martes, 23 de octubre de 2018

La cuarta meta


Es de sobra conocido el famoso modelo de la triple meta (creado en el año 2008 por el equipo del Institute for Healthcare Improvement)) y centrado en un triple objetivo para el entorno sanitario: mejora de la salud poblacional, mejora de la experiencia del paciente y reducción de costes. Sin embargo, en los últimos años algunas voces han propuesto incluir una meta adicional para encontrar la cuadratura del círculo: la satisfacción o el bienestar laboral de los profesionales.

El origen de esta propuesta es el artículo "From Triple to Quadruple Aim: Care of the Patient Requires Care of the Provider", un texto del año 2014, firmado por Thomas Bodenheimer y Christine Sinsky, en el que señalan que la satisfacción del profesional es un requisito esencial para conseguir las otras tres metas (salud, experiencia y reducción de costes). Y no les falta razón... Además, en 2015 se publicó esta entrada del blog Gestión Clínica Varela en la que reflexionan precisamente sobre el papel de esta nueva meta.

Es cierto que el propio IHI, los creadores del modelo original, han reflexionado sobre la necesidad (o no) de añadir una cuarta meta. La propuesta con más apoyos externos (no del IHI) pasa por incluir la satisfacción del profesional, pero hay otras propuestas para esa cuarta meta como la equidad. El IHI argumenta que todas estas ideas son compatibles con la triple meta original, pero alerta ante el riesgo de perder el foco por incluir nuevos objetivos, sobre todo cuando las 3 metas originales aún no se han conseguido en todos los sistemas de salud. 

Tal y como cuentan en el blog de CMAJ (Canadian Medical Association Journal), esta cuarta meta puede complementar y ayudar a conseguir las otras tres metas (. Además, este cambio permite incluir al profesional en esa ecuación que propone el modelo de la triple meta. Hay opiniones para todos, pero ¿es realmente importante incorporar ese bienestar o satisfacción del profesional a este modelo? ¿O quizás en un entorno en el que el paciente debe ser el centro, incorporar al profesional pueda confundir los objetivos?


3 comentarios:

  1. Son ninguna duda, habría que incluirlo. En mi caso, observé una correlación entre la prevención de riesgos psicosociales entre el personal sanitario de una residencia de ancianos y el número de incidencias de trato inadecuado o no respetuoso con los residentes. Si no cuidas a los que cuidan, ellos solo pueden defenderse, no pueden cuidar. Así que si, imprescincible.

    ResponderEliminar
  2. Lo que no entiendo es cómo no estaba desde el principio

    ResponderEliminar

Cuando escribas y envíes un comentario en Saludconcosas, estás aceptando la política de privacidad del blog. Si dejas tu email o tu usuario de alguna red social, puedes estar tranquil@ porque no vamos a usar tus datos para enviarte spam o para suscribirte a nuestra lista de correo. Si lo prefieres, puedes enviar el comentario sin poner tu nombre completo y sin tu email (en perfil selecciona anónimo) y así no hay problema con tus datos.
Gracias :)