciona anónimo) y así no hay problema con tus datos.
Gracias :)